Copa América > SE VIENE EL DEBUT

Uruguay se pone la mochila de candidato

Con una propuesta futbolística diferente, con confianza por la experiencia, la frescura de los jóvenes y saber que serán protagonistas, la celeste busca disfrutar la Copa

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2019 a las 05:04

Enviado a Belo Horizonte, Brasil
 
Las prácticas de la selección uruguaya previas a la Copa América de Brasil 2019 llegan a su fin, el equipo sale de memoria y se viene la hora de la verdad, la del debut celeste ante Ecuador este domingo a la hora 19 en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Será el primer partido de peso luego del Mundial de Rusia y servirá de test para ver cómo va la remodelación en el mediocampo que lleva adelante el entrenador Óscar Tabárez, que comenzó en la última fase de las pasadas Eliminatorias y tuvo un primer examen en la Copa del Mundo.

Nahitan Nández, Matías Vecino, Rodrigo Bentancur y Nicolás Lodeiro son los cuatro hombres elegidos por el entrenador para esa zona de la cancha, de la que más se habla en estos días, tanto que en la conferencia de este viernes Luis Suárez dijo que ante tanta preguntas sobre ese sector se le estaba metiendo una presión extra a sus compañeros volantes.

En el uno por uno, Nandez ofrece desborde en velocidad y llegada por la banda derecha, tal como lo demostró en el partido de despedida ante Panamá, en el que participó en la jugada del primer gol. Además, se lo nota más preciso con la pelota, haciendo más pausas, si bien le gusta jugar a alta intensidad.

Por su parte, Vecino aparece como el jugador con más marca de la línea media, si bien dista mucho de ser un raspador como los de no hace tanto tiempo. El jugador de Inter de Milán además tiene vía libre para ir al ataque y cuenta con un buen remate de larga distancia, algo que recurre cada vez que se acerca al arco rival y se le da la ocasión.

Su compañero en el doble cinco será Bentancur, el volante de Juventus. El de Nueva Helvecia tiene más juego con pelota que su compañero, es más asistidor, pero, como reconoció, debe mejorar en los remates desde afuera del área, algo que le exige Tabárez cuando juega en la selección, como ocurre en su club.

El cuarto volante será Lodeiro, quien tiene su revancha luego de quedar afuera de Rusia 2018. El entrenador celeste confió en él para que juegue por la banda izquierda, su perfil, y será uno de los jugadores a seguir para ver su rendimiento en ese puesto. De todas formas, como se vio ante Panamá, el exNacional también tiene facilidad para meterse en el medio y demostrar su faceta de volante ofensivo, lo que puede ocurrir ante los ecuatorianos.

¿Qué se puede esperar?

Por lo que se pudo ver en los últimos entrenamientos en el Complejo de la AUF, Tabárez le dio una gran importancia a la salida con pelota controlada y por abajo desde los pies de Fernando Muslera a los zagueros, y así hacia adelante, para luego volcar el juego a las bandas para las llegadas de Loderio y Nandez.

Es algo lógico. Si cambia el formato del medio con jugadores más dotados técnicamente, es natural que Uruguay intente elaborar juego de esa forma y no dividir la pelota con el rival o con balones por elevación.

Además, tal como han dicho los futbolistas celestes en las últimas exposiciones en público, en la selección se entiende que los ecuatorianos hacen un juego muy físico, de choque, una característica en que Uruguay,  con esta nueva faceta, ha perdido, si bien Vecino y Bentancur son jugadores altos y tienen la experiencia de jugar en el fútbol italiano.

En el banco de suplentes Tabárez tendrá varias opciones para cambiar ese mediocampo en caso de que el partido lo demande. Federico Valverde puede dar más posesión y un juego más directo, Lucas Torreira puede aportar marca pero también buen manejo de pelota y Giorgian De Arrascaeta tiene la clase de un 10 figura en el fútbol brasileño. Además, Jonathan Rodríguez puede ser la carta en caso de buscar juego por las bandas.

En las demás líneas, el triángulo final con Muslera, Josema Giménez y Diego Godín, en la eficacia defensiva de Martín Cáceres y en la proyección de Diego Laxalt, más los goles y experiencia de Luis Suárez y Edinson Cavani, tiene asegurado el valor de futbolistas acostumbrados a este tipo de experiencias.

Con los nervios del debut, algo que parece haber quedo atrás en Rusia pero que siempre es reconocido por los jugadores uruguayos, la celeste va por un nuevo paso en la remodelación de su estilo de juego. Todo ello atado a un nuevo discurso, al del papel de candidato que asumió Uruguay para esta Copa América.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...