Cargando...
Efectivos que detuvieron a De Vargas portaban cámaras corporales

Nacional > filmaciones

Caso Humberto de Vargas: policías recopilan videos de las GoPro para que fiscalía investigue si hubo agravio a la autoridad

La fiscalía podrá investigar si hubo desacato y agravio a la autoridad policial; los efectivos, que ahora preparan las imágenes del hecho, llevaban GoPro corporales durante el operativo

Tiempo de lectura: -'

14 de julio de 2022 a las 17:24

Los policías que detuvieron al comunicador Humberto de Vargas mientras manejaba alcoholizado por avenida Italia la madrugada del lunes, ingresarán al sistema las imágenes de lo ocurrido esa noche, incluido el traslado a la seccional policial donde el hombre no cesó los insultos.

Entre tres y cuatro policías de la Seccional 14 de Punta Gorda analizan las filmaciones de las cámaras GoPro que llevaban los efectivos durante el operativo, y las cargarán en el Sistema de Gestión de Seguridad Pública (SGSP) para que quede a vista de la fiscalía, que luego podrá investigar si De Vargas cometió delitos de agravio a la autoridad policial y desacato. Ese material será subido en unas 48 horas, según dijeron fuentes policiales a El Observador este jueves.

Esa tarea de visualizar las imágenes y editarlas comenzó pocas horas después de ocurrida la detención. Demanda tiempo porque significa ubicar los momentos en una grabación que fue extensa. Los policías están recolectando la evidencia. Según informó El Observador este martes, el conductor intentó escapar y cuando los efectivos lo detuvieron, escupió, amenazó e invitó a pelear a los trabajadores

La fiscalía fue notificada del operativo luego de que la policía cargara en el sistema el caso en general, aunque no aportó las imágenes que ahora se están procesando. Fuentes de fiscalía confirmaron a la tarde que la denuncia está en el sistema y que ya la tiene bajo investigación la Fiscalía de Flagrancia de 16° turno, Angelita Romano.

Si hubo una detención, la policía no puede tener el caso sin notificar, más allá de cuatro horas (previsto en la Ley de Urgente Consideración). La mañana de este jueves, la fiscalía y la propia Romano habían dicho a El Observador que no tenían novedad de la denuncia.

La notificación a fiscalía

Cada una de las denuncias por delitos, denuncias particulares, faltas o desórdenes, la policía las ingresa al Sistema de Gestión de Seguridad Pública (SGSP), al que tiene acceso también la fiscalía, y desde donde analiza las denuncias que los efectivos marcaron para ese fin.

La novedad se ingresa con un número de denuncia, y si corresponde, un número de Noticia Única Criminal (NUC). La policía puede informar a la fiscalía mediante este sistema, o también un efectivo puede informar directamente al fiscal que se encuentre de turno al momento del delito, asignado para esa zona en que ocurrió determinado hecho. Ya sea para que el fiscal vaya al lugar, o para que ordene recoger alguna pericia que puede ser de interés para la investigación. Allí el fiscal empieza a encabezar la investigación, con apoyo policial.

Son las dos vías que el Ministerio del Interior puede dar cuenta a la fiscalía, para que investigue.

En el primer caso, la Dirección de Depuración, Priorización y Asignación (DPA) de la fiscalía asignará el caso al fiscal que crea conveniente. En el segundo caso, el fiscal se autoasigna el caso cuando recibe la llamada policial, y es un caso que corresponde a su zona cuando él está de turno.

Los delitos

El agravio a la autoridad policial puede ser castigado con una pena de tres a 18 meses de prisión, según prevé la ley 19.889 que indica: será quien "obstaculice, agravie, atente, arroje objetos, amenace o insulte a la autoridad policial en ejercicio de sus funciones o con motivo de estas".

El desacato, en tanto, está previsto en el artículo 173 del Código Penal. "Se comete desacato menoscabando la autoridad de los funcionarios públicos de alguna de las siguientes maneras: 1) Por medio de ofensas reales ejecutadas en presencia del funcionario o en el lugar en que éste ejerciera sus funciones. 2) Por medio de la desobediencia abierta al mandato legítimo de un funcionario público. El delito se castiga con tres a dieciocho meses de prisión. Nadie será castigado por manifestar su discrepancia con el mandato de la autoridad. Cuando se incumpliera una medida cautelar impuesta judicialmente en procesos de protección ante la violencia basada en género, doméstica o sexual el delito se castiga con tres meses de prisión a dos años de penitenciaría".

Manejar alcoholizado, en tanto, es un delito previsto en la ley de faltas. La sanción consta de dos partes, la económica (15 UR) y la suspensión de conducir todo tipo de vehículos. La suspensión depende de la concentración de alcohol registrada y si es reincidente. En caso de registrar una concentración superior a 1,2 gramos de alcohol por litro de sangre –como en el caso de De Vargas, con 2,6– se derivan las actuaciones al Tribunal de Faltas para que considere la sanción adicional (en general es trabajo comunitario por el plazo que se establezca).

El caso

En la madrugada de este lunes, un patrullero que salía de una estación de servicio, en avenida Italia y Caldas, notó que un vehículo con la rueda delantera izquierda reventada, realizaba maniobras en zig zag y a una velocidad alta. De esta manera, los efectivos intentaron que descienda la velocidad para tratar de identificarlo.  

Una vez que la policía se acercó al vehículo y lo notificó con un cambio de luces, el conductor aumentó la velocidad. Mientras escapaba, le rompió el espejo izquierdo a otro auto.

Cuando finalmente los policías lograron detenerlo, le revisaron el vehículo y lo identificaron como Humberto Gerardo Vitureira Paz, conocido públicamente como Humberto de Vargas, de 59 años. La espirometría que le practicó la Policía de Tránsito fue positiva: 2,6 gramos de alcohol en sangre.

Cuando los efectivos le pidieron que se identifique, el conductor de canal 10 dijo que no iba a "aportar ningún dato" y pidió que llamen "al señor ministro del Interior". "No saben en el problema que se están metiendo. Esto no va quedar así, los voy a hacer dar de baja", amenazó De Vargas a los efectivos, según consta en el parte policial al que accedió El Observador.

De Vargas fue trasladado entonces al Centro de Constatación de Lesiones donde siguió comportándose con violencia. Así siguió en la cárcel de la seccional también, hasta que entró en razón.

El Juzgado de Faltas dispuso que se le otorgara la libertad y lo citó a audiencia para el próximo 21 de julio.

Trayectoria

Humberto de Vargas es uno de los comunicadores con mayor antigüedad en Canal 10, donde se desempeña desde 1982. Desde 2010 está al frente del programa de archivos Vivila otra vez, el único ciclo que conduce después de haber sido desvinculado del magazine matutino Arriba gente a comienzos de este año. En 2021 se encargó de poner su voz en las canciones de la película uruguaya La teoría de los vidrios rotos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...