Cargando...

Mundo > Conflicto de poderes

Nueva York confirmó a través de una ley la prohibición de portar armas

La norma repone la ley estadual derogada por la Corte Suprema hace 10 días y entrará en vigencia a partir del 1° de septiembre

Tiempo de lectura: -'

04 de julio de 2022 a las 05:04

Una nueva ley votada por la Legislatura del Estado de Nueva York que ya había sido promulgada por la gobernadora Kathy Hochul, reimplantará la prohibición de portar armas en público dentro de ese estado.

La ley repone y hasta aumenta los requisitos para portar armas en público luego de que la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos declarara ilegal otra norma que regía desde hacía más de un siglo en Nueva York.

Esto sucedió en una sesión especial de la legislatura de ese estado que tiene mayoría del Partido Demócrata tras dos días de debate y entrará en vigencia el 1° de septiembre. Restringe el uso de armas en espacios públicos de Nueva York, incluido el Times Square.

Los espacios en los que no se podrá portar armas serán los lugares donde se reúnen niños, estadios, parques, museos, colegios, universidades, teatros, centros de salud, zoológicos, hogares de ancianos, albergues de víctimas de violencia doméstica, casas de culto, edificios gubernamentales, bibliotecas y refugios para personas sin hogar, entre otros.

Son zonas libres de armas residencias y negocios privados como bares o restaurantes, en donde únicamente se permitirá el porte cuando el dueño de la propiedad a través de un letrero visible exprese su conformidad con las armas de fuego.

A partir de ahora, toda persona que quiera tener un arma dentro del estado deberá obtener un permiso, el cual establece la realización de dos horas de entrenamiento en un campo de tiro y 16 horas de capacitación para aprender su correcto uso.

Además, los solicitantes deberán demostrar sus competencias de tiro y estar ajustados a los estándares que imponga la policía estatal.

También deberán tener una entrevista presencial con un funcionario, dejar datos familiares para poder contactar a quienes convivan con el solicitante y presentar una lista con sus cuentas en redes sociales actuales y las de los últimos tres años.

Según la ley, se verificará que los ciudadanos tengan "el carácter esencial, el temperamento y el juicio necesarios para que se les confíe un arma y usarla solo de una manera que no ponga en peligro a sí mismos ni a los demás".

Las autoridades crearán una base de datos estatal donde podrán ser rastreados quienes compren ciertas municiones y se descalificarán ciertos pedidos, como por ejemplo tener historial de comportamiento peligroso.

Los funcionarios responsables de hacer cumplir la ley y los guardias de seguridad no estarán dentro de las restricciones.

La norma fue aprobada por el Senado estatal y por la Asamblea legislativa en Albany, sede del gobierno central de mayoría demócrata, tras el llamado hecho por la gobernadora Kathy Hochul,  y a pesar del rechazo de los representantes republicanos.

Claramente es una respuesta a la Corte Suprema de Estados Unidos que el 23 de junio anuló los límites de al menos seis estados sobre el derecho a portar armas en público para defensa propia.

“Me niego a renunciar a mi derecho como gobernadora de proteger del daño que pueda causarse. No vamos hacia atrás. Pueden pensar que pueden cambiar nuestras vidas con el trazo de un bolígrafo, pero también tenemos bolígrafos para hacerlo", dijo la gobernadora.

La Corte federal falló que en Nueva York se violaba el derecho de los ciudadanos a “tener y portar armas” establecido en la Segunda Enmienda de la Constitución del país.

Ese fallo, avalado por la mayoría conservadora de la Corte, fue rechazado por el presidente Joe Biden, uno de los primeros en  deplorarlo y declarar que la violencia armada en Estados Unidos es un motivo de “vergüenza nacional”.

“Este fallo contradice tanto el sentido común como la Constitución y debería preocuparnos profundamente a todos”, declaró Biden, para quien “debemos hacer más como sociedad, no menos, para proteger a nuestros conciudadanos".

El senador demócrata Brad Hoylman fue más explícito al decir que la norma, aprobada en la madrugada del sábado pasado, estaba “devolviendo el favor a la Corte Suprema”.

“Que la Corte Suprema de los Estados Unidos transmita esta decisión a Nueva York en este momento en que las armas ilegales han estado inundando nuestras calles y la violencia armada está en su punto más alto, es absolutamente despreciable” aseveró Hoylman.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...