Nacional > GASTO PÚBLICO

El Frente Amplio quiere que el gasto público aumente más de lo que les da Astori

Sectores del oficialismo consideran que "se puede tironear más"

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2018 a las 05:00

A tres semanas de que venza el plazo para presentar la Rendición de Cuentas ante el Parlamento, el Poder Ejecutivo mostró por primera vez sus cartas y le comunicó a la bancada del Frente Amplio el esperado número que define el aumento del gasto para los próximos dos años. En una reunión en el Palacio Legislativo, el ministro de Economía, Danilo Astori, informó a los senadores y diputados oficialistas que el proyecto que está redactando el gobierno prevé un aumento del gasto de $ 4.700 millones (unos US$ 150 millones), tanto para 2019 como para 2020.

De ese monto, $ 1.700 millones (US$ 50 millones) corresponden a aumento de gasto ya comprometido, mientras que los restantes $ 3.000 millones (US$ 100 millones) se volcarán a áreas prioritarias como la educación, la salud, la seguridad, y un aumento salarial para los funcionarios de menor grado del Ministerio de Defensa (ver pieza aparte).


Con los números a la vista las primeras evaluaciones de los legisladores del Frente Amplio fueron positivas ya que tenían un pronóstico más negativo frente a los anuncios de incremento cero que previamente había hecho el Ministerio de Economía. Aún así surgieron reclamos de que se puede "tironear un poco más".

El diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Alejandro Sánchez destacó el "equilibrio" de la Rendición de Cuentas. "Compartimos el análisis general respecto al contexto económico y las asignaciones presupuestales", dijo tras la reunión.

Sánchez agregó que existe una "mirada positiva" sobre el esfuerzo que está realizando el gobierno. "Esta Rendición de Cuentas no solamente cuida el déficit. Cuida a los uruguayos y uruguayas".


El secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, fue de los que pidió más. Según dijo a El Observador, le da la sensación de que en algunas áreas como educación y salud se quedan "a mitad de camino" y consideró que siempre "se puede tironear más". La visión de Castillo fue compartida por legisladores de otros sectores.

Otro integrante de la bancada oficialista señaló que el Poder Ejecutivo les reiteró que cualquier propuesta de cambio tiene que venir sí o sí con una forma de financiarlo. La fuente dijo que la senadora Constanza Moreira cuestionó el aumento de gasto en sueldos de soldados cuando fracasó el impuesto a las jubilaciones. El gobierno contestó que es un tema de "justicia" con la tropa, que gana muy poco.

Educación

Siendo la última reasignación presupuestal del período, el aumento de gasto previsto por esta Rendición de Cuentas pone un techo al incremento de gasto en educación. Según explicó Astori en conferencia de prensa, con estos números el presupuesto para la educación "superará el 5% del PIB".

El programa del Frente Amplio establecía que el gobierno debería hacer los máximos esfuerzos para "tender" al 6% del PIB en educación. "Estamos haciendo lo que dice el programa del Frente Amplio. Estamos en una cifra superior a la que teníamos en el comienzo del período de gobierno", manifestó Astori.


De los $ 3.000 millones extra que se otorgarán a áreas prioritarias, $ 2.422 millones (80%) irán para la enseñanza. De ese monto, $ 1.942 millones serán para ANEP, $ 430 millones para la Universidad de la República (Udelar) y $ 50 millones para la Universidad Tecnológica (UTEC). A la UTEC también se le sumarán otros $ 30 millones que surgen de "redistribuciones de gastos ya vigentes", explicó Astori.
De todos modos, la noticia generó un malestar generalizado en los sindicatos de la educación que consideran que es insuficiente (ver nota aparte).

Financiamiento y déficit

Astori aseguró que el incremento pautado en la Rendición surgirá de "recursos genuinos".Las dos principales fuentes de financiamiento serán el aumento de recaudación impositiva debido a las proyecciones de crecimiento económico, y las utilidades que volcará el Banco de la República a Rentas Generales. El ministro aseguró que no impactará negativamente en el déficit fiscal.
No obstante, el equipo económico corrigió al alza la proyección de déficit fiscal para este año: de 2,9% a 3,2%. Al 2,5% previsto para 2019 recién se llegará en 2020, "entre otras cosas porque no se logró aprobar el impuesto a las jubilaciones militares", dijo el diputado de Asamblea Uruguay, AlfredoAsti a radio Carve.

LAS CIFRAS DE ASTORI

Aumento del gasto

El proyecto de Rendición de Cuentas, que prevé un aumento del gasto de $ 4.700 millones (US$ 150 millones), tanto para 2019 como para 2020. Ese incremento será financiado por dos vías: el aumento de la recaudación del Estado, producto del crecimiento económico, y por utilidades que volcará el Banco República a Rentas Generales.

Cómo se distribuirá

Aproximadamente $ 3.000 millones (US$ 100 millones) serán para aumentar el gasto en áreas prioritarias como la educación, la salud, y la seguridad. Los restantes $ 1.700 millones (US$ 50 millones) son para aumento del gasto ya comprometido: el pago a los judiciales, las obras realizadas por Participación Público Privada (que comenzarán en 2020), y el pago de la nocturnidad a los funcionarios del Ministerio del Interior.

Lo que proyecta recaudar

El Poder Ejecutivo prevé una tasa de crecimiento de 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB). Gracias a ese crecimiento, el Estado aumentará en $ 1.750 millones su recaudación impositiva. Entre los dos años, el aumento de recaudación por impuestos, según prevé el gobierno, dejará una suma de $ 3.550 millones para la Rendición de Cuentas.

El aporte del BROU

El Banco República aportará $ 2.920 millones por concepto de utilidades, totalizando $ 4.720 millones en 2020. En la rendición de 2017, el gobierno había informado que debido a nuevas exigencias del Banco Central, el BROU no tendría capacidad para verter utilidades a Rentas Generales hasta 2020 pero este año el BROU recuperó la capacidad.

Comentarios