Fútbol > PROTOCOLOS EN MARCHA

Ansiedad y rigor físico: así volvieron Danubio y Defensor Sporting a las prácticas

"Parecíamos unos niños chicos con la pelota", dijo Matías Jones; Joaquín Zeballos reveló que tuvieron una charla previa y que practican en dos turnos

Matías Jones, una zurda exquisita

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2020 a las 05:00

La nueva normalidad no le cambió la rutina de cada mañana a Matías Jones, el volante zurdo que en setiembre del año pasado retornó a Danubio, el club que lo vio nacer. Con su auto levantó en Avenida Italia a Santiago Mederos, Maximliano Rodríguez y Cristian González, el juvenil que debutó con Peñarol el pasado y lejano 7 de marzo. 

Cuatro es el número máximo permitido por los protocolos sanitarios aprobados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) para que los futbolistas arriben a los lugares de entrenamiento. También se les exige tapabocas y no compartir mate. Por esa razón, Mederos le ceba en el camino a Jones hasta llegar al complejo de entrenamiento danubiano ubicado en la ruta 101 a metros del Complejo Celeste. 

Como el complejo tiene cinco canchas, todo el plantel que dirige Martín García es citado a la misma hora. El gimnasio y los vestuarios están cerrados. Cada jugador llega con su ropa de entrenamiento y al llegar se pone los zapatos de fútbol. 

A la hora de entrenar, eso sí, todo es distinto. Los jugadores se dividen en grupo de seis, siete y ocho jugadores. Y cada uno va realizando estaciones distintas bajo las órdenes de García, sus ayudantes Rafael Canovas y Diego Perrone y el preparador físico Fabián Boyaro. 

Una pelota por jugador. Esa es otra regla rara de esta nueva normalidad impuesta por la pandemia del coronavirus. 

"La sensación del pasto, de ponerse la ropa del club, de volver a ver a los compañeros ha sido muy linda", cuenta a Referí Jones. 

El doctor Carlos Voituret, uno de los cuatro profesionales que redactó el protocolo, está en cada práctica supervisando el cumplimiento del mismo. 

"Nos exhortó a vacunarnos contra la gripe y este fin de semana el plantel quedará al día con eso", revela Jones que a la vuelta deja a cada uno de sus compañeros de viaje bien cerca de su casa para evitar que se tomen un ómnibus con la indumentaria del club y también para evitar resfríos o gripe. 

"Llevamos una toalla y ropa seca para cambiarnos después de entrenar. Esta medida de no bañarse después de las prácticas no es lo mismo hacerlo en Europa que están en primavera entrando en el verano que hacerlo acá que estamos entrando al invierno. Si nos engripamos nos podemos perder algunos días de entrenamiento", dice el volante. 

Jones y la pelota de un hat-trick con River

"Estamos haciendo trabajos aeróbicos, acondicionamiento físico y trabajos individuales apuntando a recuperar fuerza y masa muscular. Parecíamos unos niños chicos con la pelota cuando volvimos a tocarla, aún cuando no podemos hacernos pases". 

Al no tener el gimnasio a la orden, cada jugador sigue realizando tareas domiciliarias de fuerza. "En el complejo tenemos un terraplén de más de 10 metros en repecho que nos sirve para fortalecer el tren inferior". comenta Jones. 

"En lo psicológico se nos estaba haciendo difícil entrenar individualmente aunque yo opté por focalizarme en entrenar aún cuando no teníamos fecha de retorno, no solo por mantenerme en lo físico sino también por la cabeza, para sentirme fuerte" 

"Me sentí bien, mejor de lo que esperaba; en mi carrera tuve algún parate por lesión, pero nunca estuve más de un mes sin entrenar y ahora fueron tres meses. Físicamente me siento bien porque cuando pudimos salir fuimos a entrenar con algún compañero al Parque Rivera y todo el grupo se mantuvo activo". 

Defensor Sporting en dos tandas

"Fue muy lindo volver, realmente estábamos extrañando ir a nuestro lugar de trabajo, poder ver a los compañeros y al cuerpo técnico; una cosa es entrenar solo en tu casa y otra hacerlo con profe y junto a tus compañeros", dice por su parte Emilio Zeballos, lateral que retornó este año ala viola tras militar el año pasado en Progreso. 

Emilio Zeballos marcando a Xisco, en febrero

El viernes de semana pasada, el plantel fue citado a una charla en el Complejo Arsuaga con el doctor del club, Eduardo Rodríguez y un representante del MSP que les contó cómo debían ejecutar el protocolo sanitario.

En tal sentido, un grupo de 13 jugadores ingresa a la hora 9.30 al gimnasio y otro, de 14 futbolistas, lo hace una hora después. Después entrenan en forma escalonada en la cancha. En Pichincha hay cuatro terrenos de juego a disposición del plantel.

Cuando llegan, a los jugadores les toman la temperatura y les hacen un mini cuestionario por su alguno sintió síntomas del covid-19.

"Llevamos una muda de ropa y nos vamos con la misma. Al otro día la dejamos para que utilería las lave. En la cancha estamos trabajando en grupos de cinco o seis jugadores y con una pelota por jugador", explica. 

Con balón realizan slalons con conos o varas y se apoyan en cajones o barreras pequeñas para realizar pases. 

"No podemos entrenar en grupo ni hacer una acción ofensiva ni ningún tipo de jugada; eso es lo diferente, pero al menos nos sirve para hacer una base física. Después de tanto tiempo parados no podemos volver normalmente porque sino nos expondríamos a lesiones", explica.  

A pesar de que Zeballos entrenó durante toda la pandemia, sintió físicamente las nuevas exigencias: "Sentir se siente, después de alguna licencia corta lo sentís y puede que sea algo psicológico pero el entrenamiento colectivo es otra cosa, tiene otra exigencia". 

"Hay una ansiedad muy grande por jugar, pero hay que ir paso a paso, en dos semanas pasaremos a una nueva fase y más adelante ya vamos a estar jugando amistosos". agrega. 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...