Cargando...

Fútbol > FÚTBOL

Danubio, de la gloria a la lucha por la sobrevivencia

El duro momento de la franja: el club de Maroñas pasó de sus tiempos de bonanza a no tener un peso en caja, medir todos los gastos, reducir su presupuesto y, como nunca antes, poner en peligro su permanencia en Primera

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2020 a las 05:03

Un presidente amenazado a punta de revólver. Otro que renunció.

Un técnico que decidió irse. Otro que se alejó entendiendo que no era conveniente renovar el contrato.

La peor situación económica de la historia que coincide con la pandemia de coronavirus.

Y en la cancha el equipo que no gana. El descenso golpea la puerta. El nerviosismo invade el cuerpo de todos.

¿Qué le pasa a Danubio? La institución que dominaba las divisiones formativas, la que sacaba los mejores jugadores, el club que le dio al mundo a Edinson Cavani, José María Giménez, Álvaro Recoba, Marcelo Zalayeta y Ruben Sosa, entre otros, el que le puso la última estrella a su escudo en 2014, ese club parece haber caído en desgracia.

Debido a la caótica situación, en diciembre de 2019 un hijo de las entrañas de la franja decidió volver. Cumpliendo el mandato histórico de su padre y la palabra empeñada con el fundador Juan Lazaroff: “Juan, el día que vea que el club está mal voy a volver”, fue la promesa de Arturo Del Campo que decidió ocupar nuevamente el sillón presidencial.

Y en medio de la tempestad, y una brutal tormenta, el barco empezó a navegar en mar embravecido.

Las cosas quedaron claras desde un principio. El que subía al barco sabía lo que tenía por delante. “Señores, sabemos cómo está el club. La empresa no es sencilla. Quejarnos no vale de nada. El que se quiera bajar que lo haga ahora”. Palabras más, palabras menos, fue lo que dijo Del Campo a sus compañeros. Nadie se bajó. Todos decidieron ponerle el pecho a las balas a riesgo de quedar en la historia con el descenso.

“Peor que el descenso es desaparecer, que el club se funda. Yo quiero al club, forma parte de mi vida, de mi familia y tengo confianza en que vamos a salir de este mal momento”, reveló el presidente Del Campo en charla con Referí.

Club politizado

Para entender la situación hay que remontarse unos años atrás. En 2017 se alejó de la presidencia Boris Igelka. Argumentó razones laborales. Pero, fue el desgaste el que precipitó la medida.

Bajo su mandato, Igelka había tenido un duro cruce con Álvaro Recoba por el pase de Marcelo Saracchi.

El lugar del expresidente fue asumido por Leonardo Goicochea en diciembre de 2017 y también fue bombardeado. Bajo su mandato se produjo otro cruce con Recoba, esta vez por el pase de Tomás Chacón. El tema llegó de rebote al sucesor de Igelka, Goicoechea.

Resulta que durante la presidencia de Óscar Curutchet, entre los años 2013 y 2016, el club hizo un acuerdo con Extremadura de España. Era un intercambio de jugadores y la ganancia sobre la posible venta de un futbolista en el que ellos invirtieran. 

Extremadura eligió seis jugadores al inicio. Tomás Chacón no estaba en la lista del primer acuerdo.

Al poco tiempo, Danubio negoció el 50% del pase de Zarfino a Extremedura a cambio de € 600 mil, y el club español incluyó a Chacón en una nueva lista de posibles elecciones del plantel de Danubio, pero el jugador rechazó el pase. Sin embargo, en el marco del acuerdo, Danubio le vendió a Extremadura el 50% de los derechos federativos del chico. 

En los primeros días de agosto de 2019, cuando apareció la MLS dispuesta a comprar la ficha de Chacón, salió a luz la venta que Danubio a Extremadura.

Recoba, representante del jugador, apareció en Punto Penal de Canal 10 denunciando que “Danubio vendió el 50% del pase sin el consentimiento del jugador ni la familia en US$ 1.100.000”.

Finalmente llegaron a un acuerdo. La operación se hizo por US$ 2.250.000 por el 70% de la ficha. Chacón fue a Minnesota United, Recoba se llevó US$ 850 mil y se quedó con un 10% de plusvalía, dijo un dirigente del club a Referí en su momento.

En diciembre de 2018, Jorge Lorenzo ganó las elecciones de la franja con la lista 17 cuyo lema era “Danubio a pulmón”. Asumió en los primeros días de enero de 2020. En junio el dirigente Pablo Bardanca denunció irregularidades del presidente Lorenzo y otros dirigentes en la venta del 50% de la ficha del juvenil Denis Olivera al empresa del argentino Alejandro Nanini a cambio de US$ 50 mil, dinero que nunca ingresó al club, según Bardanca. Olivera juega ahora en Peñarol.

En octubre del mismo año, el presidente Lorenzo renunció a su cargo tras haber sido amenazado a punta de revólver cuando salía de su casa.

Bajo esas condiciones regresó Arturo Del Campo a la franja. Lo tenía claro, como lo dijo a Referí.

“El club estaba convulsionado políticamente. Con el equipo en posición de descenso y sin dinero. Todo eso nos llevó a asumir. No nos sorprende lo que pasa, fue la razón por la que asumimos. Hoy día lo prioritario es lo económico".

Problemas económicos

Al llegar al sillón presidencial, Del Campo se encontró con un club “con cero peso en caja y un pasivo alarmante”, como reveló el vicepresidente de la institución Carlos Mena a Referí.

El dirigente no reveló la información sobre el pasivo.

“Es un momento espantoso. Danubio está en el peor momento de su historia, sin dinero”, expresó Del Campo para graficar la situación.

Lo primero que se hizo fue designar una comisión de especialistas en finanzas para asesorar a la directiva. La misma está integrada por Tabaré Fierro, Fernando Del Campo -hermano del presidente-, Eduardo Corrales, Daniel Reboledo, Federico Rosadilla, Axel Fucks y Eduardo Manta.

“Ante la imposibilidad de invertir, como estamos limitados, lo primero que hicimos fue no salirnos de ciertas normas que nos marcó la comisión de finanzas. Respetando eso hemos bajado considerablemente el pasivo del club”, dijo el presidente.

Tope salarial

Entre las primeras medidas que se tomaron se fijó un tope salarial para los jugadores. “Acá hay un tope máximo de US$ 5 mil. Para lo que sea, nadie en Danubio lo pasa, se cumple a rajatabla”, reveló Del Campo. “No podemos enloquecernos por el tema del descenso y gastar lo que el club no puede porque por hacer eso Danubio está en la situación en la que está. Se generó un descontrol en la parte económica buscando resultados”, agregó.

El presidente de la franja indicó que en 2018 el presupuesto mensual superaba los US$ 400 mil. El año pasado el balance bajó a US$ 330 mil. “El actual está apenas arriba de los US$ 200 mil”.

Asimismo, Del Campo señaló que el club está al día con jugadores y funcionarios. “Con todos los impuestos, el BPS, UTE, OSE y Antel. Y en cuanto a las deudas no son todas exigibles a corto plazo sino que estamos trabajando en ellas, refinanciando y haciendo acuerdos para reordenar la casa”.

El vicepresidente Carlos Mena reveló: “El club en pagos de sueldos está al día, pero para fines de agosto estamos con bandera amarilla tirando a rosada. Préstamo no se pidió, no se descarta. El tema es que no hay plata. Cero peso en caja”.

Infraestructura y funcionarios

Danubio tiene una infraestructura que mantener que incluye el Complejo de la Ruta 101 (12 hectáreas donde trabaja el primer equipo), el Complejo Del Campo (seis hectáreas donde entrenan las formativas), el predio de canchas de Osvaldo Cruz (12 hectáreas donde está el Baby Fútbol) y la sede social.

“No nos desprendimos de nada. Todo está en marcha. Para todo eso se requiere de funcionarios. Tuvimos que mandar gente a seguro de paro, pero no se despidió a nadie”, dijo Del Campo.

Su compañero Mena aportó que los funcionarios vuelven todos a su tarea. "No se redujo el personal”.

El “funcionario” más representativo que dio un paso al costado fue Sergio Markarian que había vuelto al club como director deportivo.

“De todos modos Sergio sigue vinculado al club. El tema es que por esta situación de pandemia de covid-19, por su edad, no puede exponerse, y entendió que no puede trabajar como quisiera en Danubio. La relación está en un impase. De todos modos sigue siendo una persona de consulta, de la directiva y del técnico. Habla fluidamente con Tato García y sigue estando en Danubio. Ni bien pueda se va a reintegrar”, expresó Del Campo. 

El estado de la cancha

El fin de semana, en la reanudación de la actividad, llamó la atención el mal estado del campo de juego de Jardines del Hipódromo, una cancha que siempre se caracterizó por lucir muy bien.

El presidente del club explicó: “El canchero nos pidió 900 kilos de raigrás para sembrar la cancha. La comisión que analiza los gastos, porque se ven y analizan todos los gastos, preguntó si eran necesarios los 900 kilos. Se habló con dos ingenieros agrónomos que dijeron que con 300 o 400 kilos estaba bien. Tal vez se sembró un poco más tarde de la época”.

El vicepresidente Mena dijo que “la cancha se tenía que sembrar en abril que fue cuando empezó todo este tema de la pandemia, pero como no se sabía en qué terminaba ni cuándo volvía la actividad, se sembró más tarde”.

Mena agregó que otro tanto ocurre con las canchas del complejo de entrenamiento. “Allá directamente no se sembró. Sumado a ello hubo un problema de riego que se arregló”.

El detalle llama la atención a Del Campo que reveló: “Fui al Complejo de la 101, donde no sembramos, y las canchas están impecables. Por eso me llama la atención lo de Jardines”.

El drama del descenso

A la angustia económica se suma la deportiva. Danubio no ganó en cuatro fechas del Apertura y el descenso lo ahoga. Pese a ello, el cargo del técnico Martín García nunca estuvo en tela de juicio, según reveló el propio Del Campo a Referí.

“El lunes tuvimos directiva y en ningún momento se tocó el tema de la posible continuidad del técnico. Eso no está en discusión”.

En la misma línea opinó el vicepresidente Mena que dijo: “El asunto deportivo nos inquieta, pero en ningún momento hablamos del tema del técnico”.

De todos modos, el nivel de juego mostrado por el equipo el pasado sábado, ante River Plate, generó preocupación. Ello llevó a que el presidente Del Campo y algunos dirigentes se presentaran en el entrenamiento para hablar con los jugadores.

Evitar apurar a los juveniles

A lo largo de su historia Danubio se ha caracterizado por ser un club formador de futbolistas a los cuales se les brinda la posibilidad de jugar en el primer equipo a temprana edad.

No obstante, debido a la incómoda posición que ocupa en la tabla del descenso del Campeonato Uruguayo, acordaron que van a cuidar a los juveniles y no los van a apurar.

"Tenemos jugadores con proyección como Lucas Monzón, un zaguero de enorme futuro. Pero consideramos que no les corresponde asumir sinsabores que vienen de antes. No queremos quemar a los juveniles”, expresó el vicepresidente Mena.

Del Campo agregó: “Ese es uno de los temas. El gran capital que tienen los clubes son los jugadores y eso no lo reflejan los balances. Vos podés tener un club con deudas y un montón de jugadores. Danubio sigue siendo un club con grandes jugadores y es lo que a mediano y largo plazo va estabilizar las arcas de la institución. El año pasado Danubio salió campeón de Cuarta. En otra época era el principal formador de jugadores, pero hoy todos compiten”.

Optimismo

A pesar del nerviosismo por la angustia de la tabla del descenso, los dirigentes son optimistas de salir del mal momento.

“Malos momentos como este son típicos de Danubio, un año muy bueno y otro muy malo. No nos podemos enloquecer, estamos en la tercera parte del primer campeonato. Hay tiempo para revertir y hay periodos para hacer cambios”, indicó Del Campo.

El presidente de la franja concluyó con un claro mensaje: “Me preocupa el descenso, claro, pero creo que es mucho más preocupante que el club se termine fundiendo o desapareciendo por deudas que algo deportivo que hasta River argentino descendió. Liverpool, que en muchas cosas es un club modelo, se fue a la B y sigue siendo un club modelo. Me preocupa muchísimo el tema del descenso, pero quedan muchos partidos por delante. Esto recién empezó y nos tenemos fe para que Danubio salga de esta situación”.

Situación del plantel

A la hora de hablar de la situación de los jugadores del plantel de Danubio, el dirigente Axel Fuchs, en charla con Referí, la definió de “mosaico”.

Es que las situaciones de los jugadores son variadas. Lo único claro es que Danubio “cobra” la vidriera. “De todos los que vienen nos quedamos con un porcentaje de la ficha. La vidriera se cotiza. Todos son vendibles, incluso Luciano Nequecaur (argentino), si le llega una oferta para salir, tendríamos que negociar”, expresó Fucks.

Uno por uno
Salvador Ichazo: contrato hasta fin de año, 50% de la ficha es de Danubio.
Lucca Giossa: jugador del club.
Emiliano Bermúdez: jugador del club.
Darío Denis: contrato hasta fin de año, 50% de la ficha es de Danubio.
José Luis Rodríguez: Vendido a Francisco Casal.
Emiliano Ancheta: jugador de Danubio.
Rafael Haller: jugador de Danubio.
Mauricio Victorino: contrato hasta fin de año.
Darwin Quintana: Danubio es dueño del 50% de la ficha.
Lucas Monzón: jugador de Danubio, 30% de la ficha cedida a Juventud.
Cristian Rodríguez: jugador de Danubio.
Nicolás Pantaleone: llegó libre, tiene contrato hasta fin de año.
Fredy Martínez: jugador de Danubio.
Leandro Sosa: firmó contrato hasta fin de año.
Pablo Siles: jugador de Danubio.
Mauricio Prieto: llegó libre contrato hasta fin de año.
Maxi Rodríguez: jugador del club, 15% de la ficha es del Chino Recoba.
Lucas Rodríguez: contrato hasta fin de año, 50% de la ficha es de Danubio.
Brian Acosta: 90% de la ficha es de Pablo Boselli.
Pablo Lavandeira: jugador compartido con el grupo Casal.
Facundo Silvera: jugador de Danubio.
Luciano Nequecaur: llegó libre con contrato hasta fin de año.
Juan Manuel Gutiérrez: Danubio tiene el 60% de la ficha.
Santiago Paiva: Danubio tiene el 60% de la ficha.
Matías Deorta: jugador del club.
Santiago Mederos: Se posee el 85% de la ficha.
Leandro Onetto: Danubio tiene el 90% de la ficha.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...