Cargando...
Salon de clases de la Escuela Técnica de Barrio Lavalleja

Nacional > Educación por proyectos

Los Centros María Espínola, el nuevo plan piloto de ANEP para secundaria y UTU

Los doce centros contarán con un horario extendido, con foco en la interdisciplina y el trabajo por proyecto y brindarán tres comidas al día a sus alumnos. 

Tiempo de lectura: -'

22 de marzo de 2021 a las 05:01

En la Escuela Técnica Barrio Lavalleja se está terminando de construir el comedor donde, a partir de este año, los 500 alumnos del centro recibirán desayuno, almuerzo y merienda todos los días. Este es uno de los cambios más importantes que vivirá la institución en el 2021, ya que es uno de los doce centros María Espínola que forman parte del nuevo plan piloto de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Este centro de Educación Media Básica de UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay) se ubica a unas cuadras del barrio Cuarenta Semanas y cubre la zona de la Cuenca del Casavalle, una de las regiones más pobres de Montevideo. La situación de vulnerabilidad social que viven la mayoría de sus alumnos, junto con los bajos índices de rendimiento que presenta, llevaron a la Dirección General de Educación Técnico Profesional (DGETP) a elegirla como candidata para ser uno de los primeros centros Espínola. 

Nombrado en honor a María Espínola (1878-1963), la maestra y directora rural que fundó la primera escuela técnica en el interior del país, el nuevo plan de la ANEP consiste en cambiar 12 instituciones de ciclo básico -6 de Secundaria y 6 de UTU- a una modalidad de tiempo completo, apuntando a la "intredisciplinariedad y la enseñanza en torno a proyectos" adaptando su curricula en "sectores de asignaturas" en los que los docentes de diversas materias trabajaran en conjunto con un coordinador de enseñanza. Además del foco en el aprendizaje basado en proyectos, el plan consiste en adaptar los centros a las necesidades de los contextos socio-educativos en los que se ven inmersos.

Además de la Escuela Técnica de Barrio Lavalleja, los centros Espínola de UTU que inician este año serán la Escuela Técnica de Flor de Maroñas, el Centro Educativo Asociado (CEA) de Puntas de Manga (Montevideo), la Escuela Agraria de Minas (Lavalleja), el CEA de Paysandú y la Escuela Técnica n°2 de Tres Fronteras en Bella Unión. Esta última se inaugurará este año, iniciando las clases en principio en instalaciones de la otra escuela técnica de la ciudad hasta que acaben las obras, antes de mitad de año, según informó a El Observador el director general de la DGETP; Juan Pereyra.

En el caso de Secundaria, los centros de ciclo basico que comenzaron a aplicar esta nueva modalidad en 2021 están todos en el interior del país. Estos son: el liceo de Cardal (Flores), el n° 4 de Rivera, el n° 4 de Mercedes (Soriano) y los liceos rurales de Pueblo Sequeira (Artigas), Achar (Tacuarembó) y Villa del Rosario (Lavalleja). 

Pereyra dijo que uno de los principales focos del plan en esta primera etapa es el tema de la alimentación. "Estamos apuntando la logística fundamentalmente a la parte alimentaria del proyecto, es decir, a diseñar y armar las cocinas y comedores y todo aquel espacio que se necesite". El director de UTU agregó que también se está trabajando en preparar los espacios de los centros que se destinarán a las actividades deportivas y recreativas.

 

Escuela Técnica de Barrio Lavalleja

Según contó a este medio María Carminati, directora de la Escuela Técnica de Barrio Lavalleja, el centro no contaba antes con una propuesta alimentaria, ya que los alumnos concurrían en años anteriores por un período no mayor a seis horas. Explicó que a las obras del comedor se sumarán las de una cocina, en la que se prepararán las tres comidas diarias de los alumnos a partir del año próximo. "Por ahora nos vamos a manejar con un sistema de bandejas, como se hace en muchas escuelas", comentó la docente. 

Pereyra comentó que el nuevo plan es "muy importante para UTU" porque "salvo las escuelas agrarias, no habían cursos de tiempo completo de 8 horas" en la esfera de la institución y destacó que es una "forma de educación diferente" creada a medida para que los centros educativos puedan atender las necesidades de los alumnos en los quintiles poblacionales más vulnerables. "Vamos a atender a una población muy carenciada, dándoles una educación y una atención con profesionales muy diferente a la que se venía dando", comentó el jerarca.

"Nuestra escuela esta inmersa dentro de una zona muy carenciada, la cuenca del Casavalle integra muchos barrios con realidades complejas", explicó Carminati, agregando que una de las principales problemáticas es la creciente desocupación de la gente de la zona: "hay mucha gente que se dedica a hacer changas, los padres de nuestros alumnos generalmente son desocupados o recolectores, por lo que es una población social y económicamente muy deprimida". Carminati cuenta que cuando el director de UTU manifestó a mediados del año pasado, el interés de transformar la escuela en un centro Espínola, "fue porque observaron que estaba ubicada en un contexto carenciado donde obviamente la desvinculación, los niveles de aprobación, no eran los esperados". 

Para paliar los efectos negativos de estas realidades en el desempeño educativo de los alumnos, el plan de ANEP busca implementar experiencias como la cooperación de materias de ramas similares, agrupándolas en cinco "sectores de asignaturas": arte y deporte, ciencias naturales y matemática, ciencias sociales, lenguas y por último, tecnología en el caso de Educación Secundaria y área técnica-tecnológica en el caso de la Educación Técnico-Profesional. Pereyra dijo que una de las necesidades que ven en el ciclo básico de UTU es "que no se están cumpliendo las expectativas de los chicos en el área técnica-tecnológica".

Para Carminati, tanto el aprendizaje por proyectos, como el foco en la parte técnica y tecnológica, no son necesariamente algo "nuevo" en UTU, ya que ésta "tiene en sus raíces el trabajo en proyectos, porque el programa está atravesado por los talleres y la tecnología es el eje de este ciclo básico", pero considera que tanto la reestructura como la incorporación de los roles de los coordinadores y el profesor de Tecnología, "van a potenciar mucho más todo eso".

Sala de informática de loa Escuela Técnica de Barrio Lavalleja

Pereyra contó que el inicio de clases en los Centros Espínola, al igual que en el resto de las instituciones de la UTU se ha visto perjudicado por la pandemia, con el notorio aumento de casos positivos de covid-19 que se viene dando en las últimas semanas. "El inicio fue un poco dificultoso en algunos centros por el tema de la presencialidad y la gran cantidad de casos que se están dando en el país, lo que complico un poco e hizo que no hayamos podido comenzar con todo el potencial como queríamos", manifestó el director general de UTU. 

El pasado martes 23 de febrero inició el ciclo de formación para los equipos educativos que trabajaran en los centros Espínola, con una jornada de lanzamiento convocada por ANEP para que los directivos y educadores de las instituciones trabajaran en el desarrollo de la propuesta e intercambiaran ideas. Las capacitaciones se extenderán durante todo este primer semestre, consistiendo en siete módulos con temáticas aplicadas al desarrollo del proyecto, que se impartirán tanto de forma virtual como presencial. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...