Selección > SELECCIÓN

La sub 23 perdió con la selección gaúcha: puede y debe rendir más

La selección preolímpica de Uruguay tuvo un exigente partido de práctica, perdió 2-1 y colectivamente el equipo dejó dudas

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2020 a las 22:07

La voz del zaguero y capitán Emanuel Gularte suena fuerte en la tarde del Complejo Celeste. La selección preolímpica de Uruguay no encuentra la forma de abrir la cerrada defensa de su adversario, la selección gaúcha, y el jugador de Progreso alienta y ordena a sus compañeros desde el fondo. Su don de mando, y  la claridad ofensiva que le dio al equipo Facundo Waller en el segundo tiempo (cuando ingresó al campo se puso la cinta de capitán que tenía Gularte), fue lo mejor que mostró la sub 23 en el amistoso internacional que disputó el martes en el marco de la preparación para el torneo preolímpico que se desarrollará del 18 de enero al 9 de febrero en Colombia.

El equipo de Gustavo Ferreyra como tal puede y debe rendir más. Perdió 2-1 en un encuentro donde en la primera parte prácticamente no llegó al arco del conjunto brasileño. Salvo jugadas de pelota quieta, ejecutadas por el jugador de Nacional Santiago Rodríguez, no hubo transiciones ni encuentros colectivos destacados.

El guion que utilizó el técnico fue un 4-1-4-1 que ocasionalmente se transformó en un 4-3-3 cuando el equipo recuperó la pelota y se lanzó en ataque. La fortaleza de Gularte en el fondo, la presencia de Carlos Benavídez en la mitad de la cancha y alguna intención de Rodríguez, fue lo más destacado de los primeros 45 minutos de un amistoso que por momentos tuvo poco de tal y abundaron las protestas.

Así empezó Uruguay
Christopher Fiermarín, Emiliano Ancheta, Emanuel Gularte, Mathías Laborda, Agustín Oliveros; Manuel Ugarte; Matías Arezo, Carlos Benavídez, Francisco Ginella, Santiago Rodríguez; Federico Viñas. 

Rodríguez empezó por el extremo derecho y Matías Arezo por el izquierdo, pero cambiaron de lugar sobre los 20 minutos y así se quedaron. Los dos colaboraron mucho presionando la salida desde el fondo del equipo rival. A la voz de Gularte, tanto los volantes como los delanteros se adelantaban en la cancha con la intención de robar la pelota o apurar el error.

“Sacalo, perfilate, calma, respirá, paciencia, manejalo”, fueron las palabras de Gularte para sus compañeros. Pero cuando los muchachos celestes se hicieron de la pelota, les faltó velocidad y precisión en la coordinación.

Esa parte del equipo mejoró en el complemento con el ingreso de Facundo Waller por Ginella. El zurdo de Plaza Colonia le brindó más claridad a la ofensiva. A él le cometieron el penal que Diego Rossi transformó en gol cuando faltaba poco para el final de la práctica. Unos minutos antes, Waller estrelló un zurdazo en el travesaño.

A esa altura del partido el ataque de los celestes se conformaba con Rossi por derecha en lugar de Arezo, Juan Ignacio Ramírez por Viñas en el centro y Joaquín Piquerez en lugar de Santi Rodríguez por izquierda.

Viñas, el delantero que explotó en el América de México, fue titular, pero no tuvo ocasiones frente al arco. Jugó muy solo entre los zagueros y aunque intentó retirarse unos metros de la zona caliente, tampoco fue preciso con la pelota en los pies.

El martes al mediodía el técnico Ferreyra adelantó que en estos primeros partidos de práctica (el sábado empató 0-0 contra la Liga Premier de México) los jugadores iban a sentir el esfuerzo físico que estaban realizando.

“El equipo está en proceso de formación y la evaluación es relativa porque estamos saliendo de lo que sería un trabajo físico exigente” expresó el DT en Sport 890 y recalcó que Viñas se sumó al plantel con una carga física importante, después de jugar las finales de la Liga mexicana con su  equipo.

El balance defensivo tampoco fue bueno en los primeros 45 minutos porque la selección gaúcha llegó dos veces y convirtió dos goles. El primero con un remate fuerte desde afuera del área por intermedio de Jefferson Vinicius, y el segundo con un toque en la boca del arco de Alves Chú, tras un desborde por el costado zurdo de Uruguay.

Santi Rodríguez con derecha y Agustín Oliveros o Waller, se encargaron de los remates de pelota quieta. En la primera parte fue la única opción que tuvo el equipo para acercarse al arco. 

Otro cambio de Uruguay en el complemento fue el de golero: entró Rodrigo Formento y salió Fiermarín. Los locales jugaron más arriba y prácticamente no sufrieron defensivamente. Pero salvo aquel tiro de Waller que devolvió el caño y el gol de penal, fueron escasas las ocasiones generadas.

La práctica se picó en el primer tiempo cuando le pusieron una plancha a Ancheta y el lateral le dijo al juez “empezá a cobrar porque la próxima lo parto” y continuó después con el pedido del árbitro para que cambiaran a un brasileño que no paraba de pedirle que sacara cartón amarillo. Lo que no sabía era que no habían llevado tarjetas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...