Mundo > Rispidez internacional

Reino Unido analiza respuesta a Irán por captura de buque y crece tensión en el golfo

El gobierno británico anunciará medidas; autoridades iraníes mantienen su posición y afirman que están preparadas para “diferentes escenarios”  

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2019 a las 05:03

Gran Bretaña analiza sus próximos pasos en la crisis en el golfo Pérsico, con pocas opciones aparentes después de un registro que muestra que el ejército iraní desafió a un buque de guerra británico y abordó y capturó a un barco petrolero hace tres días.

Pero ha dado pocas pistas sobre cómo planea responder después de que las Guardias Revolucionarias iraníes bajaron desde helicópteros y capturaron al “Stena Impero” en el estrecho de Ormuz el viernes, en una aparente represalia por la captura británica de un tanquero iraní dos semanas antes. Imágenes obtenidas por Reuters de una agencia de noticias iraní este domingo muestran al tanquero atracado en un puerto de Irán, ahora con banderas de la República Islámica.

El gobierno británico anunciaría sus próximas medidas en esta jornada en una presentación al Parlamento. Pero expertos en la región dicen que hay pocos pasos obvios que Londres puede tomar en momentos cuando Estados Unidos ya ha impuesto las máximas sanciones económicas posibles, prohibiendo todas las exportaciones de petróleo iraní en el mundo.

“No veo en este momento que podamos ofrecer una concesión que pueda resolver la crisis. Brindar seguridad y escoltar a futuros barcos es un asunto diferente”, dijo Tim Ripley, un experto en defensa británica que escribe sobre el golfo Pérsico en Jane’s Defence Weekly.

Un día después de calificar la captura como un “acto hostil”, funcionarios británicos de alto rango se mantuvieron relativamente tranquilos el domingo, dejando en claro que aún debían lograr una respuesta.

“Vamos a ver una serie de opciones”, dijo a Sky News el ministro de defensa Tobias Ellwood. “Hablaremos con nuestros colegas, nuestros aliados internacionales para ver qué podemos hacer realmente”.

“Nuestra primera y más importante responsabilidad es asegurarnos de tener una solución sobre el problema relacionado con el barco actual, asegurarnos de que otros buques con bandera británica sean seguros para operar en estas aguas y luego ver el panorama más amplio”, agregó.

La captura iraní del buque en la vía marítima más importante del comercio mundial de petróleo fue la última escalada en tres meses de una espiral de confrontaciones con Occidente que comenzó cuando nuevas y más duras sanciones por parte de Estados Unidos entraron en vigor a inicios de mayo.

Los países europeos, incluyendo a Gran Bretaña, han quedado atrapados en el medio. No concordaron con la decisión de Washington de retirarse del acuerdo nuclear pero hasta ahora no han podido ofrecer a Irán otra manera de recibir los beneficios económicos prometidos por el pacto.

Barcos cargueros en el estrecho de Ormuz

Londres entró más directamente en la confrontación el 4 de julio, cuando los Royal Marines capturaron a un tanquero iraní en la costa de Gibraltar. Gran Bretaña lo acusó de violar las sanciones sobre Siria, lo que generó reiteradas amenazas de represalias por parte de Irán.

“Diferentes escenarios” 

El embajador iraní en Londres, Hamid Baeidinejad, exhortó en Twitter al gobierno británico “a controlar (las) fuerzas políticas interiores que quieren una escalada de las tensiones existentes entre Irán y Reino Unido más allá de la cuestión de los buques”. Irán “está preparado para diferentes escenarios”, añadió.

La incautación del “Stena Impero” se produjo horas después de que la justicia del enclave británico de Gibraltar decidiese prolongar 30 días la retención de un petrolero iraní, el “Grace 1”, que fue interceptado el 4 de julio bajo sospecha de querer entregar petróleo a Siria, en violación de las sanciones europeas impuestas contra Damasco. Allí, Irán negó las acusaciones y amenazó con represalias.

El martes, el guía supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, había declarado que Irán respondería “en el momento y en el lugar oportunos” a la incautación del “Grace One”. Los británicos “robaron y se les respondió”, estimó este doingo el presidente del Parlamento iraní, Ali Larijani.

Alemania, Francia, la UE, la OTAN y Omán, que comparte el control del estrecho de Ormuz con Irán, exigieron a Teherán la liberación del barco. La región del Golfo y del estrecho de Ormuz, por donde transita un tercio del petróleo mundial, es escenario de tensiones y de un pulso entre Irán y Estados Unidos.

Con información de Reuters y AFP 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...