Cargando...
El FA elude tomar acciones inmediatas contra el ministro.

Nacional > Seguridad pública

FA intima a Heber a investigar abusos, pero la da un mes de plazo para "no enrarecer" el clima electoral

La oposición divulgó 50 denuncias sobre abusos policiales a "mujeres y hombres, en su mayoría jóvenes, en su mayoría pobres"

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2022 a las 05:02

"Disculpame, ¿tenés a mano uno rosado?". El pedido del senador Mario Bergara iba a dirigido a una funcionaria del Frente Amplio y estaba destinado a solucionar cierto inconviente en el color de su tapabocas, que el legislador consideraba inadecuado para comparecer públicamente. "La otra es dar vuelta este", dijo, señalando su tapaboca celeste. Finalmente, Bergara fue asistido y pudo estar junto a sus compañeros de bancada, que casi en pleno y llevando todos los colores del Sí, realizaron este lunes un fuerte "pronunciamiento político" contra el ministro del Interior, Luis Alberto Heber. 

Si bien la instancia se había fijado para anunciar una serie de acciones políticas y parlamentarias por lo que la oposición entiende fueron "presiones indebidas" que el jerarca realizó a la Justicia, finalmente dichas medidas quedarán a consideración para después del referéndum del 27 de marzo.

"Ahora no es el momento", fue el comentario mayoritario que El Observador pudo recabar en la bancada. "No es el eje que queremos darle a la campaña", añadió uno de los consultados.

En el Frente Amplio se entiende que acciones como una interpelación o un llamado a comisión general contribuirían a "generar un hecho político" que "centraría en demasía" el foco de la atención justo en la recta final hacia el referéndum de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Lo de este lunes fue, dicen en el Frente Amplio, simplemente una "dosis" como para "no enrarecer el clima electoral". 

Esta postura fue ratificada después en forma pública por el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira. "No vamos a tomar acciones antes del 27 que puedan alterar el normal funcionamiento de una jornada como el referéndum", dijo.  Así, la oposición se tomará su tiempo para analizar su accionar, aunque con una fecha límite. "El Frente Amplio no funciona a la velocidad de Twitter", remarcó el titular de la fuerza política, utilizando una de sus frases de cabecera en lo que va de su mandato. 

"El ministro Heber ha tenido en los últimos tiempos acciones que hay que mirar con especial atención", señaló el presidente del FA. En especial, se refirió a lo ocurrido en Durazno, cuando Heber concurrió frente a una sede judicial a "respaldar" a dos policías, allí imputados por homicidio y abuso de funciones en el caso de un joven que murió en 2020 al chocar con su moto mientras pretendía eludir un control. "Fue una fuerte injerencia sobre un poder independiente, como lo es el Poder Judicial", estimó Pereira. 

El presidente del FA se hizo eco del rechazo que el hecho generó entre los distintos actores del sistema judicial, y consideró que "todos los que defienden la democracia, la República, la igualdad y la fraternidad" deberían ver la "gravedad" de lo sucedido y rechazar en forma contudente estos desbordes "inaceptables". 

Los referentes de la coalición opositora rechazaron a su vez el "profundo error" del presidente Luis Lacalle Pou al respaldar la decisión de Heber de presentarse ante el juzgado. "Una mala acción de un ministro no puede ser defendida por un presidente", estimó Pereira. "Aunque, como dijo el presidente, los jueces no son presionables, lo que no hay que hacer es presionarlos", apuntó. 

Jóvenes y pobres

De la mano de Pereira, el Frente Amplio difundió públicamente 50 denuncias sobre presunto abuso policial. Según dijo el presidente del FA, esas denuncias son las que la fuerza política "pudo relevar" de las casi 100 denuncias que llegaron a manos de la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH). 

Pereira dijo que son mayoritariamente "hechos graves o gravísimos que ocurrieron en lo que va de este gobierno, con detenidos hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes, en su mayoría pobres", que "probablemente no tengan abogados para darle seguimiento a las denuncias". Ser pobre, argumentó el presidente del FA, no puede ser condición para que no se respeten los derechos humanos. 

De todas las denuncias, optó por detenerse particularmente en tres de ellas. 

Una, procedente de Tacuarembó, refiere a un presunto "maltrato policial al ser detenido", que incluyó un "golpe en el oído con la mano abierta por una oficial", y un "examen médico que determinó perforación de oído".

La segunda denuncia refiere a que un "imputado detenido por orden del juez manifestó haber recibido golpes por parte de la Policía durante su detención". "En la audiencia, se lo vio visiblemente lastimado en cuerpo y en rostro. Certificado forense constató lesiones. Dijo no querer que se investigue", señala la denuncia. Respecto a ese caso, Pereira dijo que "lo vio todo el juzgado".

La tercera denuncia destacada por el presidente del Frente Amplio refiere al caso de una persona que, estando detenida, recibió "golpes en las costillas y en la espalda por parte de los oficiales, así como patadas en las piernas". 

Allí el presidente del Frente Amplio aludió irónicamente a los cuestionamientos de Heber a la INDDHH. "¿Una costilla quebrada es tufillo electoral? ¿Un tímpano perforado lo es?", se preguntó

Pereira intimó a Heber a realizar una investigación "seria y de urgencia" que clarifique los hechos. Según el presidente del FA, el ministro conoce las denuncias pero, pese a eso, no actuó en consecuencia.

El plazo que le puso la oposición para indagar los hechos es de un mes. De no tener una respuesta oficial en estos treinta días, Pereira prometió que el Frente Amplio llevará a cabo "todo tipo de acciones", aunque expresó su deseo de que el gobierno "tome nota". 

Pereira cargó también contra el hecho de que Heber, como ministro del Interior, es el que técnicamente tiene que velar por la normalidad del acto del 27 de marzo. En el Frente Amplio cuestionan que el jerarca "no solo hace campaña" defendiendo la ley de Urgente Consideración (LUC), sino que "coloca a la Policía contra los que queremos derogarla". 

Para el presidente de la coalición de izquierda, lo que se está haciendo con estas denuncias es, en realidad, defender a los "buenos policías", que son mayoría. "Lo que no nos puede pasar a los  uruguayos es sentirle miedo a la Policía", pidió. "Todos somos responsables de que eso no pase". 

Pereira pasó a enumerar la cantidad de "militantes hostigados" por manifestantes a favor del No. Por último, cuestionó al joven que este fin de semana "de alguna manera ofendió" a militantes del Partido Nacional en el Cerro, que estaban "ejerciendo su derecho de defender el mantenimiento de la ley". "No tenemos una doble vara para medir", dijo Pereira.

"Como nos gusta"

“Estamos en el ojo de la tormenta, como nos gusta. Bienvenida la tormenta”, dijo Heber en un acto en defensa de la LUC organizado por su Lista 71.

El ministro acusó a la alianza entre el Frente Amplio y el PIT-CNT de "mentir" para “generar el miedo a ver si pueden conseguir un voto”

Para Heber, ese intento busca generar la sensación de que la LUC “es responsable de una ola de abusos policiales en todo el país “. 

En ese marco, dijo que los datos del Observatorio sobre Violencia y Criminalidad del ministerio “encabezado por autoridades nombradas por el FA” documentó que en 2019 hubo 152 “acusaciones”, que en 2020 fueron 158 y 136 en 2021. “¿Dónde están los anuncios de que iba a haber un crecimiento exponencial de palo y el garrote?”, se preguntó. 

Heber añadió que al Frente Amplio “le da mucha bronca que los datos demuestren que lo que anunciaron no era cierto”.

Sobre las cifras aportadas horas antes por la oposición, el ministro del Interior dijo que todas las denuncias están siendo investigadas. “No estamos de brazos cruzados”. 

Por otra parte, volvió a respaldar a los policías imputados por homicidio y abuso de funciones en el caso de Durazno, y diferenció ese caso del de los efectivos acusados de violar a tres mujeres. Según dijo, en ese caso los policías inmediatamente expulsados, más allá de que todavía no hay resolución policial. “Allí nadie me acusó de presionar a Justicia”, afirmó. 

El ministro aventuró “tiempos duros” hasta el 27 de marzo, aunque dijo esperar que en estos días reine la paz, la tranquilidad, “sin presiones ni patoterismo”. “Si alguien cree que al Partido Nacional con estas cosas lo van a detener, están muy locos. Nos nos para nadie", exclamó

El ministro cerró su discurso parafraseando a Wilson Ferreira Aldunate: “Que venga el viento, que venga la tormenta, y que barra lo que tenga que barrer”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...