Nacional > Fronteras

Uno de cada diez inmigrantes que llegó a Uruguay entre 2015 y 2017 acudió al Mides

La enorme mayoría pide asesoramiento para realizar los trámites de residencia

Tiempo de lectura: -'

11 de julio de 2018 a las 05:00


Que los traen para votar. O que vienen a vivir de los planes sociales del gobierno. El aumento de la llegada de inmigrantes a Uruguay en los últimos años también aumentó la circulación de rumores y mitos sobre su situación en el país y una encuesta señaló que el 32% de los uruguayos cree que la llegada de los migrantes es negativa. En 2017 la Cancillería registró un récord de solicitudes para tramitar la residencia y en las calles de Montevideo se escuchan acentos que hasta hace poco eran atípicos.

Entre 2015 y 2017 alrededor de 33.000 extranjeros solicitaron la residencia para vivir en Uruguay y un 10% (3.343) acudió al Mides para pedir algún tipo de asesoramiento o ayuda, según datos proporcionados por la cartera a El Observador. Si bien el Mides no tiene sistematizado el dato de cuántos de esos reciben algún plan de asistencia social aclararon que la "enorme mayoría" acude solo para ser asesorado con los trámites.

Argentina ocupa, con distancia, el primer lugar entre los orígenes de las personas que acuden al Mides una vez que llegan a Montevideo. Casi 1.000 argentinos llegaron al país desde 2015 a la actualidad y pidieron asesoramiento del Mides pero el número viene en caída. En 2015 fueron 336, en 2016 descendió a 308 y en 2017 fueron 267. En lo que va de 2018 fueron 81.


En segundo lugar aparece Cuba. Si bien la cantidad de cubanos que llegó al país y acudió el Mides es casi la mitad que los argentinos (553), el número viene en ascenso. En 2015 fueron apenas 8 y en 2016 47. En 2017 saltó a 254 y en los primeros seis meses de este año ya van 244 cubanos que consultaron al gobierno a través de esa cartera.

Perú aparece como el tercer país de origen de los inmigrantes que consultaron al ministerio. Fueron 477 peruanos desde 2015 a la actualidad y el número se mantiene estable en los últimos tres años. República Dominicana (362) y Venezuela (331) son los dos siguientes en la lista y también van en aumento aunque el salto es menor respecto a Cuba. Brasil aparece sexto con 315 personas en los últimos tres años y medio.

En total, personas de más de 50 lugares acudieron a la cartera de Desarrollo Social. Mientras Argentina encabeza el ranking de las consultas en el otro extremo figuran Dinamarca, Congo, Ghana, Hungría, Israel, Palestina, Puerto Rico, República Checa, República del Congo y Sudáfrica, con una consulta en los últimos tres años y medio.


Si se compara el número de inmigrantes que llegaron al país con los que acudieron al Mides hay algunos datos que llaman la atención. En 2017 llegaron más venezolanos que de cualquier otra nacionalidad. Sin embargo, los venezolanos aparecen terceros entre los que consultaron al Mides por detrás de Argentina y Cuba. En 2017 unos 3.248 venezolanos tramitaron la residencia y apenas 165 (5%) hicieron consultas en el Mides.

Los ciudadanos de la vecina orilla son los segundos en tramitar residencias y los primeros entre los que consultan al Mides. El año pasado 2.184 argentinos hicieron los trámites para quedarse y al Mides acudieron 287 (13%). Los cubanos son los terceros entre todos los que llegaron al país. De todas formas, las consultas no son necesariamente el año que ingresan a Uruguay.

¿Qué les ofrece el Mides?

La mayoría de los inmigrantes que asisten al Mides realizan consultas vinculadas a trámites de documentación y piden un asesoramiento para la instalación definitiva en el país, según explicó a El Observador el director nacional de promoción sociocultural, Federico Graña.

"Es bueno señalar que muchas de estas personas carecen de redes vinculares, desconocen la normativa nacional y necesitan un acompañamiento o espacio de escucha para iniciar esta nueva etapa de sus vidas", dijo Graña.

El Mides tiene un departamento de Identidad y Migrantes que los asesora sobre cuáles son los requisitos para acceder a la documentación. De todas formas, la Constitución de la República no diferencia entre habitantes y ciudadanos por lo que las personas inmigrantes tienen derecho a las prestaciones sociales existentes "siempre y cuando" cumplan con los requerimientos de cada prestación.

Es decir, si una familia comienza a mandar a los niños a la escuela y, por ingresos les corresponde la asignación familiar, el Banco de Previsión Social les otorga esta prestación.

Situación de vulnerabilidad

Desde abril, el gobierno inicia automáticamente el proceso para brindarles la "residencia definitiva" a todos los ciudadanos extranjeros que viven en el país sin documento uruguayo y en una "especial situación de vulnerabilidad", según el decreto del Poder Ejecutivo publicado en la web de Presidencia.

El gobierno entiende la "especial situación de vulnerabilidad" como aquella condición en la cual la persona "no cuenta con recursos apropiados y efectivos para obtener su regularidad migratoria, y que la misma amenace o menoscabe el acceso a derechos fundamentales para tener una vida digna", afirma el texto de la norma.

El decreto busca dar respuesta a la situación de inmigrantes que tienen inconvenientes para normalizar su vida en el país. En un encuentro con autoridades de gobierno y representantes de la sociedad civil que se realizó en abril, inmigrantes denunciaron demoras y dificultades para acceder con rapidez al documento de identidad.

El procedimiento para obtener la residencia definitiva se inicia en el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) que, previa evaluación de riesgo, efectúa un diagnóstico e informe respecto a la condición de la persona. El Mides realiza una primera valoración de la situación a fin de clarificar si la persona puede quedar amparada en el decreto y si corresponde coordinar el inicio del recorrido institucional que la persona deba realizar.

Comentarios