Cargando...
Ignacio Alonso, presidente de la AUF

Selección > ENTREVISTA A IGNACIO ALONSO

Ignacio Alonso: "Queremos tener un Mundial destacado; ¿a quién no le gustaría ser campeón del mundo?"

En una charla con Referí, el presidente de la AUF analizó lo que vivió desde el 19 de noviembre con la salida de Tabárez hasta la clasificación a Catar 2022 del pasado jueves

Tiempo de lectura: -'

27 de marzo de 2022 a las 05:04

Con disfonía indisimulable y disfrutando el momento que le toca vivir como presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) después de la clasificación al Mundial, Ignacio Alonso analizó con Referí el camino que recorrieron para llegar a Catar 2022 y lo que implica este escenario para el fútbol uruguayo.

“Hoy estamos viviendo días de felicidad. Esa es la definición. Estamos felices de haber podido concretar la clasificación a la Copa del Mundo después de verla compleja durante un tiempo y de haber tenido que navegar en aguas turbulentas. Es un sentimiento compartido por todos los compañeros del consejo ejecutivo, por toda la Asociación y por toda la estructura que rodea a la selección que, en general, vivimos de forma muy reservada pero también muy sentida por la forma en que se desarrollaron los últimos tres meses. Hoy estamos viviendo un sueño”, comenzó explicando.

Ignacio Alonso, presidente de la AUF

En algún momento después de aquel 19 de noviembre en el que oficializaron la salida de Tabárez, ¿dudó sobre el paso que dieron con el entrenador histórico de la selección?

Nunca. Nunca. Lo hicimos convencidos y lo defendemos hoy, y lo defenderíamos de la misma forma si los resultados no se hubieran alcanzado. Para definirlo de alguna manera: veíamos que en noviembre estábamos en una cruz de camino o en una bifurcación, en la que teníamos que elegir por un sendero o por otro. De pronto los dos caminos nos podían llevaban al mismo destino. Eso nunca lo sabremos. Entendíamos que el camino que tomamos tenía una probabilidad más alta que el anterior. No quiero decir con esto que por el otro no se podía llegar. Por esa razón, lo que destacamos desde siempre fue que la base de todo esto estuvo en el trabajo del cuerpo técnico que estuvo hasta el 17 de noviembre. Estructuralmente no tenemos ningún tipo de dudas respecto a lo que hicieron, y también en el trabajo de las Eliminatorias, que fue muy compleja por las circunstancias conocidas: se empezó más tarde, se interrumpió la competencia, hubo que cambiar el fixutre, hubo fechas triples y el clasificatorio se interrumpió con una Copa América en el medio.

Ignacio Alonso, presidente de la AUF

¿Habló con Tabárez?

Sí. Le envié un mensaje después del partido del jueves. El Maestro es parte fundamental de todo esto. Desde el punto de vista conceptual, filosófico y estructural, el cuerpo técnico de Tabárez marcó un antes y un después y la base sobre la cual se sigue edificando el fútbol uruguayo en sus selecciones nacionales está marcada por eso.

¿Cambiar a Tabárez fue la decisión más difícil que tuvo que adoptar como presidente de la AUF?

Fue una decisión difícil. Hubo otras complicadas, pero esta fue muy difícil. También fue una decisión natural porque hay un concepto, que no me canso de repetir, que le incorporamos al análisis la vivencia normal de un equipo de fútbol que cuestiona las continuidades de los cuerpos técnicos en función de lo que uno ve, analiza y proyecta. No hicimos otra cosa entre todos los compañeros que no fuera eso.

Diego e Ignacio Alonso en la presentación del nuevo entrenador, en enero

¿Puede comentar cómo fue la primera charla con Diego Alonso?

Ocurrió en los primeros días de diciembre, por Zoom porque estaba en Madrid, y fue muy buena. La primera la tuve solo con él. Luego se incorporó Matías Pérez y conversamos mucho. Tratamos de conocer cuál era el nivel de conocimiento sobre la realidad de la selección. Qué tanto conocía, que tanto la había estudiado, qué podía diagnosticar como uno de los candidatos a dirigir a la selección y qué podía ofrecer como alternativa para enfrentar lo inmediato. No había otra cosa que nos interesara en ese momento que lo inmediato.

Diego e Ignacio Alonso en la presentación del nuevo entrenador, en enero

¿Qué fue lo que más le sorprendió del entrenador?

El conocimiento, el radar sobre los futbolistas que tenía fuera de los convocados y el conocimiento de los rivales.

¿Habló de Pellistri, por ejemplo?

Habló de una cantidad de lugares en donde entendía que había alternativas para ampliar el radar y reforzar posiciones que entendía que se podían mejorar. Nos encontramos con una persona estudiosa, que se había empezado a preparar desde tiempo atrás para una eventualidad como la que tuvo que enfrentar en un momento en la selección. También nos encontramos con los otros entrenadores, que entrevistamos, con un nivel profesional altísimo y con la convicción de que se podía llegar. En el análisis general nos terminamos inclinando por Diego y nos confirmó todo lo que veíamos.

¿Hubo algún elemento en particular que haya sido clave para que se decidieran por él?

Los tres entrenadores cubrían el perfil y tenían las condiciones para tomar la selección. Diego conformó un cuerpo técnico muy completo y mostró mucho conocimiento de lo que había que atender en forma inmediata. Nos pasó la planificación de todos los días de trabajo desde el 15 de diciembre hasta el 27 de enero, día del primer partido ante Paraguay. Conversamos con los compañeros en ese momento, cuando comenzamos a analizar la posibilidad de (Marcelo) Gallardo y teníamos algo claro, que, por más que nos tomáramos una cantidad de días para resolver el tema, sabíamos que iba a haber entrenadores que iban a estar estudiando esto como si fueran a tener la responsabilidad al otro día. Diego era uno de ellos y para nosotros, después del análisis, termina siendo el que reunió las condiciones. Teníamos 100% de confianza. Cumplió lo que dijo en las charlas previas.

Diego e Ignacio Alonso en la presentación del nuevo entrenador, en enero

¿El contrato de Alonso se extiende hasta el Mundial?

Sí.

¿Falta definir la situación del preparador físico Óscar Ortega?

El profe Ortega venía a la selección en función del conocimiento con Diego, sabiendo que es parte del cuerpo técnico de Atlético de Madrid y por eso hablamos con el club para pedir la autorización. Venía por cuarto partidos.

¿Y ahora?

Termina todo el martes y luego nos sentaremos a hablar, con la convicción de que hubo una comunión muy linda entre todas las partes que formamos todo esto: cuerpo técnico, jugadores, funcionarios y dirigentes. Alineamos el barco hacia el objetivo y pusimos rumbo hacia ello. Además sumamos la figura del director deportivo con Jorge Giordano que a todo esto le da una organización, una perspectiva y un análisis meticuloso al que ya le estamos sacando jugo y nos permite planificar de otra manera.

Matías Pérez e Ignacio Alonso recibieron a Diego Alonso el día que llegó al aeropuerto de Carrasco en enero

¿Qué le dijo al entrenador después de la clasificación en el vestuario del Estadio Centenario?

Le agradecí por lo que hizo. Luego, nos miramos a la cara y dijimos, “esto sigue”, porque el Mundial no es para ir a pasear. Cumplimos una meta y ahora tenemos que trabajar para la siguiente.

¿Cuál es la siguiente meta?

Llegar al Mundial con la mejor preparación. Tenemos ocho meses para planificar. Están por delante la fecha de junio, setiembre, la preparación previo al torneo y todo el trabajo que el entrenador hace a distancia, que aprovechó muy bien cuando no tuvo tiempo para trabajar en la cancha, apelando a los trabajos en formato de videos y charla.

¿Hablaron de objetivos para el Mundial?

No, pero nosotros siempre vamos a ganar. No vamos al Mundial a pasear. Queremos tener un Mundial destacado.

¿Ser campeones?

Naturalmente uno sueña con lo máximo. ¿A quién no le gustaría ser campeón del mundo? Lo cierto es que las selecciones sudamericanas y la uruguaya, en particular, tienen que fijarse objetivos altos y nosotros, más allá que estamos en un ciclo de cuatro clasificaciones consecutivas a los mundiales, existe una pasta ganadora de jugar y dar todo. Sin decir explícitamente las cosas uno puede pensar que lo que lograron en el pasado, superando etapas y compitiendo al máximo nivel, tendría que estar presente en esta Copa del Mundo.

Ignacio Alonso, presidente de la AUF

¿Se emocionó con lo que vivieron el jueves los jugadores históricos y el público?

Sí. Los jugadores históricos son un activo deportivo inconmensurable de este país. Se trata de figuras a las que la historia tiene que darles el lugar que realmente les corresponde. Ellos, a pesar de que están en una etapa distinta a  la que estuvieron hace cuatro, cinco o 10 años, le dieron a este grupo y a la selección otra faceta de su personalidad, de su entrega, de transmitir cosas, y terminaron siendo claves para esto. El ejemplo de los futbolistas grandes y referentes estuvo y fue clave para la clasificación.

Los jóvenes incorporaron esas costumbres y hábitos, ¿verdad?

Sin dudas. Se nutren de lo que fue todo esto, de los valores, de la adhesión a la selección que fue uno de los ingredientes claves en estos 15 años. Viendo y viviendo lo que estos futbolistas referentes transmiten, nos aseguran continuar con la llama prendida.

¿Qué implica estar dentro de un Mundial?

Para el fútbol uruguayo es seguir estando en la elite, dentro del cuadro principal del fútbol Mundial, a donde no es tan fácil llegar. Donde muchas selecciones importantes intentan y no pueden, como vimos con Italia. Para nosotros termina siendo un logro muy grande que se refleja en el valor de los equipos, en las posibilidades de trabajo de los 900 futbolistas profesionales que tiene Uruguay a los que se les abren puertas, también a los entrenadores, y revitaliza nuestra estructura local.

También genera un ingreso económico muy importante.

Se genera un ingreso importante, pero no le mueve la aguja a la estructura. Lo que sí promueve son recursos frescos para poder encarar proyectos y distribuir de acuerdo a reglamentos. Permite seguir financiando torneos juveniles, mejorando infraestructura. Sin que sea un antes y un después, permite seguir alimentando con recursos al fútbol uruguayo.

Ignacio Alonso a la salida de Uruguay-Venezuela, en el Estadio Centenario en febrero

¿Cuándo nombran al entrenador de la sub 20?

Es aspiración designarlo entre el 15 y 20 de abril.

¿Los candidatos?

Tenemos un perfil de trabajo diario que no solo se limita a lo que son los días de semana en el entrenamiento sino también muchas salidas del Complejo, y vivir el mundo juvenil dentro de la AUF, estar cerca de los jugadores, estar cerca de la formación. El que se adapte a esos perfiles va a ser designado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...