Nacional > PARLAMENTO

Se aprobó "impuesto covid" con votos de todos los partidos tras 15 horas de debate

El proyecto fue aprobado en general por todos los partidos pero el FA no votó el impuesto para los trabajadores públicos

Diputados discute la tarde de este miércoles el proyecto que ya aprobó el Senado, sobre las 17 horas

Tiempo de lectura: -'

14 de abril de 2021 a las 22:48

El Parlamento aprobó este miércoles tras 15 horas de debate el proyecto de ley sobre el "impuesto covid" que grava a los salarios altos de funcionarios públicos y de las jubilaciones para generar recursos para el fondo coronavirus y para el Banco de Previsión Social (BPS). Incluye a los salarios nominales de más de $120 mil por un plazo de dos meses.

El impuesto fue aprobado en general por unanimidad. El Frente Amplio (FA) votó el proyecto en general y acompañó la votación a favor del impuesto a los jubilados y los cargos políticos, pero no apoyó el tributo al resto de los funcionarios públicos. Además, los legisladores presentaron un aditivo para gravar también los sueldos altos de los privados, que no fue aprobado por no contar con el apoyo de la coalición.

En Diputados, los partidos Frente Amplio, Cabildo Abierto, Partido Colorado y Partido de la Gente lo acompañaron. Sobre las 18:00, el nacionalista Álvaro Viviano inició la discusión y agradeció a la oposición "prestar sus votos" para tratar el proyecto en ambas cámaras. “Estamos tratando un proyecto de ley que cuenta con media sanción del Senado, unánime”, valoró.

El diputado frenteamplista Sebastián Valdomir sugirió que este impuesto podrá recaudar un 1,8% del Fondo Coronavirus. Será "una curita en un volcán", expresó. Y pidió que "otros actores tienen que colocar de sus ingresos, para paliar esta crisis". Dijo referirse a rentas provenientes del capital, funcionarios privados, honorarios profesionales, depósitos de uruguayos en el extranjero (este último, propuesta que hará el Frente Amplio -FA-). Criticó que el gobierno nacional tiene "la negación como respuesta", y citó aspectos planteados por organizaciones políticas, sociales, y de actores de la coalición de gobierno.

El diputado colorado Ope Pasquet, defendió que el proyecto no alcance al capital de empresas: “No hay que tocarlo. Eso no hay que tocarlo porque de ahí esperamos que salga la inversión privada que es fundamental para reactivar la economía. La inversión privada es el malla oro. Por eso todos los gobiernos, buscaron atraer la inversión privada, ofreciéndole condiciones excepcionales, porque quizá sin eso no hubiesen venido al Uruguay”.

Sobre gravar depósitos en el extranjero, el diputado del mismo partido Conrado Rodríguez, respondió que no se hizo "durante 15 años" y "si fuera tan fácil, seguramente el exministro de Economía, los gobiernos del FA lo hubieran hecho". Además, defendió la creación el Fondo Coronavirus como herramienta para paliar los efectos socioeconómicos, con una cuenta a parte.

"Más allá de lo que se recaude, este es un impuesto de la solidaridad, que los que podamos aportar, aportemos", deslizó Rodríguez. En la misma línea, el diputado Gustavo Olmos (FA), dijo que "un impuesto, o una contribución, da lo mismo en estos sentidos". "La alternativa es recurrir al endeudamiento, el país tiene condiciones para hacerlo, tiene tasas de interés bajas, pero el gobierno no ha querido hacerlo", expresó.

Olmos añadió: "Me gustaría que estuviéramos discutiendo acá, medidas. Lo que urge son medidas para parar la pandemia, para cambiar la realidad (...) Lo están advirtiendo todos los actores de la medicina, (estamos yendo) a un muy probable colapso del sistema". 

Por su parte, el diputado de Cabildo Abierto (CA) Álvaro Perrone, dijo que su partido acompañará el proyecto porque es una "señal importante". "Nosotros estuvimos en contra que este proyecto se extienda a los privados, porque los privados pasan una cuestión de incertidumbre. Hoy los públicos son los que tienen que hacer el esfuerzo nuevamente. Son quienes tienen tranquilidad de que el trabajo no les va a faltar", explicó.

Sin embargo, el representante por el Partido Independiente (PI) Iván Posada, marcó su diferencia y aseguró que tendría que haberse considerado también en el ámbito de trabajadores privados. "Pero el acuerdo que se estableció en el Consejo de Ministros es el texto que tenemos en consideración. No nos duelen prendas, en el sentido de señalar que este proyecto de ley establece un impuesto de carácter simbólico", acotó. 

Desde el Partido de la Gente, Daniel Peña, acotó: "Acá los trabajadores de este país aportan. Los públicos, los privados, todos... lo que vamos a enfrentar es cómo bajamos la presión impositiva que tienen los trabajadores en nuestro país. Y ese no fue un invento nuestro. La capacidad contributiva de los trabajadores y de las empresas está al tope y ese es el gran problema que tiene el país para enfrentar esta pandemia". Su partido acompañará el proyecto.

"Lo podemos hablar personalmente"

El diputado Gonzalo Civila (FA), reconoció que el proyecto fue discutido en bancada y no lo preveían votar, porque el gobierno "tiene intención de gastar poco". Finalmente acompañó en general el proyecto, pero presentó propuestasalternativas. "Este es un proyecto que antepone la ideología, es un impuesto simbólico", indicó, en crítica de una "ideología de anti- Estado, una ideología que estigmatiza a los trabajadores públicos. Hay una expresión de demagogia. Es decir: 'miren qué bien el gobierno'". No obstante, dijo estar de acuerdo con el "impuesto" a cargos políticos.

"Esos sectores que tienen mucho dinero y mucho poder en este país, no son puestos en la discusión pública, no son exigidos, por parte del gobierno. Y eso da que Uruguay va a salir de esta crisis con una concentración brutal de la riqueza y del ingreso. No por este impuesto, sino por los ajustes salariales y la política pública. También por este tipo de decisiones políticas", criticó.

Viviano, por su parte, dijo que las expresiones del frenteamplista eran "mentira" y una "ofensa permanente a este gobierno y a las bancadas que lo representan".  "Lo podemos hablar personalmente", le respondió Civila. El presidente de la cámara, Alfredo Fratti, pidió "no entrar en el ping pong" porque de esa manera, no se respetarán las reglas de la sesión.

"He escuchado muchas medias verdades, pero ratifico la voluntad de la coalición de aprobar este mecanismo", dijo más adelante en la conversación el representante por el Partido Colorado (PC), Gustavo Zubía, sin individualizar. Sin embargo, manifestó discrepancia por que algunos montos se remitan al BPS y no al fondo coronavirusNo votó el aditivo del Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social (IASS) y pidió desglosarlo.

Emergencia sanitaria

Frente Amplio, Cabildo Abierto, Partido Colorado y Partido de la Gente dijeron que votarán el proyecto

Para el diputado Luis Gallo (FA), el presidente Luis Lacalle Pou "arrancó bien" y "fuimos ejemplo en el mundo". "Las medidas que tomó el gobierno fueron acertadas. Pues bien, octubre y noviembre empezaron a alarmarnos", dijo. Sin embargo, luego se explayó sobre los números de pandemia en abril. "No sabemos cómo tratarlo al paciente. Cuando me hablan del sistema y más camas del CTI, me hierve la sangre. Los datos de hoy se van a ver duplicados en 15 días. Vamos a tener que pedir el Palacio Legislativo para poner los enfermos acá adentro", afirmó.

Gallo también es médico, y luego de esa puntualización, deslizó: "Me da la sensación que las medidas que planteó el GACH el 7 de febrero, no alcanzan". "Nosotros somos una fuerza política que proponemos, estamos abierto al diálogo. La idea es aprobar este proyecto en general, vamos a aprobar los aditivos que propone el FA, con mucho gusto, va a aportar un poco más de dinero", indicó.

"¿Cómo se baja la movilidad? Poniendo dinero. Este proyecto de ley es una cortina de humo", agregó el representante del mismo partido, Felipe Carballo. Criticó que el "gran capital no pone un peso" sino que "el esfuerzo lo están haciendo los trabajadores". "Este proyecto se va a aprobar porque los votos están", afirmó.

En medio de una pandemia, este proyecto es "insuficiente" y "como señal no conforma", sostuvo la diputada frenteamplista Lucía Etcheverry. Dijo que hay que dar señales en donde el sistema muestra dificultades, por ejemplo, en la salud. "Es una señal que rasca pero no pica. Sigue siendo para un sector, que pareciera es el sector público", consideró.

Civila señaló que la discusión se da en un "contexto de crisis dramática para el país: sanitaria, económica, social profunda. Y que en la historia reciente del Uruguay no tiene precedentes. Esta crisis está mostrando sus peores facetas, se ha agravado de forma sistemática y estamos batiendo tristemente algunos récords".

El nacionalista Gonzalo Mujica agregó que son "otros temas" y ese debate se puede dar en "cualquier momento". Respondió a alusiones de que el gobierno no se ha "preocupado" por el componente económico de la pandemia. "Hemos participado en varios debates parlamentarios, donde hemos expresado extensivamente todo lo que se ha hecho", sostuvo.

Posada reiteró la disposición del PI para trabajar junto a otros partidos políticos en aspectos que ayuden a bajar los casos de coronavirus

El diputado César Vega, del Partido Ecologista Radical Intransigente, recordó que es uno de los que no se vacunó, en alusión a un discurso previo. "Vamos a ponerle seriedad. Esta no es una discusión que tenga que ver con la pandemia. ¿Para qué? Para que no tengamos que parar de nuevo para sanitizar, que (la palabra) no está en el diccionario pero la estamos usando", reclamó, sobre las 22 horas. Una hora y media antes, la sesión estuvo pausada por más de 50 minutos porque se procedió a la desinfección del hemiciclo.

Mencionó también a la Ivermectina y dijo que algunos diputados lo tienen, o también el dióxido de cloro que se usa en otros países pero que en Uruguay no. Pidió referirse pura y exclusivamente al proyecto, para no tener que hablar de esos temas.

El grupo de científicos que asesora al gobierno

Cristina Lustemberg (FA), expresó: "Siempre, desde esta bancada estamos dispuestos a ayudar. Pero sepamos que estamos en una situación crítica. Y desde ahí queremos aportar”. Criticó los informes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), que no fueron tomadas en cuenta, advirtió. "No nos cobremos deudas, porque hoy sí tenemos que sumar (...) Nos debe doler cada fallecimiento, tenemos que sumar saberes porque la situación es grave", indicó.

El diputado por Maldonado Federico Casaretto (PN) dijo estar de acuerdo con Lustemberg con el mensaje de su locución, aún en las diferencias. Transmitió: "No queremos transmitir reproche ni agresividad. Hoy se habló de fracaso, de falta de diálogo, de incapacidad, de demagogia, de señalética, de no tener voluntad de gastar. todo eso no aporta. Yo pregunto: qué aporta el caceroleo, qué aportan las caravanas, qué han aportado las marchas, los pedidos de renuncia de ministros. ¿Qué aportan? Me encuentro con algún puñado que da manija".

Civila contrapuso que, desde el Poder Ejecutivo, "hasta ahora ha habido una tremenda incapacidad para salir una salida". La diputada Ana Olivera (FA) se sumó a la palabra de sus compañeros de bancada e hizo hincapié en la reducción de la movilidad. "No es plantearnos que parte de una responsabilidad individual, se necesita la presencia del Estado (...) Necesitamos intervenir hoy", reafirmó. Y citó el informe del GACH del 7 de febrero.

Casaretto respondió: "Hay otra cosa que se transmite y es que el gobierno no le hace caso al GACH. Eso es falso. El 80% de las medidas que propuso el GACH se llevaron adelante. ¿Pero además, quién gobierna un país? (...) La gente necesita vernos unidos. Pido que se afloje con la manija".

El diputado Daniel Caggiani, dijo que "el presidente de la República y algunos integrantes del gobierno han decidido mirar para el costado y tirar la toalla (...) Nos están entreteniendo con un impuesto que sin dudas es marginal, puede ser un saludo a la bandera, pero sin dudas no debate el problema de fondo. La semana que viene vamos a tener los CTI saturados, no vamos a tener vacunas para vacunar y una situación peor desde el punto de vista sanitario. Eso tendría que estar discutiéndose hoy. Hablan muchos de diálogo, pero la comisión que tuvimos que sacar a force, la planteamos en diciembre del año pasado cuando el GACH estaba diciendo que iba a suceder lo que está sucediendo ahora. Entonces, no hablemos de diálogo para la tribuna. Esto es insuficiente. La libertad responsable se termina en la puerta de los cementerios", concluyó.


 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...