Fútbol Internacional > URUGUAYOS

Josema Giménez reveló la promesa que le hizo hace ocho años a su hermana adolescente embarazada

El zaguero de la selección y Atlético de Madrid contó momentos de su vida privada en su dura juventud, cuando pensó en dejar el fútbol para ayudar a su familia

Tiempo de lectura: -'

05 de junio de 2020 a las 12:19

José María Giménez, el zaguero de la selección uruguaya y Atlético de Madrid, reveló que estuvo a punto de dejar el fútbol el mismo año en que fue transferido a los colchoneros, debido a que por aquellos días consideraba que tenía que ayudar a su familia debido a que no pasaba por un buen momento económico.

El hecho que lo llevó a pensar en terminar su carrera fue el embarazo de su hermana adolescente, a quien le prometió que la iba a ayudar.

“Cuando yo tenía 17 años, jugaba con el primer equipo pero era de la Tercera, no ganaba aún ningún salario, no tenía contrato... Me daba para los boletos del autobús”, dijo a la radio Onda Cero al recordar cuando estaba en Danubio.

“Mi papá trabajaba, tenía una motito con la que iba a trabajar, mi mamá era ama de casa y mi hermana se quedó embarazada con 14, éramos una familia muy humilde, con pocos ingresos... Así que por si había dudas les dije, llorando, a mis padres y hermana: ‘Este niño va a nacer y yo me haré el responsable’. Ese día llamé a mis representantes y les comento la situación, iba a dejar el fútbol porque quería buscar un trabajo para ayudar”, agregó.

Josema contó que los empresarios estaban "a 500 kilómetros de su casa", en Toledo, y en tres horas y media llegaron a su hogar. “Se sentaron a hablar conmigo, me empezaron a ayudar para que no dejara el fútbol porque era mi pasión. Ese mismo año firmé por el Atleti”, agregó “el comandante”, como lo llaman en Madrid, quien en ese momento pensaba en ponerse a trabajar, lejos de la cancha.

Por todo eso, el zaguero dijo estar “agradecido” a Atlético. “El niño es un amor, cariño, se lleva bien con los primos, viven en Uruguay”, dijo sobre su sobrino.

Sobre el club colchonero, señaló: “Me dio la chance, si no hubiese sido porque me fichó... Cuando vienen los momentos jodidos, me dicen ‘qué mala suerte tienes cuando cometes un error o lesionas’, yo les digo ‘si supieras la buena suerte que tengo’. Lo del fútbol es una circunstancia de trabajo”.

Josema y su familia no la tuvieron fácil cuando él hacia las inferiores. “A los 15 hablé con Daniel Martínez, un entrenador que tuve en Juveniles, un padre para mí en el mundo del fútbol. Éramos una familia muy humilde, el dinero no alcanzaba, teníamos que comer...”, indicó. “El club me ayudaba muchísimo, Danubio siempre se portó bien conmigo, a veces nos daban dinero. Entonces me planteé que cuando pidiera el pase para irme libre quería ir a un equipo más pequeño, más cerca de mi casa (Toledo, Uruguay), a Cerrito, a 15 minutos de mi casa. Me dijo que me iba a ayudar para no tener que ir en autobús y pagar los boletos, me empezó a ayudar muchísimo, a llevarme en coche para ahorrarnos eso”, señaló.

Los deberes con los niños y la vuelta del fútbol

El futbolista también contó cómo fueron sus días de cuarentena en Madrid por la pandemia de coronavirus.

“Tengo mucha suerte, porque tengo una casa en la que he podido tocar el balón estos meses, y con dos niños te da la vida. Pensábamos a veces que no aguantas más, con la escuela con videollamada, los deberes, que no saben qué hacer... pero luego, analizando más en frío, y pensabas en la gente que no tiene un jardín o terraza”, expresó.

“Nos decíamos qué privilegiados que somos. Dentro de todo, como todas las familias que han pasado esta situación juntos, lo llevamos muy bien”, agregó el zaguero, quien contó que tuvo que hacer deberes junto a sus hijos, una tarea compleja.

 “Yo fui niño también y sólo quería jugar. ¿Cómo sentás a un niño a hacer deberes? Más con el más pequeño, que tiene dos años. He hecho muchos deberes con los niños. Me ha sorprendido que mi hijo de 5 años hace cosas de la escuela que yo empecé a hacer con 8 o 9. Pensaba: qué disparate de deberes”, explicó.

Con respecto a la vuelta del fútbol, dijo que la incertidumbre por el regreso generó muchas ganas en el equipo. “La cabeza de todos los jugadores del Atlético de Madrid está preparada para jugar cuando se nos necesite; viene un mes y medio con muchos partidos y vamos a participar todo y todos tenemos que estar preparados”, comentó.

 “Todos los compañeros han demostrado una profesionalidad tremenda, en los entrenamientos parece que no hubiésemos parado nunca. Hemos vuelto todos muy bien, entrenados. Se nota en el día a día, parece que no hubiéramos parado nunca”, agregó Josema.

El defensa de la celeste señaló que tenían claro que la vuelta de La Liga iba a ser sin público. “Va a ser raro jugar a puerta cerrada pero es totalmente lógico; la salud es lo primero y hará falta una vacuna. Cuando jugamos como local tenemos el factor número 12 que es la gente, que nos da ese apoyo tan necesario. No va a estar, tenemos que convivir con ello y superarlo. Todo va a ser distinto, los bancos de suplentes, las mascarillas...hay que adaptarse a todo eso”, dijo “el comandante”, uno de los capitanes de Atlético.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...