Fútbol > TORNEO INTERMEDIO

Peñarol goleó a Danubio en la despedida de Mario Saralegui

En medio de polémicas, declaraciones fuertes, exposiciones en twitter y sin cumplir los objetivos deportivos, el aurinegro cierra el año ante Danubio

Tiempo de lectura: -'

19 de diciembre de 2020 a las 15:52

Peñarol terminó su participación en el Torneo Intermedio goleando 4-1 a Danubio en Jardines del Hipódromo. El partido correspondió a la sexta fecha, suspendido en su momento por los casos positivos de covid-19 que tenía el plantel de la franja. Fue, además, el último encuentro de Mario Saralegui en este nuevo ciclo como entrenador aurinegro. El nuevo presidente Ignacio Ruglio ya dijo públicamente que apostará a un nuevo profesional para que se haga cargo del plantel principal en 2021.

Los equipos salieron a la cancha de la siguiente manera: Danubio con Salvador Ichazo; Emiliano Ancheta, Santiago Carrera, Mauricio Victorino, Leandro Sosa, Nicolás Prieto, Javier Méndez, Lucas Rodríguez, Santiago Mederos, Facundo Labandeira y Santiago Paiva, y Peñarol con Kevin Dawson, Giovanni González, Gary Kagelmacher, Rodrigo Abascal, Joaquín Piquerez, Jesús Trindade, Cristian Rodríguez, Christian Bravo, Facundo Torres, Matías Britos y David Terans.

Los primeros intentos del juego correspondieron a Danubio y por el costado derecho, a través de la velocidad de Facundo Labandeira. Sin embargo, el gol lo hizo Peñarol a los 9 minutos, tras desborde de Giovanni González y remate de pecho de Matías Britos.

Cuando transcurrían 22 minutos Paiva falló una ocasión increíble para el local. Después de una buena jugada de Labandeira, ahora por derecha, Paiva demoró una eternidad en el área para resolver y los caminos se le cerraron.

Danubio se adelantó buscando la igualdad. La tuvo Lucas Rodríguez tras un desborde de Méndez, pero el remate del volante rebotó al córner. Luego, un cabezazo de Victorino se fue afuera.

Peñarol respondió con la velocidad y habilidad de Terans y Torres, lo que abrió el partido. Así fue que después de dos nuevas llegadas de Labandeira que no encontró socios en el área, el equipo aurinegro consiguió el segundo gol.

Fue obra de Terans, a los 38 minutos, punteando la pelota por arriba de Ichazo. En la jugada previa, el golero danubiano había desviado un bombazo de Torres. Terans, de pasado danubiano, pidió perdón por el gol. Al jugarse sin hinchas, seguramente fue hacia los televidentes.

El propio Terans marcó el tercero a los 43 después de una jugada muy protestada por los locales. Torres se tiró en el área, el árbitro Motta se llevó el pito a la boca como para sancionar algo, la pelota le quedó a Terans que definió con remate cruzado. Los jugadores de Danubio reclamaron que el juez iba a cobrar (¿penal? ¿simulación?) y por eso se quedaron en la marca del delantero que definió.

El final del primer tiempo fue muy hablado. Empezaron discutiendo Carrera y Terans, luego se sumó Victorino y siguieron todos, amontonados en la mitad de la cancha. La reyerta continuó camino a los vestuarios.

Los equipos volvieron a jugar el segundo tiempo con expulsados: David Terans de Peñarol y Santiago Carrera de Danubio.

En el inicio del complemento, una gran jugada ofensiva de Danubio que protagonizaron Comachi, Labandeira y Paiva, cuyo remate final fue desviado por Dawson.

Hasta que a los 63, el argentino Comachi descontó con un toque contra el palo, tras una buena jugada que Danubio tejió por la izquierda.

Cuando faltaban 12 minutos para el final del partido, el árbitro expulsó al volante de Danubio Javier Méndez por segunda amonestación, tras una falta contra Fabián Estoyanoff.

Danubio se fue arriba, intentó un gol más que lo acercara al empate, pero con dos jugadores menos fue imposible. Dejó espacios en el sector defensivo y a los 88 minutos, Águstín Álvarez Martínez marcó el cuarto, después de un pase de Estoyanoff, que segundos antes había tenido su propia chance, abortada por Ichazo.

Fin del tercer ciclo

Saralegui asumió el 1° de setiembre, un día después de que el entonces presidente Jorge Barrera despidiera a Diego Forlán por malos resultados. La contratación del técnico artiguense fue uno de los "gustos" que se quería dar Barrera antes de terminar su gestión al frente del club.

Empezó con buen pie Saralegui, porque su debut, previsto para un día después de asumir, se postergó por tormentas, por lo que tuvo unos días más para preparar el equipo. Así, se estrenó el 5 de setiembre con una victoria 3-2 frente a Liverpool por el Torneo Apertura.

En estos tres meses y 18 días que pasaron desde su asunción, el equipo disputó 18 partidos oficiales, de los que ganó ocho, empató cinco y perdió cinco. De 54 puntos posibles, cosechó 29, el 53%. Quedó eliminado de la fase de grupos de la Copa Libertadores (dirigió los últimos cuatro partidos, con dos victorias y dos derrotas) y en la segunda ronda de la Copa Sudamericana (empató los dos encuentros con Vélez y salió por el gol de visitante). Cuando llegó, dijo que iba a obtener "la sexta" Libertadores para club.

Si bien ganó el clásico del Intermedio y consiguió la primera victoria frente al tradicional rival en el Campeón del Siglo, Saralegui no logró recuperar la desventaja que tenía Peñarol frente a Nacional cuando salió Forlán. Es más, la misma aumentó. Forlán fue destituido en la novena fecha del Apertura, cuando estaba cuatro puntos abajo del tricolor y siete de Wanderers, que era el líder en ese momento. Ahora, 12 partidos después, la distancia entre el líder de la Anual que es Nacional y Peñarol es de 10 puntos, que puede quedar en siete si el aurinegro vence este sábado a Danubio.

El técnico tuvo un entredicho con Jonathan Urretaviscaya y entre otras decisiones, sacó de la órbita del equipo principal a los dos extranjeros que llevó Diego Forlán: el español Xisco Jiménez y el húngaro Krisztian Vadocz.

Además de los aspectos deportivos, Saralegui también fue protagonista en estos meses por sus declaraciones, las chicanas contra Nacional y las publicaciones en Twitter (algunas en altas horas de la madrugada) que obligaron al presidente Barrera a pedirle que no escribiera más en la red social. Ya en marzo de 2017 Saralegui fue destituido de Liverpool por escribir un tuit en contra de Nacional. También rompió una medida gremial al brindar declaraciones a Tenfield, aunque dejó de pagar la cuota social de Audef en 2013 y también criticó la decisión de Jorge Giordano, quien pasó de la secretaría técnica de Nacional a dirigir el equipo.

Así, en medio de polémicas, declaraciones fuertes, exposiciones en twitter y sin cumplir los objetivos deportivos que se planteó al asumir, termina este sábado el tercer ciclo de Saralegui al frente del plantel principal de Peñarol, al que ya había dirigido en 2006 y 2008/2009.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...