12 de junio 2024
Dólar
Compra 37,90 Venta 40,30
5 de marzo 2023 - 5:00hs

"En el año 1991, cuando estaba en formativas de Cordón jugué en esa cancha. Abierta, piso de bitumen; inolvidable", cuenta Álvaro Ponce, actual entrenador de Nacional en básquetbol. 

Quiso el destino que 32 años después, Ponce dirigiera el primer partido de la historia de Nacional en su cancha cerrada. Fue el viernes contra Larre Borges, por la última fecha de la fase regular de la Liga Uruguaya 2022-2023. Nacional practica este deporte desde el año 1932 y fue campeón Federal en 1935 y en 1937. 

La cancha abierta estuvo históricamente ubicada en el Gran Parque Central, sobre la calle Comandante Braga, entre Juan Ramón Gómez y General Urquiza, detrás de la tribuna Abdón Porte y el codo de la Atilio García. 

En 2013, bajo la presidencia de Eduardo Ache y con quien hoy es nuevamente presidente del básquetbol, el exjugador del club Luis “Gallo” López, Nacional comenzó las obras de cerramiento de la cancha abierta transformándolo en un gimnasio polideportivo donde compartieron espacio fútbol sala, vóleibol y también básquetbol, pero en este caso, solo a los efectos de entrenar.

Las obras se terminaron en 2016 con un buen piso flotante. 

Sin embargo, Nacional tuvo un rumbo itinerante en el básquetbol para jugar. Este año ofició de locatario en Larre Borges luego de estar varias temporadas jugando en Unión Atlética. 

"Cuando llegué a Nacional el Gallo López me dijo que una de las aspiraciones del básquetbol de esta temporada era realizar obras que le permitieran al club jugar de local en su cancha", contó Ponce a Referí

Para ello fue necesario montar tribunas retráctiles a ambos lados de la cancha, sacar el piso flotante, nivelar el piso, recolocarlo, pintarlo y colocar un nuevo tablero electrónico. 

Las obras fueron encomendadas al arquitecto Jorge Pérez Huelmo que fue quien diseñó las obras del club social construido a impulso de la presidencia de José Decurnex. 

"Esto es el fruto del trabaja de muchos años y la concreción de la aspiración del presidente López y del gerente deportivo Alejandro "Yayo" González", reveló a Referí Pérez Huelmo. 

El club importó unas tribunas retráctiles desde Estados Unidos con un sistema de armado y desarmado electrónico que en menos de cinco minutos quedan prontas para usarse. 

"Con las tribunas retráctiles se puede seguir jugando en 40x20 fútbol sala y vóleibol y en 28x15 básquetbol con el montaje de las tribunas", contó el arquitecto.  

"Las dos tribunas laterales desmontables tienen 384 butacas cada una, son tiene filas, algunas tienen 54 butacas y otras 60. Además se usan cinco tribunas móviles para 19 personas cada una detrás de los aros. El aforo total es de 858 personas", agregó. 

Las obras demandaron más de US$ 200 mil para que Nacional pueda ser ahora local en el Parque también en básquetbol. El club costeó las obras con recursos genuinos de la institución. 

"Es un tremendo logro que hizo la institución porque con esto se acorta la innegable ventaja deportiva que tenía por no ser locatario sino que también refuerza la identidad del club. El club deja de gastar en alquiler de canchas, los recursos de hacen más eficientes y ya no hay que trasladar más toda la logística de equipación, indumentaria, pelotas, materiales, área médica y agua a una cancha ajena", expresó Ponce. 

"La hinchada de Nacional es un sexto jugadores. Donde más lo vivimos este año fue en el clásico, que jugamos en Unión Atlética, se siente una presión muy linda con la hinchada en cada cancha, con sus cánticos, sus aplausos y su aliento. Jugar en el Parque, donde todos se sienten identificados, con las tribunas tan cerca es un plus. El ruido del partido del viernes fue impresionante, por eso los entrenadores terminamos roncos después de cada partido", agregó. 

Además de sus modernas tribunas, su tablero nuevo y su cancha a punto, Nacional tiene vestuarios con todas las comodidades, un contenedor con aire acondicionado que oficia como sala de videos con un televisor grande, mesa y tabla para el entrenador, una sala de aparatos pegada a una de las tribunas de atrás de uno de los aros para hacer ejercicios de movilidad y estiramiento previos a los juegos donde el equipo puede incluso realizar una mini sesión de pesas. "El plantel tiene ahora todo en su casa propia", enfatizó Ponce. :

Para el partido ante Larre Borges, se utilizaron como puntos de acceso las calles Comandante Braga y Urquiza. Para los próximos partidos ya se logró una habilitación de Bomberos que faltaba y los dos clubes podrán entrar por Comandante Braga. 

Nacional está otra vez de fiesta y demuestra que en esto del deporte siempre hay tiempo para seguir creciendo. 

Temas:

Nacional obras básquetbol cancha cerrada tribunas retráctiles Costos

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos