Fútbol > HISTORIA

A 30 años de la segunda estrella violeta

El 16 de diciembre de 1987, Defensor ganó 1-0 a Nacional y se coronó campeón Uruguayo

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2017 a las 19:55

La tarde de miércoles 16 de diciembre de 1987 fue una tarde casi estival en Montevideo. La proximidad de fin de año, aceleraba, tal como ocurre habitualmente, el ritmo a los montevideanos. Pero, en cierta parte de la ciudad, el motivo de la expectativa era otro, bien diferente. En el Parque Rodó, más precisamente en el estadio Luis Franzini, a nadie le importaba la cercanía del epílogo de un nuevo año. Ese tarde, con un Franzini repleto de público, el por esos tiempos Club Atlético Defensor, recibía a Nacional, en partido que había quedado pendiente por la 20ª fecha del campeonato Uruguayo de 1987.

De acuerdo a las posiciones a Defensor le bastaba ganar para lograr el título. Y así fue, ganó el violeta 1-0 y logró el campeonato Uruguayo de 1987, el segundo de su historia, tras el alcanzado en 1976. El gol del triunfo fue de Gerardo Miranda, con la recordada bolea de pierna izquierda, sobre el arco de la tribuna 25 de julio de 1976, la que da sobre la calle Julio Herrera y Reissig.

Ante Nacional el elenco que dirigía Raúl Möller alineó a Héctor Tuja, Luis Cabrera, Juan Ahuntchain, Óscar Aguirregaray y Eliseo Rivero, Miguel Falero, Heber Silva Cantera y Gerardo Miranda, Sergio Daniel Martínez, Servando Vesino y Carlos Larrañaga. Además de los citados integraron el plantel Guillermo Almada, José Luis Dalmao, Raúl Fernández, Julio Modernell, Fernando Ferreira, Gianni Michelini, Leandro Ramírez y Fernando Silva.

A lo largo de ese torneo, Defensor jugó 24 partidos, ganó 15, empató 5 y perdió cinco, sumó 33 puntos (por esos tiempos se otorgaban dos puntos por victoria), frente a los 30 de Nacional, que fue segundo. El violeta marcó 32 goles, 13 de ellos de Gerardo Miranda, goleador del equipo y del Uruguayo 1987.

Posteriormente Defensor Sporting fue campeón Uruguayo en otras dos temporadas, la de 1991 y la 2007/08. Tres décadas después de la gesta de 1987, el orgullo violeta se mantiene en lo más alto.

Embed

Comentarios