Fútbol Internacional > CORONAVIRUS

El fútbol en Brasil: clubes obligados a jugar, un hospital en el Maracaná y, en julio, con hinchas

La segunda ciudad más afectada de Brasil, con más de 6.300 muertos por coronavirus, se prepara para el regreso del público a las canchas

La vuelta del fútbol en el Estadio Nilton Santos de Botafogo

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2020 a las 11:40

El Campeonato Carioca, el torneo regional del estado de Río de Janeiro, se convirtió el 18 de junio en la primera competición deportiva profesional de Sudamérica en volver a la actividad tras el parate causado por la pandemia de la covid-19, con un partido que disputaron el campeón de la Libertadores, Flamengo, donde es figura el uruguayo Giorgian De Arrascaeta, y Bangu, en el estadio de Maracaná.

El regreso del torneo estuvo marcado por la polémica, ya que dos de los cuatro mayores clubes de Río de Janeiro, Fluminense y Botafogo, cuya vuelta estaba prevista para el lunes 25 de junio, se oponían a retomar las actividades en plena pandemia y acudieron a la Justicia para no jugar al menos hasta el mes de julio.

No obstante, el Supremo Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) fijó para el pasado domingo 28 el regreso de ambos equipos, bajo protesta: Botafogo recibió a Cabofriense y Fluminense a Volta Redonda.

La vuelta del fútbol en el Estadio Nilton Santos de Botafogo

La Federación de Fútbol de Río de Janeiro (Ferj) determinó el regreso de la competición a pesar de que el estado es el segundo de Brasil más afectado por el covid-19, tras San Pablo.

Según el último boletín divulgado por la Secretaría regional de Salud, el virus dejó al menos 6.366 muertos y 55.286 casos positivos.  

Brasil es el país latinoamericano más afectado por el coronavirus, con 1.313.667 casos y 57.070 fallecidos, según datos recopilados este domingo por la AFP de fuentes oficiales.

Obligados a jugar

El presidente de Fluminense, Mario Bittencourt, denunció este domingo que su equipo "fue obligado a jugar sin ninguna seguridad" en el regreso del campeonato, poco antes que el club tricolor se enfrentara a Volta Redonda.

Jugadores de Botafogo con una pancarta en la vuelta del fútbol en Río de Janeiro

En un comunicado publicado en su perfil de Instagram, acompañado de una foto suya con un tapabocas con los colores y el escudo del club, Bittencourt afirmó que el "partido seguro es quedarse en casa" y que "el resto no tiene ningún sentido en este momento".

La publicación fue divulgada minutos antes de que Fluminense regresara a la competición para medirse a Volta Redonda, en partido del torneo regional de Río de Janeiro que terminó con victoria del Voltaço por 0-3 y que tuvo al uruguayo Michel Araújo, ex Racing, ingresando para los locales en el segundo tiempo, en su segundo encuentro desde que llegó al club a principios de año.

"El día de partido siempre fue y siempre será el mejor día de mis semanas. Hoy, por primera vez, salgo de casa triste para ver mi tricolor. Jugadores de máscara, estadio sin público y un campeonato que regresa con prisas, sin saber qué intereses quieren atender", escribió Bittencourt.

"Miles de personas todavía mueren en Brasil, mientras somos obligados a jugar fútbol sin ninguna seguridad. Otra triste página de la historia del fútbol de Río de Janeiro, ya tan acabado y desgastado. Jugadores infectados, clubes de menor inversión sin condiciones de cumplir el tal protocolo y todos, todos nosotros en riesgo de contaminación", lamentó.

Jugadores de Botafogo con una pancarta en la vuelta del fútbol en Río de Janeiro

Fluminense, que debía jugar en el Maracaná, se negó a actuar en el mítico estadio, en cuyo recinto hay instalado un hospital de campaña, en señal de respeto a las víctimas de la covid-19, y trasladó su encuentro al estadio Olímpico Nilton Santos, donde horas antes Botafogo había goleado por 6-2 al Cabofriense.

El Flu quiso homenajear a los sanitarios y lució en su camiseta el escrito "Gracias profesionales de salud".

Botafogo también rindió homenaje a los trabajadores de la salud y a la campaña "Vidas Negras Importan", incluyendo el lema en la camiseta y arrodillándose todo el equipo durante unos segundos cuando empezó el encuentro.

Habilitan la presencia de público

La Alcaldía de Río de Janeiro liberó la presencia de público en los estadios de fútbol de los equipos que participan en el Campeonato Carioca a partir del próximo 10 de julio.

Protesta de los jugadores de Botafogo

En un decreto publicado en el Diario Oficial del municipio a última hora del viernes, la Alcaldía carioca anunció que los estadios estarán autorizados a recibir una tercera parte de su capacidad de aficionados, con un distanciamiento de 4 metros cuadrados por persona y con la venta de entradas en línea.

El decreto, que está sujeto a alteraciones, no especifica cómo se realizará el distanciamiento de 4 metros cuadrados entre los aficionados.

La decisión del gobierno carioca permitirá que la final de la Copa Río, la segunda fase del Campeonato Carioca, prevista para el 12 de julio, tenga público en el estadio.

El saludo de Keisuke Honda y Cicero

Con la medida, el estadio de Maracaná podrá recibir hasta 22.000 personas por partido.

El decreto también establece que a partir del 1° de agosto, se permita a los estadios recibir 2/3 partes de su capacidad de público, y a partir del 16 de agosto, la previsión es que no haya más restricciones.

Con base en AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...