Cargando...
La solidaridad, uno de los atributos de Rentistas.

Fútbol > EL ANÁLISIS

A Rentistas no le tenían fe, pero sacó a relucir su casta y eliminó a Liverpool, el gran candidato

Rentistas terminó último en el Clausura, 24 puntos abajo del campeón que fue Liverpool, llegó a la semifinal para cumplir según la cátedra, pero dio el gran batacazo, y ahora va por el Uruguayo ante Nacional

Tiempo de lectura: -'

01 de abril de 2021 a las 00:11

Jonathan Nicolás Rossi es el nombre de la victoria de Rentistas por penales frente a Liverpool en la semifinal del Campeonato Uruguayo 2020. En el golero de 22 años, que pasó de protagonista principal a héroe tras la lesión del titular Yonatan Irrazabal, se puede personificar el heroico triunfo que depositó al campeón del Apertura en la final del Campeonato Uruguayo frente a Nacional (campeón de la Tabla Anual) y en la Copa Libertadores, desplazando a Peñarol a la Copa Sudamericana. Pero el éxito del equipo de Alejandro Capuccio tiene muchas otras virtudes: la solidaridad, la voluntad, el apego táctico, el sufrimiento y también la calidad para extraer oro de una mina de carbón.

El festejo de los jugadores de Rentistas.

Después de ganar el Apertura, venciendo a Nacional en la final, sufrió una importante sangría de jugadores que lo llevaron a terminar último en el Clausura. Sí, último, con apenas 10 puntos, 24 menos que el campeón que fue Liverpool. Por eso el negriazul llegó a la semifinal que se disputó este miércoles en el Estadio Centenario con todas las de ganar.

El equipo de Marcelo Méndez desarrolló un juego abrumador en la última parte de la temporada, con futbolistas de enorme valor, como el goleador del año Juan Ignacio Ramírez, la calidad de Hernán Figueredo, la velocidad de sus laterales Federico Pereira y Camilo Cándido... En fin, un equipo que marcó 34 goles, contra otro que apenas hizo 12. Todo apuntaba a que el conjunto de Belvedere sería el rival de Nacional el domingo y miércoles próximos.

Así quedó establecido también en la cancha, desde que empezó el encuentro. Después de los primeros minutos de estudio, Liverpool comenzó a manejar la pelota. Cada uno con sus armas. Rentistas, conocedor de sus limitaciones, se atrincheró. Y esperó, con dos líneas de cuatro que trataron de desestimular el toque de balón de su rival. De todas formas, las oportunidades más claras durante los primeros 45 minutos fueron de Liverpool. Malrechauffe le tapó el gol a Ramírez quien ya había dejado por el camino al golero Rossi y después Federico Pereira y Alan Medina probaron la resistencia del travesaño. Aguantó bien los pelotazos.

Antes de que terminara la primera parte, el árbitro Andrés Matonte expulsó al zaguero de Rentistas Guillermo Fratta por una falta contra Fabricio Díaz. En primera instancia no sancionó nada el árbitro, pero tras el llamado del VAR, desenfundó la tarjeta roja. Desde afuera y aún observando la repetición televisiva, pareció una decisión exagerada. Una determinación que condicionó aún más el fútbol de Rentistas.

Liverpool continuó con el control de la pelota en la segunda parte y encontró el tesoro cuando transcurrían 78 minutos. Una suerte de sacrificio y casualidad. El zaguero Franco Romero disputó y le ganó la pelota a Matías Abero, la metió al medio y rebotó en el volante Ramiro Cristóbal, desviándose hacia el fondo del arco. Rossi, que aún no se imaginaba el final de la película, no la alcanzó.

Cappuccio reaccionó de inmediato y mandó dos delanteros a la cancha. La liga también es parte del juego y ambos recambios le dieron un giro a la historia. Salomón Rodríguez bajó un centro de cabeza y Franco Pérez le pegó con el alma para meterla contra un caño de Lentinelly. Gol de Rentistas y empate cuando faltaban seis minutos para los 90.

El cansancio de las piernas nubló las mentes. Liverpool intentó sin salirse del libreto, tocando, lanzando pelotazos cuando le ganó la impotencia, y Rentistas se hizo fuerte en la adversidad, con Malrechauffe sacando todo, con Rossi empezando a vestirse de héroe -fue tremendo el remate que le sacó a Gonzalo Bueno en el alargue-, con Rodales acalambrado y con ganas de ganarlo antes de los penales, que oportunidades tuvo.

Uno de los penales atajados por Rossi.

La definición empezó torcida para Rentistas porque Lentinelly le atajó el segundo penal a Villalba, pero lo de Rossi resultó clave: desvió los disparos de Agustín Ocampo, Camilo Cándido y Cristian Almeida. Contra eso, es imposible. Rentistas ganó 3-2 desde el punto penal y jugará por el título del Uruguayo frente a Nacional. Para muchos será injusto, pero el fútbol se juega en la cancha. Ahí, en ese mundo de césped, Liverpool no pudo desarrollar el juego que lo jerarquizó durante el Clausura -ni aún con un hombre más que su rival- y Rentistas, pese a todas las adversidades, se paró fuerte y ahora enfrentará nuevamente a Nacional. Mano a mano.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...