Selección > SELECCIÓN

La maldición de Ferreyra: ahora le toca preparar a la sub 20 en medio de una pademia

El DT vivirá otro torneo atípico; primero fueron los Panamericanos de Lima con seis entrenamientos, luego el Preolímpico de Colombia sin amistosos de exigencia y ahora el Sudamericano sub 20. ¿Cómo lo hará?

Tiempo de lectura: -'

18 de septiembre de 2020 a las 05:01

Parece mentira… En julio de 2019 viajó a los Panamericanos de Lima con un equipo que tenía apenas seis entrenamientos y con una disputa con Peñarol por Darwin Núñez, al que finalmente terminaron cediendo. En enero de 2020 le tocó formar un plantel en el cierre de una temporada para jugar un Preolímpico, clasificatorio para Tokio 2020. El equipo se fue sin jugar partidos amistosos internacionales. Y ahora, como una especie de yapa maldita, otra preparación compleja, en medio de una pandemia que paralizó a todas las selecciones desde marzo.

Esta vez es la sub 20, que en enero y febrero de 2021 jugará el Sudamericano en Colombia. “Debido a la pandemia no podemos tener un cronograma organizado porque hay mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar”, explicó el técnico Gustavo Ferreyra a Referí.

El entrenador carece de suerte en este aspecto. La mayor parte de los desafíos que le tocaron al frente de las selecciones juveniles de Uruguay estuvieron marcados por los contratiempos.

“El otro día hablaba del tema en el Complejo con los integrantes del cuerpo técnico de la mayor de que nunca ha podido ser normal la preparación. Pero bueno, hay que enfrentarla y organizarse con lo que hay”, reveló el Ferreyra.

Por la memoria de los presentes en la reunión del Complejo Celeste desfilaron los hechos…

Primero los Juegos Panamericano de Lima 2019. El torneo se jugó en julio y agosto, y coincidía con el período de preparación de los equipos de Primera. Eso generó un realty show con Peñarol, que primero cedió a los jugadores para la selección juvenil y luego los negó. Finalmente, el futbolista viajó pero solo participó de dos entrenamientos. Además, aquella selección de Uruguay, la primera sin Fabián Coito, cargaba con la defensa de la medalla de oro que Uruguay  había conseguido en 2015, con Coito como entrenador y con Ferreyra como asistente.

“Quizás esta competencia no cae en el mejor momento porque recién empiezan los equipos a entrenar con sus jugadores y tenemos que armar un equipo. Hay pocos entrenamientos para hacerlo pero está planificado para que salga de la mejor manera posible”, dijo Ferreyra en aquel entonces en conferencia. Uruguay viajó finalmente con seis entrenamientos.

Para enero de 2020 estaba fijado el torneo Preolímpico en Colombia. El primer inconveniente se generó porque Uruguay no tenía entrenador. Ferreyra, que había trabajado en la Sub 20, llegó al final de su contrato. Los neutrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol decidieron renovar el acuerdo y se le anexó la Sub 23 como una extra.

El equipo no pudo empezar a entrenar en diciembre como estaba planificado debido a que se estaba definiendo el Campeonato Uruguayo. Para colmo, la fecha coincidía con el período de licencia de los futbolistas.

Iba a viajar a ese torneo sin partido de exigencia. El asunto fue que mientras los rivales se preparaban desde noviembre y jugaban ante selecciones, la celeste se midió dos semanas antes del inicio del clasificatorio con Canelones del Sur, Colonia, San José Capital y un combinado gaúcho.

Ahora le toca la tercera experiencia con las selecciones juveniles, como entrenador después que Coito emigrara a Guatemala y quedara al frente de la sub 29, la preparación para el Sudamericano de Colombia 2021 previsto para el mes de febrero.

El técnico Ferreyra reveló a Referí que, aprovechando que en las próximas dos semanas no se jugará fecha entre semana por el Apertura de Primera División, citará un plantel para entrenar en el Complejo Celeste.

“Vamos a hacer dos microciclos con la mayoría de los jugadores que están jugando en primera división”, dijo Ferreyra.

Asimismo, anticipó que luego de los ciclos mencionados, no van a parar de entrenar. “Vamos a seguir entrenando hasta el final del año con un plantel con mayoría de jugadores que juegan en Tercera y de otras categorías juveniles. Los trabajos serán lunes, martes y miércoles”.

El DT de la sub 20 celeste dijo que ya pasó a la gerencia deportiva que comanda Jorge Hananía la lista de jugadores a convocar para la próxima semana.

“Vamos a entrenar dos semanas con las precauciones del caso, con un protocolo sanitario que existe en el Complejo Celeste y que debemos respetar. A la hora de los trabajos debemos considerar las cargas que tienen los jugadores que están jugando dos veces por semana. La idea más que nada es volver a juntarnos y tener un encuentro porque de acá a fin de año no hay espacio. Apuntamos a lo grupal”.

Sin amistosos, sin jugadores

El técnico de la sub 20 dijo que por ahora no está previsto disputar partidos amistosos debido a la pandemia de covid-19.

“Sinceramente estamos viendo el día a día. Va a ser difícil poder jugar amistosos pero tampoco se descartan porque las demás selecciones tienen la intención de cruzarnos y hacer algún partido. Si es viable, se analizará”.

El entrenador dijo que “como la mayoría de los jugadores sub 20 juegan en primera y por la forma en que quedó armado el torneo local, cargado de partidos, es una limitante poder trabajar con normalidad. Ahora vamos a aprovechar esta ventana y luego seguir hasta fin de año con los que puedan estar. Tenemos claro que los que están en primera y en competencia no van a venir”.

Los del exterior

A ello se suma que los jugadores del exterior tampoco podrán formar parte de los entrenamientos.

“No descartamos a los jugadores pero es complicado que puedan venir como hacemos cuando tenemos un campeonato donde acordamos con los clubes que los cedan 10 días antes de la competencia, por todo el tema de la logístico que implica un viaje”.

Ferreyra, como ocurre con la selección mayor cuando los futbolistas llegan escasas horas antes de los partidos de las Eliminatorias, deberá apelar a la memoria de sus dirigidos.

“Para citar a los jugadores que tenemos en el exterior condiciona y limita todo lo que está pasando. Pero se da que generalmente recurrimos a chicos que llegan a las competencias porque se fueron desde el proceso al exterior”. Y explicó con dos ejemplos recientes: “Este año no se dio, no trabajaron con nosotros, pero por ejemplo los casos de Cristian Olivera y Juan Manuel Gutiérrez, que se fueron hace poco a España, ya pasaron por el proceso de sub 15 y sub 17. Entonces no se van a integrar a algo nuevo y desconocido”.

Ferreyra coincide con el técnico de la selección mayor, Óscar Washington Tabárez, que en nota con Referí hizo referencia al daño que generó la pandemia en un generación de futbolistas.

“Claro, una de las fortalezas que tenemos del proyecto de selecciones es poder entrenar todo el año. Eso nos permite, además de lo futbolístico, de ir formando un equipo, trabajar otras cosas a nivel grupal. Todas esas fortalezas del proyecto este año se han perdido, no se pudieron hacer. Con la mayoría de los chicos que están jugando en Primera no hemos podido estar juntos, compartir, viajar, jugar partidos internacionales que son lo que dan roce. Todo eso se ha perdido y ese daño tampoco sabemos qué alcance puede llegar a tener”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...