Nacional > NEGOCIACIONES

A instancias del MPP, el Frente Amplio sigue haciendo retoques a la reforma de la caja militar

El sector mayoritario del oficialismo planteó reducir el número de efectivos afectados y establecer tasas de reemplazo diferenciales

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2018 a las 05:00

Aunque el proyecto de ley de reforma de la caja militar está formalmente a estudio de la comisión de seguridad social del Senado, la verdadera cocina del texto se está dando en un grupo bicameral del Frente Amplio (FA), donde ha quedado en evidencia la puja entre los sectores que querrían endurecer la normativa y aquellos que plantean suavizarla.

El MPP, que desde un principio planteó reparos a la iniciativa del Poder Ejecutivo –bajo el entendido de que había que discutirla junto a una reforma de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas– propuso en mayo de este año reducir el número de funcionarios afectados por los cambios. Mientras que el proyecto del gobierno establecía que los militares con 20 o más años de servicio no estarían comprendidos en las modificaciones, el sector liderado por el expresidente José Mujica propuso que no se afectaran a aquellos que sumaran 10 o más años, según informó La Diaria.

Con ello, por un lado, el MPP le puso un freno al tratamiento del proyecto en la comisión del Senado y, por otro, desató una serie de negociaciones en la interna del oficialismo para llegar a un acuerdo. Este lunes, la comisión del oficialismo volvió a reunirse para tratar una propuesta intermedia, con el afán de dejar satisfechos a todos, pero volvieron a aparecer propuestas alternativas que aplazaron la definición.

Según informó La Diaria este lunes, la fórmula intermedia consistía en dejar por fuera de la reforma a los militares con 15 o más años de servicio, compensándolo con una reducción de la tasa de reemplazo (la proporción del último sueldo nominal que se calcula para el haber jubilatorio), llevándola de 90% a 85%. El sector Ir, a través del diputado Alejandro Zavala, había planteado también la reducción de los topes jubilatorios, llevándolo de $ 101 mil a $ 85 mil.

Sigue la negociación

Durante la reunión de este lunes no se logró un acuerdo en cuanto a la tasa de reemplazo ni los topes jubilatorios, aunque hay cierto consenso en establecer los 15 años de servicio como frontera entre los que quedarán comprendidos en la reforma y los que no.

El MPP, a través de la senadora Ivonne Passada, planteó establecer dos tasas de reemplazo diferenciadas: de 85% para los funcionarios de mayor rango, y de 95% para los de menor rango. La agrupación mayoritaria del FA entiende que de esta manera se contempla la precariedad de los sueldos más bajos de las Fuerzas Armadas, exigiéndole un mayor esfuerzo a los que ganan más.


Por otra parte, el Ir propuso modificar el artículo 70° del proyecto, que le reconoce "derechos adquiridos" incluso a los militares que no queden comprendidos por las modificaciones. El artículo establece que algunas compensaciones dispuestas por la ley, como el aumento de remuneraciones sujetas a montepío, también se aplicarán a los que se mantengan en el régimen de retiro vigente en la actualidad. "Nosotros planteamos que los que van con el régimen viejo se mantengan como están", explicó Zavala a El Observador. Según el diputado, tanto esa propuesta como la de reducir los topes "son menores desde el impacto económico" pero son "importantes desde lo conceptual". "Es para que sea un poco más coherente todo", afirmó.

Otros sectores, como el Partido Comunista (PCU) y el Frente Líber Seregni (FLS) procuran que el proyecto sufra las menores modificaciones posibles. El Nuevo Espacio, por ejemplo, advirtió que de no haber un acercamiento entre las partes se apegará al proyecto del Ejecutivo, según informaron fuentes de la agrupación. Los miembros de la comisión se volverán a ver las caras este miércoles de mañana, en busca de una fórmula definitiva de consenso.

Oposición

Mientras tanto, en la oposición aguardan los avances que puedan tener lugar en el seno del oficialismo para continuar la discusión en el Parlamento.

Aníbal Abreu, militar retirado y diputado suplente del Partido Nacional, dijo que el proyecto le genera "inquietudes", especialmente en lo que tiene que ver con "los derechos adquiridos". En ese sentido, opinó que una reforma "justa" debería afectar únicamente "a los que ingresen de aquí en más".

Asimismo, manifestó que la ley "no contempla las particularidades de la actividad militar" y dijo que no se puede comparar la llamada caja militar con otros régimenes jubilatorios.

Comentarios