Fútbol > EN ZONA DE RIESGO

Edgar Elizalde, el orgullo de Casupá que la pelea en el ascenso de Italia

El defensor de la sub 20 juega en Pescara, está en cuarentena por el coronavirus

Con Flavia, Horacio y Rosario en Venezia

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2020 a las 05:00

Zurdo, de 1,85 metros, con 62 partidos en la espalda con las selecciones juveniles de Uruguay y desde mediados de 2017 afincado en Italia, el zaguero Edgar Elizalde padece por estos días la pandemia del coronavirus que el viernes se cobró en ese país 627 vidas para alcanzar una cifra récord de 4.032 decesos entre 47.021 contagiados.

"Todo empezó hace como 20 días, como un virus normal por lo que no se lo tomó tan en serio y la gente seguía saliendo. Arrancó en el norte, sobre todo en Bergamo y Milán. La gente del sur y el centro estaba despreocupada, pero se fue expandiendo y ahora está en todas las regiones. Cuando llegó a Pescara se generaron desabastecimientos en supermercados. El país llegó un punto de descontrol por lo que recién se tomaron medidas. Ahora solo justificando por cosas de primera necesidad como ir a la farmacia o el supermercado se puede salir de las casas", dijo Elizalde, de 20 años, a Referí.

Pescara está ubicada en el centro de Italia sobre la costa este con vista al mar Adriático. Elizalde vive en un pueblo llamado Pinato que está ubicado a 20 minutos de la principal ciudad de la zona que tiene un hospital de tres pisos en lo que los dos primeros están colmados de pacientes que se atienden por el Covid-19. 

Su equipo juega en la Serie B: "El campeonato se paró igual que la serie A. Primero se jugó una fecha a puertas cerradas. En la semana seguimos entrenando hasta un miércoles y ahí se paró todo. Nos mandaron a casa, pero nos dejaban salir a correr. Eso también se cortó el miércoles. El jueves fui a tirar la basura y me paró la Policía preguntándome qué hacía en la calle", reveló el defensor. 

"Entrenar en casa es totalmente diferente. Tengo una colchoneta, hago ejercicios de fuerza con brazos y pierna durante media hora. El profe nos dijo que nos mandará trabajos suplementarios. El 3 o 4 de abril se definirá si sigue o no el campeonato. Yo creo que se puede dar por terminado ahí mismo", opinó.  

De Casupá a Pescara

Elizalde es el primer jugador en la historia de Casupá que llega a las selecciones juveniles uruguayas y el segundo que se convierte en profesional después de Nelson "Pirincho" Carrera, abuelo de uno de sus amigos, esos que acunó en el pueblo y que mantiene hasta estos días.

"Hasta los 15 años viví en Casupá. Jugué al baby fútbol en FICA (Fútbol Infantil de Casupá) desde los 4 años. Después empecé a ir un día por semana a la escuelita de Wanderers. Me llevaba mi padre. Cuando se disolvió FICA, Gabriel Grecco, mi técnico en la escuelita de Wanderers me llevó a City Park de Shangrilá", rememoró. 

Con City Park en Argentina

Su padre, Horacio, es profesor de Educación Física, y su madre, Rosario, trabaja en Antel, en Casupá. 

Se recibió de profesor de guitarra con Nilda Borges, estudió inglés y llegó hasta quinto de liceo. En 2014 se incorporó a la Séptima División de Wanderers e inmediatamente lo convocaron a la selección sub 15 con la que disputó 18 partidos, incluidos los del Sudamericano de Colombia en 2015. 

"En Casupá se armó una gran movida para seguir los partidos de la selección cuando estaba en la sub 15. Mis padres armaban cadenas en Facebook. Y al volver del Sudamericano sub 15 me esperó una caravana dos kilómetros antes de llegar, me pasearon por la ciudad y fui a la escuela y el liceo; fue un hermoso reconocimiento" 

En ese torneo, Uruguay llegó a la final y perdió por penales con un equipazo de Brasil liderado por Vinicius Junior, hoy figura en Real Madrid.  

El orgullo de Casupá

"Vestir la camiseta de la selección es lo mejor que he vivido, lo máximo, es el sueño de todo niño. Jugamos un muy buen torneo en Colombia a pesar del calor. Le ganamos 2-1 a Argentina de atrás con goles de Gonzalo Nápoli y Santiago Rodríguez. Brasil parecía una sub 20 por lo organizadamente bien que jugaban. Les empatamos y perdimos por penales, en la segunda tanda del uno por uno. José Neris ligó mal y le pegó en el palo. Vinicius atacó por suerte por el lado de Cristian Luna, un lateral de Pando y Nacional. Lo marcó excelente y se lo comió", recordó. 

Elizalde marcó esa noche el quinto tanto de la tanda de penales. Desde la Séptima de Wanderers cargó con la responsabilidad de patear penales y también tiro libres. "Tanto en el baby como en la Séptima sobresalía por la altura y como era zurdo y le pegaba fuerte pateaba tiro libres. Era de hacer entre ocho y 10 goles en formativas por temporada", contó. 

En la Séptima de Wanderers

De aquella época recuerda haberse afincado a los 15 en Montevideo cerca del Zorrilla donde siguió el liceo mientras su hermana Flavia iba a la facultad de Ingeniería. De ahí se tomaba el ómnibus para ir a entrenar al cuartel de Burgues frente al Cementerio del Norte o atrás de la Gruta de Lourdes, donde entrenaban los más chicos del bohemio.   

2014, Séptima de Wanderers: Santiago Izaguirre, Lucas Carballo, Santiago Fernández, Edgar Elizalde, Mauro Aguilar, Mauro Silveira; Joaquín Sarlavos, Ioio Álvarez, Franco Albín, Hernán Ugarte y Anthony Stella

Elizalde recuerda las enseñanzas que le dejaron todos sus entrenadores: Héctos "Chumbo" Julios, Jorge Gutiérrez, Martín Correa, Alejandro Capuccio y Óscar Méndez. Su ascenso fue meteórico. De la Sexta lo subieron para jugar la segunda mitad del año en Quinta y de ahí dio el salto a Tercera donde estaba el frente del plantel Amaranto Abascal. Tras jugar siete partidos, Jorge Giordano lo subió a Primera donde estuvo cuatro partidos en el banco. Su primer partido lo jugó de lateral izquierdo, aunque la mayoría de su carrera la hizo de marcador central. También supo jugar de volante central. 

Sus compañeros de generación, la 2000, que llegaron a Primera fueron el golero Mauro Silveira y el lateral Maximiliano Araújo. En la de 1999, con los que compartió varias selecciones, estaban Bruno Méndez, Francisco Ginella y Lucas López.

Bruno Méndez, Maxi Araújo, Elizalde, Mauro Silveira y Francisco Ginella

En 2017, tras disputar el Sudamericano sub 17 de Chile, hizo junto a Ginella una prueba de una semana en Pescara que a mitad de año lo contrató por un monto total de € 2,3 millones. Firmó contrato por cinco temporadas. 

Con la leyenda de Zeman

"Llegué con 17 años y el primer fue de adaptación. La Serie B es un campeonato más duro que la Serie A aunque a diferencia de Uruguay con buenas canchas, se corre más y es más competitiva además de muy pareja", dijo.

Su primer entrenador fue el checo Zdenek Zeman, un elemento contracultural entre las formas clásicas del catenaccio italiano. Fue quien llevó a Foggia a la Serie A y a la Copa UEFA de la mano de una postura ofensiva con un sistema táctico de 4-3-3 y una fulgurante aparición del delantero zurdo Giuseppe Signori. También dirigió a Lazio y Roma. 

Elizalde en Pescara

"Nos pedía defensa corta, mucho ataque. En la pretemporada me morí y los entrenamientos eran durísimos. No hablaba mucho él y yo tenía poco italiano, me costó tres meses entenderlo. Él solo fumaba y miraba. Me hizo debutar con Brescia y jugué Coppa Italia contra Sampdoria con Lucas Torreira en el banco, contra Duván Zapata, Ricky Álvarez y Gastón Ramírez. Compartí mate con Torreira antes del partido, cuando se podía. También entré en el clásico contra Ascoli. Después lo echaron al inicio de la segunda rueda, el técnico de reserva no anduvo y vino Giuseppe Pillon, de la vieja escuela, defensivo 100%. El objetivo pasó a ser salvarnos del descenso y puso jugador de experiencia. Lo logramos por dos puntos", contó el zaguero. 

En Pescara compartió equipo con los uruguayos Jaime Báez, Gastón Brugman y Santiago Bellini. Él alquila su casa y este año sacó libreta y compró un auto para manejarse por su cuenta. 

Con Santiago Bellini en Pescara

"En la segunda temporada (2018-2019) la arrancamos con él y tampoco me tuvo tampoco en cuenta. No lo sentí porque empecé a jugar amistosos con la sub 20 con Fabián Coito en Europa y también sumé minutos en la reserva", reveló. La selección terminó tercera en el Sudamericano de Chile 2019 y Elizalde también disputó el Mundial de Polonia.  

"En esta temporada me fui a préstamo a Catanzaro para poder jugar, en la Serie C. Me dirigió Gaetano Auteri que cultivaba un estilo similar al de Zeman, muy ofensivo, y le daba cabida a la gente joven. Pero en diciembre lo despidieron y me pasó algo similar con la llegada de otro entrenador. Entonces Pescara me dijo que volviera". 

Con Lucas Giannone en Catanzaro

Ahora lo dirige el ex Juventus, Milan y selección italiana Nicola Legrottaglie. "Buena gente, buen técnico, es su primer año con un plantel mayor. Le ganamos el clásico a Ascoli y si bien estamos a tres puntos de la zona de playout también estamos a cinco o seis de jugar playoffs por el ascenso", manifestó el zaguero. 

"Quiero sumar minutos, algo que no es fácil siendo defensa y tan joven en un fútbol como el italiano, pero no hay que perder la calma ni la paciencia", concluyó Elizalde desde su casa. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...