Nacional > Acusado

Policía de la Republicana a prisión por rapiñas, violencia y amenazas a prostitutas

Sus víctimas habían sido contactadas por una página web de trabajadoras sexuales trans

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2018 a las 15:40

Un policía de la Guardia Republicana fue enviado a prisión por dos delitos de rapiña especialmente agravada, violencia privada y amenazas, luego de ser denunciado por tres prostitutas trans a quienes contactaba a través de una página web.

Según el relato de la fiscal del caso, Adriana Edelman, el uniformado cometió el primer delito el 2 de julio en la casa de la víctima, en donde habían coordinado el encuentro para mantener relaciones sexuales. Una vez allí, el policía sacó su arma de reglamento y le exigió dinero a la mujer. Ella le entregó entonces US$ 500 y $ 210, y él la obligó a que apagara su celular y no llamara a nadie.

Dos días después, la escena fue muy similar, pero con otra trabajadora sexual. Sin embargo, esta vez no tuvo suerte, porque la víctima empezó a gritar y el policía decidió escapar: salió corriendo de la vivienda, ubicada en la calle Yaguarón, en dirección a 18 de julio, y allí fue captado por una cámara de seguridad que sirvió de prueba para la Fiscalía.

Lea también: La pesadilla de una mujer que padeció cuchillazos y golpes de su pareja

El último delito lo cometió el domingo 8, pero no fue un asalto. Le pidió a la prostituta que se acostara y él comenzó a apretarle el cuello con sus manos. Ella le dijo que se detuviera porque se estaba ahogando y como el efectivo no le hizo caso se soltó con un movimiento brusco. Entonces gritó para pedir el auxilio de su primo, que estaba en otro cuarto de la casa. Cuando su pariente ingresó, el policía sacó su arma y se escapó.

Las víctimas compartieron una fotografía del hombre en un grupo de WhatsApp y coincidieron en que, en efecto, ese era su agresor.

Entre las pruebas que presentó Edelman, se encuentran la confirmación de la titularidad del celular con el que contactaba a las prostitutas y la incautación de prendas que vestía en el momento de los hechos: mochila negra, pantalón jean claro, gorro de lana y un buzo bordó.

Lea también: El asalto a una ambulancia y el relato de un médico: "Creí que nos matarían"

La Justicia accedió a los 90 días de encarcelamiento cautelar que solicitó Edelman, tiempo en que deberá continuar investigando y preparar la acusación.

El imputado aún niega las acusaciones, pero su defensa no puso mayores objeciones al pedido de la fiscal, salvo que se decretaran menos días para la prisión preventiva.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...