Mundo > VENEZUELA

Comercios cerrados y barricadas: huelga contra Maduro paralizó parte de Caracas

En una tranca de calles cerca del canal de televisión estatal VTV manifestantes y trabajadores del canal se enfrentaron con piedras

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2017 a las 17:28

Encapuchado, Johan decoraba un árbol de plástico con el que bloqueaba una calle en el este de Caracas, celebrando el "éxito" de un paro opositor. En el otro extremo Meiglimar, vendedora ambulante, se quejaba de la ineficacia de la huelga.

"Aquí todo está cerrado, hermano. Solo abrió el gafo (tonto) de aquella farmacia. Desde hoy hay que trancar y trancar hasta que esto caiga", dijo a la AFP Johan, de 22 años, con un escudo de madera que decía "Maduro dictador".

La calle que taponaba en Chacao -bastión opositor- estaba llena de basura y piedras, y algunas alcantarillas fueron levantadas para que los vehículos no pasaran.

Un puñado de jóvenes, con botellas de gasolina en el piso para fabricar cócteles molotov, se divertía colgándole objetos a lo que fue un árbol de Navidad: le pusieron el escudo, un casco y la bandera de Venezuela como capucha.

Embed

La mayoría de los comercios del este capitalino -que concentra varios suburbios acomodados- se unieron al paro cívico de 24 horas convocado por la oposición.

La medida hace parte de una "escalada" en las protestas para pedir que se cancele la elección -el 30 de julio- de la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro, y para exigir su salida del poder.

Desde el 1 de abril, las manifestaciones dejan 97 muertos.

Solo algunos negocios de comida, tiendas de ropa y bancos funcionaron. Las personas caminaban por el medio de las principales avenidas como si estuvieran en un parque, porque los ómnibus de transporte público no operaron.

Solo el metro funcionó, pero cerró estaciones en enclaves opositores donde usualmente hay disturbios.

Embed

En una tranca de calles cerca del canal de televisión estatal VTV manifestantes y trabajadores se enfrentaron con piedras. La Guardia Nacional militar dispersó a los opositores con gases lacrimógenos y perdigones.

En otras zonas del este, como Altamira, y del oeste, como El Paraíso, también hubo peleas menores.

"Así no se va a solucionar nada"

En el centro de Caracas, donde se ubican las sedes de los poderes públicos, la realidad era distinta: la huelga se cumplió a medias.

En la avenida Urdaneta, usualmente repleta de ómnibus, autos y motos, había poco tráfico. Sin embargo, al menos la mitad de los comercios abrió y mucha gente caminaba.

"Aquí todo está tranquilo. Cerraron algunos, sí, y hay pocos buses, pero la mayoría abrió. Esos paros no sirven para nada", dijo a la AFP Eber Lara, mientras cortaba un ananá en su puesto de venta de frutas.

Embed

Pero en El Silencio y La Candelaria, también en el centro, cerró una mayor cantidad de locales. Meiglimar Torres, vendedora callejera de pan, comentó a la AFP que aunque en La Candelaria casi todo estaba cerrado, decidió trabajar.

"Si no trabajo hoy, no como. La situación está difícil, sí, pero estos paros y estas guarimbas (protestas violentas) solo le hacen una maldad a la gente. Así no se va a solucionar nada", expresó.

Maduro se declaró triunfante frente a la huelga, señalando que los sectores estratégicos de la economía, como el petrolero, se hallaban operativos.

Sin embargo, el líder opositor Henrique Capriles aseguró lo contrario. "La gente que trabaja decidió pararse contra el fraude constitucional. Pareciera primero de enero en gran parte del país", dijo a través de Periscope, mientras caminaba por el este de Caracas.

Embed

La otra cara

En Catia, un barrio popular del oeste, la situación era casi normal. Había autobuses, vendedores de alimentos en la calle, y la mayoría de los comercios abrió.

"Estamos completamente tranquilos, los negocios están abiertos (...), estamos en franca paz porque es lo que queremos en Venezuela", dijo a la AFP Yanet Pino, seguidora del gobierno.

Zaida, encargada de un quiosco de golosinas en este sector tradicionalmente chavista, aseguró que aunque la mayoría de los comercios abrió, había menos gente en las calles.

"Todo está más lento, he tenido pocos clientes. Los negocios más grandes no abrieron. Yo no quería venir, pero el dueño lo decidió así. Pienso que hay que hacer todo lo que se pueda para salir de este gobierno", dijo a la AFP.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...