Nacional > ACTAS

Gavazzo dijo que mintió a la Justicia porque era su "derecho" y que lo hizo para proteger "camaradas"

El represor dice que dejar que apresaran a Gómez por el caso Gomensoro fue el "mal menor" para que no se apuntara a otros militares

Tiempo de lectura: -'

09 de abril de 2019 a las 19:14

El teniente coronel retirado José Nino Gavazzo admitió ante el Tribunal de Honor del Ejército haber "faltado a la verdad" ante la Justicia Ordinaria, y añadió que si hubiera dicho "lo que sabía" acerca de la muerte del tupamaro Roberto Gomensoro, existía una "muy alta probabilidad de que procesaran a varios oficiales que nada tenían que ver" con el hecho. 

Luego de ser notificado, en setiembre de 2018, del fallo del Tribunal de Honor, Gavazzo presentó un escrito impugnando la decisión. A la hora de argumentar por qué entendía injusto el fallo del tribunal –es decir, por qué no dañó el honor de la fuerza–, Gavazzo insistió en un punto: que, según él, siempre protegió a sus subalternos y superiores. "No he faltado a la verdad para favorecer ni perjudicar a camaradas. Sí he faltado a la verdad ante la Justicia Ordinaria, pero antes de que apareciera en escena el coronel Juan Carlos Gómez, lo cual es un derecho de todo indagado, al igual que lo es negarse a contestar preguntas o autoincriminarse. En el momento en que falto a la verdad ante el juez lo hago en mi defensa legítima y cuando nadie había todavía denunciado al coronel Gómez, lo que equivale a afirmar que no perjudiqué ni favorecí a ningún camarada", escribió. 

En ese documento, Gavazzo también relata cómo lo "mortificaba" ver a Gómez en la cárcel, pero que "no podía decirle acerca de los hechos que conocía", porque ello "sin lugar a duda" hubiera traído problemas a otros camaradas. "Yo sabía que el Cnel. Gómez nada tenía que ver con los hechos por los cuales ambos habíamos sido procesados, pero todas mis declaraciones recientes, antes de que apareciera el Cnel. Gómez como acusado, era de negar todo conocimiento de los hechos”, señaló. También dijo: “Pasaron algunos días y yo buscaba la forma de poder sacar del medio al Cnel. Gómez. No obstante sabía, por la experiencia judicial que ya había adquirido, de que cualquier cosa que yo admitiera para la liberación del Cnel. Gómez no iba a ser creída".

A fines de 2010, cuenta el represor, habló con Gómez para "ayudarlo" y le contó todo. “Le solicité si podíamos reunirnos en mi alojamiento, a lo que él accedió. Antes de comenzar a decirle lo que finalmente le dije, le expresé que yo tenía la necesidad de explicarle algo para su tranquilidad, pero que él antes me tenía que dar su palabra de honor de que por el momento, lo que allí habláramos iba a quedar entre nosotros, para protección de mis ex subordinados”.

“El Cnel. Gómez aceptó, y entonces le detallé toda la verdad de lo ocurrido con Roberto Gomensoro, explicándole también pormenorizadaemnte el por qué no lo podía explicar ante un juzgado, haciéndole un completo relato de lo que venía ocurriendo con los militares en esos recintos y poniéndole de ejemplo su propio caso. El coronel me agradeció la confianza que había depositado en él, yo me saqué un peso de encima y creí percibir que él también”, expresó Gavazzo.

"¿Por qué yo al principio cuando soy llamado por la jueza no digo todas estas cosas que estoy diciendo en este momento al tribunal? Por una razón muy sencilla. Porque en todo momento en cualquier juicio que se llama a un oficial, inmediatamente buscan que haya alguien más que tiene que ser responsable con él y le achacan la misma responsabilidad que pueda tener el responsable o no pueda o no tener el mismo responsable, pero empiezan a abrir el abanico y tratar de procesar al máximo posible de oficiales. Eso es lo que sucede, lo que está sucediendo hoy día, en la Justicia Ordinaria. Entonces yo lo que hice de esa manera es no mencionar nada porque si no iban a preguntar en el cuartel quién fue además que lo detuvo, quién lo interrogó, si es que lo interrogaron, quién hizo esto, quién hizo lo otro, e iban a procesar a oficiales que no tenían nada que ver y que eran subalternos míos. Entonces de esa manera yo no dije nada y asumí yo toda la responsabilidad". 

Sin embargo, acusó a Gómez de romper la confidencialidad. “Al día siguiente, en horas de la mañana, se me apersona a mi habitación y me deja un sobre cerrado. Yo abro el sobre en el que había una nota escrita de su puño y letra, cuyo original obra en mi poder y cuya fotocopia adjunto al presente. Apenas la leí me apersoné ante el coronel y le pregunte: ¿Mi coronel, no me había dado usted su palabra de honor que lo que hablamos ayer quedaba por el momento entre usted y yo? Ante lo cual y sin pudor alguno me contestó: 'No, Gavazzo, usted me pidió mi palabra de honor después de narrarme lo que me narró, por lo que no tengo ninguna obligación'. Cuando me dio esa falaz contestación fue como recibir un cachetazo, le dije que era un mentiroso y un hombre sin palabra", relató.

Respecto a la acusación de haber dejado que un camarada fuera apresado injustamente, Gavazzo respondió: "Si esto se refiere a que el Cnel. Gómez no fue autor de homicidio alguno, es cierto, pero decir lo que sabía de Roberto Gomensoro significaba la poco posible probabilidad de que anularan el procesamiento del Cnel. Gómez y la muy alta probabilidad de que procesaran a varios oficiales del Grupo de Artillería N°1, que tampoco nada tenían que ver con la muerte de Gomensoro. Es decir que tuve que elegir entre la posibilidad de un mal mayor y uno menor. Los reglamentos y la experiencia militar indican que quien ostenta el Mando debe elegir ante estas posibilidades el mal menor. Y mi decisión fue tomada con lealtad al camarada y a mis subordinados del Grupo Artillería N°1”, señaló.

Confesión por Gomensoro: una operación que le salió "mal"

En su segunda comparecencia ante el Tribunal de Honor, el 13 de junio de 2018, a Gavazzo se le consultó sobre información que habían proporcionado otros militares. Es entonces que el represor confiesa haber arrojado al río Negro el cuerpo de Gomensoro, tal como informó El Observador el pasado 30 de marzo. Dice que la "operación" le salió "tan mal" que "el cuerpo aparece al otro día o a los dos días".

A continuación se transcribe ese fragmento del cuestionario:

Pregunta: Usted mencionó que en el año 1973, siendo usted Mayor, Segundo Jefe del Grupo de Artillería N°1, se detuvo a una persona, a la que señala como el “Jefe Militar del Movimiento de Liberación ‘Tupamaros’”. También menciona que a esta persona una vez llegada a la Unidad, y como era en horas de la madrugada, usted dio la orden que lo dejaran esposado a una silla, y que al otro día de mañana el hombre había fallecido. ¿Quién era esta persona?

Gavazzo: Sé perfectamente el nombre. Estuve… ya fui juzgado por eso, pero en este momento no recuerdo el nombre, lo sé perfectamente, es un nombre muy conocido además.

Pregunta: ¿Puede ser Roberto Gomensoro?

Gavazzo: Roberto Gomensoro Josman, ese es el nombre.

Pregunta: En sus declaraciones está contenido que informó del hecho a su jefe, el Teniente Coronel Alfredo Rubio, y con éste concurren a informar al Comandante de División 1, General Esteban Cristi, y que éste entendió que no podía darse a conocer que había fallecido en estas circunstancias y decide que se lo tire al río Negro, sobre la represa Rincón del Bonete, acción que usted se hace cargo. Detalle cómo procede en esta acción y quién lo acompaña. 

Gavazzo: No me acompaña nadie. Lo hago solo. En la conversación con el General Cristi, hay que tener presente que estamos hablando en un período que estábamos en plena democracia, no se había producido todavía el golpe de estado. Entonces el General Cristi explicó, a los que estaban allí, que además de mi jefe y yo, estaba el Segundo Comandante de División, no me acuerdo qué otras personas más, explicó que no se podía comprometer al Ejército en que apareciera una persona que había fallecido dentro de un cuartel. Porque por más que no tuviera lesiones y… además nosotros sabíamos que por más autopsias que se le hicieran, que después se la hicieron, por más autopsias que se le hicieran no iba a aparecer nada porque no se le había hecho nada. No se le había hecho absolutamente nada. Por eso miente un Capitán Devat, que fue dado de baja un tiempo después, cuando dice que él lo vio torturar por mí en una mañana. No existió ninguna mañana porque él fue detenido de noche y a la mañana ya había fallecido. Bueno, el… Me perdí en lo que estaba explicando, lo que usted me había preguntado.

Pregunta: Cómo procede en esta acción y si alguien lo acompañaba. Usted ya dijo que no lo acompañaba nadie y que usted lo llevó solo a Paso de los Toros. ¿Cómo decide llevarlo a Paso de los Toros? ¿Lo decide usted también?

Gavazzo: No. Recibo la orden de llevarlo a Paso de los Toros. Me dice el General Cristi que eso ya estaba totalmente coordinado con el Comandante de la División de Ejército III, o sea que no iba a haber nadie en la zona, iba a estar todo el terreno liberado. No obstante, yo hago la operación tan mal que el cuerpo aparece al otro día o a los dos días, que ahí es cuando es recuperado, es cuando se hace la autopsia por el médico del Servicio Público de Paso de los Toros o de Tacuarembó, de uno de los dos lugares, no lo sé. Y aparece que no presenta lesiones de ningún tipo. Todo eso está en los documentos judiciales.

Pregunta: ¿Solo usted manejó el vehículo? ¿Lo cargó en el vehículo solo?

Gavazzo: Yo lo cargué en el vehículo, yo manejé el vehículo, yo lo llevé al lugar, lo bajé, lo puse en un bote y lo tiré del bote. Yo solo. 

Pregunta: Si usted lo tiró del bote, ¿le puso algún peso para que no saliera a flote?

Gavazzo: Sí, sí, por supuesto. Iba envuelto en un alambre con piedras del lugar.

Pregunta: ¿Se le habrá salido el alambre y por eso apareció a flote?

Gavazzo: No sé qué pasó. Porque era de noche, una noche oscura. Yo estaba solo, se imagina que no estaba muy tranquilo y creí que lo había dejado caer del bote más lejos de la costa de lo que yo creí, y no. Había caído cerca de la costa.

Pregunta: Consta en sus declaraciones que estos hechos no los ha declarado a la Justicia. ¿Por qué no lo hizo?

Gavazzo: Sí señor. No lo hice porque la denuncia no fue hecha así. Se hizo una denuncia contra el Coronel Juan Carlos Gómez y contra mí, de que los dos lo habíamos llevado a Paso de los Toros, lo habíamos llevado a unos galpones. Habíamos llevado también a otra persona que integrante del MLN y en presencia de él habíamos castrado a Gomensoro. Y es todo una serie de mentiras, que finalmente la fiscal pide el procesamiento de los dos, la jueza del lugar hace lugar y nos procesan. Pero al tiempo la fiscal es relevada por otra fiscal… por un fiscal. El fiscal vuelve, eran tan increíbles las cosas que decía ese hombre, era en realidad una venganza que él se estaba tomando, por haber sido detenido. El fiscal lo reinterroga a este hombre y decide… hay una palabra técnica judicial, sobreseer. Decide sobreseer al Coronel Gómez y a mí, a los dos. Sobreseer en el juicio. Entonces quedamos sin ningún tipo de acusación y quedamos libres de esa causa. ¿Por qué yo al principio cuando soy llamado por la jueza no digo todas estas cosas que estoy diciendo en este momento al tribunal? Por una razón muy sencilla. Porque en todo momento en cualquier juicio que se llama a un oficial, inmediatamente buscan que haya alguien más que tiene que ser responsable con él y le achacan la misma responsabilidad que pueda tener el responsable o no pueda o no tener el mismo responsable, pero empiezan a abrir el abanico y tratar de procesar al máximo posible de oficiales. Eso es lo que sucede, lo que está sucediendo hoy día, en la Justicia Ordinaria. Entonces yo lo que hice de esa manera es no mencionar nada porque si no iban a preguntar en el cuartel quién fue además que lo detuvo, quién lo interrogó, si es que lo interrogaron, quién hizo esto, quién hizo lo otro, e iban a procesar a oficiales que no tenían nada que ver y que eran subalternos míos. Entonces de esa manera yo no dije nada y asumí yo toda la responsabilidad. 

"Arterias un poco comprimidas"

Jorge Silveira presentó también ante el tribunal una carta escrita por Gavazzo y que le fuera entregada por Juan Carlos Gómez. En la misiva, fechada en 2010 y escrita a puño, Gavazzo dice que Gomensoro murió “de un paro cardíaco” y que “un médico” señaló que “al estar esposado con las manos atrás”, las “arterias pulmonares que pasan por el tórax” quedaron “un poco comprimidas”. De todos modos, niega haberlo matado, apremiado o mandado apremiar.

A continuación se transcribe la carta:

Yo, teniente coronel José N. Gavazzo, el día martes 26 de octubre de 2010, llamé al coronel Juan Carlos Gómez y le dije lo siguiente, que él puso por escrito solicitándome lo corroborara firmando al pie del presente, lo cual decidí hacer:

Roberto Gomensoro Josman murió de un paro cardíaco, en el Grupo de Artillería N°1. Un médico explicó que el estar esposado con las manos atrás un cierto tiempo, hace que las arterias pulmonares que pasan por el tórax cerca de donde nacen los brazos queden un poco comprimidas. 

Le dije también, como lo he expresado en los juzgados, que soy un soldado y como hombre soy un hombre digno y no doy nombre de ningún superior ni subalterno.

Le dije también que cuando murió Gomensoro yo era el 2° Jefe del Grupo de Artillería N°1, nombramiento transcripto en orden del Comando General del Ejército de fecha 26 de marzo de 1973. 

Le expresé también que yo, Teniente Coronel Gavazzo:
a)    No maté a Gomensoro.
b)    No di orden de que lo apremiaran para obtener información y menos aún que lo mataran. 
c)    Yo no lo apremié y por lo tanto no murió así.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...