Fútbol Internacional > EQUIPO SE BUSCA

Messi-Suárez, la amistad que hizo explotar a Barcelona

Jugando juntos marcaron 546 goles, se repartieron mutuamente 85 asistencias y ganaron 13 títulos; ¿hay algún club en el mundo que los pueda volver a juntar?

Tiempo de lectura: -'

26 de agosto de 2020 a las 05:04

El 25 de octubre de 2014 nació una dupla futbolística increíble que por estas horas está llegando a su fin tras la partida obligada de Luis Suárez del Barcelona y el anuncio de Lionel Messi de que quiere abandonar el club.

Tras cumplir una dura sanción impuesta por la FIFA por su mordida a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil 2014, Suárez debutó con Barcelona y jugó junto por primera vez con Messi. Un aluvión de goles, asistencias, trofeos y premios personales se sucedieron desde entonces para el club catalán y los delanteros rioplatenses. 

Si bien aquella tarde perdieron 3-1 contra Real Madrid en el Santiago Bernabéu (Suárez le dio una asistencia a Neymar que abrió el marcador, pero luego los merengues lo dieron vuelta con tantos de Cristiano Ronaldo, Pepe y Karim Benzema), Barcelona logró esa temporada recuperar la Liga de España que había perdido a manos de Atlético de Madrid en 2013-2014 (con un cabezazo memorable de Diego Godín), recuperar la Copa del Rey que había quedado en manos de Real Madrid en 2014 y conquistar la Liga de Campeones por cuarta vez en la historia del club. Nada menos que una triple corona.  

La sociedad se rompió definitivamente el lunes pasado cuando el nuevo entrenador del equipo, el holandés Ronald Koeman, se comunicó con Suárez para decirle que no entraba en sus planes para la venidera temporada. El efecto dominó del aplastante 8-2 de Bayern Múnich por los cuartos de final de la Liga de Campeones se cobraba así su segunda gran víctima. La primera, cantada, fue el entrenador Quique Setién, cesado el 17 de agosto, tres días después de la humillación en Lisboa. 

Además de ser el socio ideal en la cancha, Suárez se convirtió en un gran amigo personal de Messi. El uruguayo se instaló como vecino del argentino en Barcelona y sus respectivas esposas, Sofía Balbi y Antonella Rocuzzo, también congeniaron para formar un círculo íntimo familiar ideal. 

Por eso, la salida de Suárez tuvo un peso significativo muy especial para Messi que este martes le anunció al club su intención de hacer uso de una cláusula de salida unilateral fijada para el final de la temporada 2019-2020, cuando el contrato del argentino expiraba el 30 de junio de 2021. 

Para colmo, el otro jugador con el que Messi y Suárez tenían más afinidad en el vestuario era el chileno Arturo Vidal a quien Koeman también le comunicó que deberá buscarse otro club en el que jugar. 

Entre mediados de 2014 y mediados de 2017, la tercera pata de la amistad era el brasileño Neymar, que entonces fue fichado por Paris Saint-Germain, otro de los hechos que en Barcelona le fustigan al actual presidente del club, Josep María Bartomeu.

La salida de Suárez se resolverá en una mesa de abogados de las partes, ya que el uruguayo también tenía contrato hasta el 30 de junio de 2021. Deberán arreglar los términos para rescindir de común acuerdo el vínculo. 

La salida de Messi parece no ser tan sencilla y apunta a resolverse en los tribunales. Barcelona dice que el plazo para hacer uso de la cláusula que pretende activar Messi venció el 10 de junio y el jugador afirma que el calendario original, y por tanto esa fecha, fue modificado a causa de un hecho de fuerza mayor: la pandemia de coronavirus. El club pretenderá hacer valer ante cualquier club que se le quiera llevar a su hijo pródigo la cláusula de rescisión de su contrato, fijada en € 700 millones.  

Números históricos

Messi es un emblema de Barcelona. Jugó 737 partidos oficiales y marcó 634 goles siendo el máximo goleador histórico del club. Sin dudas su nombre está entre los mejores futbolistas de la historia del fútbol mundial. 

En compañía de Suárez, Messi marcó 263 goles y le dio 39 pases de gol al uruguayo. 

Uno de esos pases-gol se lo dio el 14 de febrero de 2016 contra Celta, en un tiro penal, lo que dejó patente la hermandad existente entre los jugadores.  

Suárez disputó 283 partidos con la camiseta de Barcelona marcando 198 goles. Es el tercer máximo anotador en la historia de los blaugranas. A Messi le dio 46 pases de gol. 

Claro que no en todos esos 283 partidos, Suárez jugó con Messi, quien tuvo sus ausencias por lesión, como también las tuvo el uruguayo que a principios de este año se volvió a lesionar la rodilla, en la Supercopa contra Atlético de Madrid, y estuvo 12 partidos al margen tras una intervención quirúrgica. 

Lo bueno para Barcelona es que Suárez siempre dio la cara cada vez que Messi estuvo ausente por lesión. 

En la temporada 2016-2017 hizo dos goles en cuatro partidos ante una ausencia del argentino. En la temporada 2015-2016 anotó 12 goles en 10 partidos, incluido un doblete en el Bernabéu para un memorable 4-0 a Real Madrid. Por último, en la temporada 2018-2019, cuando Messi se rompió el radio, Suárez le hizo tres goles a Real Madrid en un recital que se tradujo en un 5-1 en el Camp Nou. Con otros dos tantos a Rayo Vallecano sumó cinco conquistas en tres juegos sin su socio ideal. 

Entre los dos levantaron 13 títulos en Barcelona cuatro Ligas de España, una Liga de Campeones, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa, cuatro Copas del Rey y dos Supercopa de España.

Suárez fue Pichichi de la Liga de España 2015-2016 con 40 goles conquistando en esa temporada la Bota de Oro europea (premio al mejor goleador de torneos de liga en el Viejo Continente). 

Mientras jugaron juntos, Messi ganó el Balón de Oro en 2014-2015 y 2018-2019, fue el jugador del año para la UEFA en 2014-2015, Bota de Oro en 2016-2017, 2017-2018 y 2018-2019 y Pichichi de esas mismas temporadas y también de la reciente 2019-2020. 

Sin embargo, esta última temporada no pudieron conquistar ningún título. Algo que nunca le había pasado al Barcelona de Messi y Suárez. 

¿El destino?

Cuando aún quedan pendientes las rescisiones de cada uno de sus contratos, aún es muy prematuro para vislumbrar qué será de la carrera de cada uno de los jugadores. 

Si Messi eligió irse del club donde desarrolló toda su carrera no es improbable que decida seguir su camino en conjunto con Suárez. 

El uruguayo ya rechazó, durante la pandemia, un interés develado por Ajax. Su nombre fue vinculado con Inter de Miami y en España especulan que su amistad con Neymar podría llevarlo a Paris Saint-Germain

Lo que es seguro es que los futbolistas deberán adaptarse a un nuevo panorama económico, debido a su edad (ambos 33 años) y al contexto de crisis que dejó la pandemia. 

El año pasado, L'Equipe informó que Messi era el jugador mejor pago del planeta con un salario mensual de € 8,3 millones y que Suárez percibía € 2,9 millones siendo el quinto mejor pago. 

Más que esos números, los jugadores deberán ser seducidos por un proyecto deportivo que los haga sentir valorados, algo que sienten que perdieron en Barcelona. El mundo del fútbol estará en vilo hasta que se sepa dónde irán a parar ambos jugadores. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...