Cargando...
Fernando Pereira rodeado de los dirigentes del Comando por el Sí

Nacional > REFERÉNDUM

Comando del Sí con el FA y el PIT-CNT va camino a disolverse: ¿qué pasará con las alianzas?

La fuerza política, sindicatos y otros colectivos aunaron esfuerzos en el referéndum contra el buque insignia del gobierno, y ahora plantean las vías para fortalecer a ese bloque social

Tiempo de lectura: -'

31 de marzo de 2022 a las 05:02

La campaña terminó, y ese comando que había sentado como aliados al Frente Amplio, PIT-CNT, Fucvam y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) va camino a disolverse. Pero, con matices y formas que aún están por verse, hay consenso entre las partes en la necesidad de que esa afinidad siga. El fortalecimiento del bloque llevó incluso a que en la interna hubiera festejos, pese a haber perdido el referéndum. 

La Comisión por el Sí se juntará el próximo martes para delinear balance y perspectivas, mientras cada una de las partes discute puertas adentro como sostener la musculatura lograda, primero con la recolección de firmas, y con la paridad de los resultados del domingo. El debate es a largo plazo y Fernando Pereira, presidente del Frente Amplio y cara visible de la campaña, aprovechará los próximos días para tomar un descanso. 

Desde los tiempos de Líber Seregni que el 'bloque social y político' es un postulado de la coalición de izquierdas, en su sinergia con el movimiento sindical y social. De hecho, la necesidad de no quedar a contracorriente de ese sector y la búsqueda por "acumular fuerzas" contra el gobierno de Luis Lacalle Pou fue uno de los argumentos centrales –y no su iniciativa– para que la fuerza política se embarcara hacia la consulta popular. 

"Lo que terminó expresando el domingo es que efectivamente hay dos sensibilidades distintas sobre muchos problemas en el país", dijo a El Observador el senador del MPP Alejandro Sánchez y planteó que el FA "no debe apropiarse de lo que es mucho más grande que él y que el PIT-CNT". "Esa sensibilidad que intentó derogar 135 artículos de la LUC debería transformarse en una alternativa concreta", declaró. ¿A qué? "Al modelo neoliberal del achicamiento del Estado", respondió. 

El referente del MPP consideró que "habría que reeditar un espacio parecido" a la Concertación para el Crecimiento forjada en plena crisis del 2002 entre organizaciones del agro, comerciantes y el PIT-CNT. A su entender, el Frente Amplio debería ser en esa coalición "un integrante más".

Una de las herramientas sobre la mesa es retomar la Intersocial, la coordinación de organizaciones que funcionó en el debate previo a la aparición de la fuerza política. Esa conjunción de sectores se enfrió a fines del 2020 luego de que sus integrantes no hallaran consenso acerca de si proponían derogar 135 artículos o atacaban a toda la LUC. Es más, una de sus integrantes, la Intersocial Feminista, se apartó del comando luego de ese episodio. 

La vocera de la FEUU en la Comisión, Amira Fagúndez, señaló que "el camino seguramente sea recomponer la Intersocial", para que "no se deje de encontrar todo lo acumulado en territorio". Sin embargo, aclaró que no la integran los partidos políticos, más allá de que puedan coincidir y trabajar juntos por algo puntual. En la misma línea se expresó el presidente del Sindicato de la Construcción (Sunca) –y dirigente del Partido Comunista (PCU)–, Daniel Diverio, quien aseguró que defienden su "independencia de clase como trabajadores", por más que en ocasiones aúnen fuerzas con el FA.

"Una de las dificultades de la campaña del Sí fue no lograr revertir que esto era una cosa entre el FA y el gobierno. Estratégicamente lo hizo muy bien la coalición al ubicar ahí su relato. Eso fue una de las debilidades y un error", dijo a El Observador. "Como PIT-CNT no tuvimos casi posibilidad de visibilidad", reconoció. La centralidad del Frente Amplio en los debates conllevó incluso un reclamo puertas adentro de las organizaciones que quedaban relegadas a un segundo plano. 

El senador de Asamblea Uruguay, José Carlos Mahía, opinó que "la clave es tener diálogo fluido", aunque "no en el formato" aplicado a un comando de campaña, con el FA como un integrante más. La misma mirada compartió el correligionario del PCU, Daniel Marsiglia, en el entendido de que "cada uno tiene sus batallas, su independencia y su forma de luchar". 

El comunista se remontó a la Concertación del 2002 como un momento "muy importante" en la unidad del bloque. "Había un fenómeno muy potente que después llevó el triunfo del FA, en primera vuelta, con mayorías parlamentarias y después ocho intendencias. Eso es porque se había construido un programa potente de soluciones a la crisis", repasó, y admitió "dificultades en los 15 años de gobierno para que pudiera seguir fortaleciéndose".

Las organizaciones del comando por el Sí coinciden en la necesidad de fortalecer su afinidad

La consolidación de un "bloque social y político" fue un postulado compartido por los últimos congresos del FA y el PIT-CNT. El vicepresidente de la central y líder de la corriente sindical En Lucha –distinta a la alianza entre PCU y Articulación que ocupa los dos cargos más importantes–, Joselo López, expresó sus "diferencias" con ese objetivo. 

"Tenemos como principio que la independencia de clase de los partidos políticos y los patrones tiene que ser la regla. Puede tener excepciones –como la tuvo con el referéndum– donde si tenemos una plataforma que después tiene aceptación como alianza coyuntural, no nos parece mal. Acá cada uno debería seguir su camino. Si hay coincidencias en la plataforma, veremos qué marco de alianza podemos hacer", consideró.

A corto plazo vislumbran acercamientos estratégicos ante debates nacionales como el de la reforma de la seguridad social. Una de las lecturas sobre la mesa es que el referéndum permitió al FA, por ejemplo, limar asperezas con los sindicatos de la educación, luego de los cruces por la declaración de esencialidad. Otro de los pendientes es la relación con los feminismos, tras las discrepancias con la Intersocial Feminista por la última marcha del 8 de marzo y su alejamiento de la campaña. 

El oficialismo insiste en que el PIT-CNT se "llevó puesto al FA hasta el punto de ponerle un presidente", como ha afirmado varias veces el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado. Lo que es seguro es que fuerza política, sindicalistas y organizaciones volverán a compartir escenarios.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...