Cargando...

Fútbol > ESPAÑA

Suárez volvió con una asistencia y Ronald Araújo se comió la cancha

El salteño regresó luego de 154 días, le dio un pase de gol a Messi, marró uno al final y se mostró veloz con y sin pelota en los 36 minutos que jugó; en tanto, el juvenil zaguero disputó los 90 minutos y alternó muy bien

Tiempo de lectura: -'

13 de junio de 2020 a las 19:48

Pasaron 154 días desde aquel ya lejano 9 de enero cuando había jugado su último partido con Barcelona por la Supercopa Española ante Atlético de Madrid.

Luego de ello, se sometió a una intervención quirúrgica en el menisco de su rodilla derecha y cuando todos esperaban que en poco más de un mes pudiera volver a las canchas, el médico que lo operó explicó que le hicieron una operación especial para que no le volviera a suceder, por lo que iba a demorar cuatro meses en retornar. Demoró cinco, pero porque el fútbol estuvo parado en España debido a la pandemia mundial por el coronavirus.

Pero Luis Suárez, de él se escribe, iba a perderse todo el resto de la temporada, 28 partidos. Sin embargo, el tema de la pandemia lo ayudó a no perderse tantos encuentros y solo se perdió 12 para ponerse al día junto al resto de sus compañeros.

Por eso el de este sábado en Mallorca no era un encuentro más para el salteño. Ni el técnico Quique Setién lo conocía bien, ya que cuando se hizo cargo del equipo en lugar de Ernesto Valverde, el entrenador anterior, fue justo cuando el uruguayo fue operado.

Suárez debió esperar con un tapabocas el primer tiempo en el banco de suplentes. Vio como terminaba 2-0.

Pero a los 56 minutos, Quique Setién le dio cabida y después de cinco meses, El Pistolero volvió a las canchas. Una vez más.

En solo 3 minutos en cancha, llegó un centro rasante de Lionel Messi y le erró al tacazo. Hubiera sido un golazo. Detrás suyo, apareció el otro uruguayo, Ronald Araújo, y su remate dio en el palo. Hubiese sido el primer gol del juvenil de Barcelona B con el plantel principal.

Durante los primeros instantes en la cancha, se notó claramente cómo Messi lo buscaba constantemente. Es que su amigo hubiera deseado que Suárez hubiese convertido un gol, que su idilio con la red siguiera intacto luego de tanto tiempo. Pero esta vez no se le dio.

El salteño se mostró participativo e incluso veloz por momentos, como cuando aprovechó un contragolpe y le ganó a los dos centrales para meterse en el área con pelota dominada y en carrera. Erraba una situación increíble, pero el árbitro anuló todo por fuera de juego.

Su mejor aporte, como cada vez que vuelve, fue una asistencia para el gol de Lionel Messi en el segundo minuto de adición: 4-0.

Es que es así. La historia lo cuenta. Cada vez que Suárez vuelve de un buen tiempo sin jugar, ya sea en Barcelona o en la selección nacional, o convierte un gol o dos, o brinda alguna asistencia. Y esta vez, tampoco falló.

Tan solo 2 minutos después, a los 90+4', le llegó un balón y quedó cara a cara contra el arquero de Mallorca, Reina, le contuvo lo que hubiera sido su gol.

Volvió Suárez y con él, terminó la espera. Claro que no pudieron faltar sus clásicas protestas al árbitro como lo mostró en dos oportunidades en las que según él, no vio un par de faltas a su favor.

El salteño tuvo su regreso y espera seguir consiguiendo timming con el paso de los partidos. La clase está intacta.

Muy buen partido de Araújo

Por segunda vez en la historia reciente, Barcelona contó con dos uruguayos en la cancha.

Es que el juvenil de Barcelona B, Ronald Araújo, no solo fue titular en la zaga junto a Gerard Piqué, sino que pese a que la nueva reglamentación indica que se pueden hacer cinco variantes, permaneció durante los 90 minutos y como se informó, estuvo a punto de convertir un gol que el palo le negó.

No es la primera vez que Araújo y Suárez jugaron juntos. Estos dos uruguayos ya habían estado en la goleada por 4-0 ante Sevilla el 6 de octubre del año pasado por la fecha 8 de esta misma Liga Española.

El zaguero jugó un muy buen partido, quitando muchos balones desde el fondo y distribuyéndolo de primera, al mejor estilo de su equipo.

En ningún momento se mostró nervioso y se amparó en la experiencia de Piqué o del mismo Jordi Alba quien jugó con él por el andarivel izquierdo.

Araújo aprovechó la lesión del francés Samuel Umtiti para jugar como titular y no solo no desentonó, sino que jugó un muy buen partido, demostrándole al técnico Quique Setién que puede estar a la orden cuando él lo desee en un futuro.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...