Copa América > ANÁLISIS

¿Está listo Uruguay para jugar con Valverde-Bentancur?

El hincha lo pide desde hace tiempo, Tabárez va hacia un mediocampo de buen pie y ante Japón tendrá una prueba de fuego

Tiempo de lectura: -'

17 de junio de 2019 a las 18:56

A lo largo de tantos años en la selección, Tabárez se acostumbró a convivir con las bajas por lesiones. Y siempre responde de la misma forma. Desdramatiza, busca la mejor alternativa en el plantel, sobre la que ya tiene una serie de apuntes, pruebas y confirmaciones. Y avanza. Pasa la página. Le da confianza a los que ingresan, y ya no habla de los que no están.

El caso de Vecino, quien se lesionó el domingo y quedó descartado este lunes, no es uno cualquiera. Desde que debutó ante Brasil en marzo de 2016, jugó 35 de los 39 partidos que disputó Uruguay en los últimos 39 meses, con un detalle clave: en 33 fue titular.

Frente a estas situaciones, como la lesión de Vecino, Tabárez resolvió de la misma forma, incluso las más importantes. No suele improvisar.

De cara al jueves y a partir de la forma en que se manejó siempre, ante Japón, debería recurrir a una de las opciones sobre las que trabajó: Valverde-Bentancur o Torreira-Bentancur.

Al contemplar la posibilidad de un mediocampo con esa conformación se plantea un tema que a muchos le hace frotar las manos, y que les llena de ilusiones, porque es el juego que vienen reclamando desde hace años para selección y hacia el que está avanzando Tabárez con la renovación en el mediocampo, pero que plantea un interrogante: ¿este equipo está listo para jugar con dos volantes de buen pie?

Hay un aspecto que es importante, en estas forzadas circunstancias, Valverde-Bentancur estarán blindados por el resto de un equipo que está consolidado (la línea final con Cáceres, Giménez, Godín y Laxalt; Nandez y Lodeiro como volantes por afuera, y Suárez y Cavani en ataque), y eso le brinda garantías al entrenador para poder apostar, si lo entiende conveniente, por esa fórmula llena de futuro. No obstante, la responsabilidad con las dos figuras de la última sub 20 es un asunto más profundo que una prueba. Si se decide por ellos y el planteamiento sale bien, como en general ocurre con los jóvenes a quienes dio espacio en las seleciones mayores, será el cambio definitivo de paradigma del fútbol de la Celeste. Si no resulta la experiencia que imaginaba, seguramente le cargarán al DT porque apostó por ellos siendo aún muy jóvenes.

Si por alguna razón el salto definitivo al nuevo modelo futbolístico no cristaliza este jueves, a raíz de la situación de Vecino, a la corta o a la larga Tabárez volverá a insistir en otros momentos del juego con esa opción, porque sabe que allí está el futuro del fútbol que quiere para Uruguay.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...