Cargando...
En la cancha, Plaza ganó 3-1

Selección > SELECCIÓN

El gesto con el que Villa Española sorprendió a Plaza Colonia: les regalaron libros y plantas

"Pensamos que eran libros para ojear antes del partido pero nos los regalaron", contó Álvaro Fernández; el entrenador Eduardo Espinel dijo: "Nos recibieron con un trato muy servicial y los gestos que tuvieron fueron espectaculares" 

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2021 a las 05:00

Plaza Colonia se llevó mucho más que tres puntos el sábado cuando visitó el Obdulio Varela y le ganó 3-1 a Villa Española por la segunda fecha del Torneo Apertura. 

El patablanca fue agasajado por el equipo locatario que le puso a disposición no solo las mejores comodidades posibles para preparar el partido, sino que también le ofrendó regalos y una atención constante. 

"Me sorprendió, fue algo diferente y está bueno destacarlo porque lo que hicieron va más allá del fútbol. Nos recibieron con un trato muy servicial y los gestos que tuvieron fueron espectaculares. Como no se pueden usar los vestuarios nos esperaron con sillas al aire libre ya acomodadas y con dos mesas", contó a Referí el entrenador de Plaza Colonia Eduardo Espinel. 

Eduardo Espinel se fue gratamente sorprendido

Arriba de una mesa había un cajón lleno de libros. 

"Cuando los vi pensé que eran para leer antes del partido, pero me sorprendí cuando nos dijeron que nos podíamos llevar los que quisiéramos", explicó en diálogo con Referí el volante Álvaro Fernández, autor de un golazo espectacular. 

"Yo me traje un libro de murga joven", contó el exvolante de la selección uruguaya. 

"Me pareció muy buena la iniciativa, fue una linda sorpresa llegar al improvisado vestuario y encontrar los libros que nos dijeron que nos podíamos llevar, es una iniciativa muy buena para todo el fútbol por la forma de esperar al equipo visitante, me parece que suma un montón", agregó el Flaco. 

"Nos recibió espectacular el Villa. Yo me traje Rebelde sin Causa que es un libro de Maradona. También nos regalaron unas plantitas. Nos dieron un cajón de plantas con distintas verduras, algunas de zapallo y tomate. Están haciendo un muy buen trabajo y bien le dicen que es el equipo del pueblo", reveló a Referí el lateral Haibrany Ruiz Díaz. 

Haibrany Ruiz Díaz se llevó un libro de Maradona

"Los jugadores enseguida rodearon el cajón, empezaron a comentar los libros que había y muchos se llevaron uno. También los auxiliares del club y los integrantes del cuerpo técnico" contó Espinel. 

"Yo me traje un libro de Fontanarrosa y me lo vine leyendo en el viaje de vuelta, lo mismo que varios jugadores", agregó. 

Más allá de los regalos, el técnico también se mostró muy bien impresionado por la mejora de la cancha, por el cuidado de las instalaciones del estadio de Villa Española y por la atención dispensada por todos sus funcionarios para con su club. 

Nicolás Dibble en acción en un piso muy mejorado

"Mientras calentaba Plaza en la cancha, yo me quedé afuera y miraba los alrededores viendo cómo cada una de las personas que estaban trabajando de Villa Española realizaba una función. Uno juntaba papeles para tener todo prolijo, otro barría la zona de vestuarios, otro venía a preguntarnos a cada rato si precisábamos algo. Todo con un sentido de pertenencia y a la vez para hacernos sentir cómodos. A veces vas a una cancha a jugar de visitante y te quieren meter el gaucho. Muchas veces escuchamos que a Villa Española se lo tilda de ser un barrio complicado y haciendo este tipo de cosas dan una imagen totalmente diferente. Percibí un club con mucho corazón y con muchas ganas de crecer a nivel profesional con sus posibilidades", explicó Espinel.

"Al llegar a la cancha desde el ómnibus noté que el césped tenía un verde espectacular. Al bajar noté que a pesar de la humildad que puede tener el escenario todo estaba bien pintado, prolijo: las tribunas, los vestuarios, los baños. Sencillo pero prolijo. Y para jugar el piso estuvo espectacular aunque se hizo complicado por el viento. Fue un piso que siempre lo había visto feo, pero me sorprendió su gran estado y cómo lo cuidaban con regadores", agregó el entrenador del patablanca.

Cultura de Barrio, el lema del Villa

La última vez que Espinel había estado en el Obdulio Varela fue en octubre de 2014. "Me habían designado entrenador un viernes pero iba a empezar a trabajar el lunes. El sábado el equipo jugaba contra Villa Española y para que no me viera nadie en la tribuna de Plaza fui a ver el partido a la tribuna de Villa Española. No había vuelto a la cancha hasta el sábado pasado", recordó. 

"Lo mejor de este tipo de iniciativas es que los demás las pueden imitar", concluyó el entrenador. 

En Villa Española lo llaman Cultura de Barrio.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...