Nacional > Venezuela

División en el FA: los apoyos y rechazos a que Mujica, Astori y Martínez dijeran dictadura

Referentes del FA cambiaron su postura y calificaron como dictador a Maduro pero otros dirigentes salieron al cruce

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2019 a las 16:02

Tras meses de respuestas cuidadosas, en las que se evitaba pronunciar la palabra dictadura para referirse al gobierno venezolano de Nicolás Maduro, ese término comenzó a aparecer en los últimos días entre referentes del Frente Amplio, aunque las opiniones dentro de la cúpula del oficialismo siguen divididas.

El primero en aludir como dictadura a lo que ocurre en el país caribeño fue el ministro de Economía y líder de Asamblea Uruguay, Danilo Astori. En una actividad del Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata (Fonplata), dijo el 19 de julio que era “muy difícil evitar decir que Venezuela es una dictadura" porque en ese país "no hay libertad de expresión, no hay libertad de prensa, no hay independencia de poderes". Y este viernes, en el programa Fácil Desviarse de FM Del Sol, fue más directo. "A mí no me cuesta nada (decirlo), lo de Venezuela es una dictadura y es una dictadura tremenda con impactos humanitarios muy graves", sostuvo.

Entre sábado y domingo, el ministro recogió apoyos de líderes del oficialismo. Así, también cambiaron su postura el candidato a presidente por el Frente Amplio, Daniel Martínez (Partido Socialista), y el expresidente José Mujica (MPP), que usaron la misma definición que hasta el momento habían evitado, aún ante preguntas directas. De todos modos, dijeron que opinaron a título personal, sin representar la posición de sus sectores.

Pero también hubo dirigentes como los comunistas Óscar Andrade y Juan Castillo, y el diputado Saúl Aristimuño (Lista 711), que rechazaron el viraje de las declaraciones, al que acusaron de perjudicar las negociaciones que se llevan adelante en Venezuela para destrabar el conflicto político.

A favor

El primero que se expresó en la misma línea de Astori fue Mujica. "Es una dictadura, sí", dijo el líder del MPP a la salida de un acto el sábado. Y luego, el domingo al mediodía, siguió sus pasos Martínez.

"Se trata de una dictadura", escribió en un tuit el exintendente de Montevideo, en el que quiso manifestar que pensaba igual que Astori. A la noche obtuvo el apoyo de su compañera de fórmula, Graciela Villar, quien por la misma red social expresó que acompañaba "plenamente" la postura de Martínez.

Sin embargo, en el Frente Amplio la calificación del gobierno liderado por Nicolás Maduro sigue siendo un tema de debate sobre el que no hay acuerdo, y así lo expresaron otros de sus dirigentes.

Rechazo comunista 

Uno de los primeros en desmarcarse del reciente cambio de postura de los tres líderes oficialistas fue el secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, quien dijo a El Observador este domingo que consideraba una "contradicciónn lo expresado por Mujica, Martínez y Astori, porque este mismo fin de semana había delegados de la coalición de izquierdas participando del Foro de San Pablo, en donde, entre otras cosas, se ratificó la candidatura de Martínez.

"Sería bueno preguntarles a ellos a ver si se reunieron o qué para salir en este momento con esa valoración", cuestionó el comunista, que también se mostró desconfiado ante el hecho de los líderes hubieran mostrado su nueva posición casi al mismo tiempo –viernes, sábado y domingo.

Horas después, sobre la noche, el dirigente del mismo partido y exprecandidato a la Presidencia, Óscar Andrade, dijo que haber calificado de dictador a Maduro provocaba un "día amargo" que solo beneficiaba a "los poderosos". Además aseguró que tampoco compartía la vía elegida para comunicar la nueva posición, la que a su vez condicionaba "el debate en el Frente Amplio" sobre este asunto.

 "Elegir las redes sociales o los medios para anunciar virajes en temas sensibles es por lo menos irresponsable", escribió Andrade en su cuenta de Facebook. Y allí también expresó que lo que hicieron el ministro, el exintendente de Montevideo y el líder del Movimiento de Participación Popular dañaba de "forma innecesaria" a la coalición de izquierda.

La 711 y el Foro de San Pablo

El diputado y dirigente de la 711, Saúl Aristimuño, manifestó una posición similar a la de Castillo y Andrade. "Me entristecen estas declaraciones, lamentablemente, porque se deberían haber discutido en la interna del Frente Amplio", criticó en diálogo con El Observador.

"Sigo pensando que es un problema de los venezolanos que deben resolverlo ellos, y pensar un diálogo para una salida de esta situación dificultosa, y declaraciones de este tipo no ayudan en nada", agregó.

Aristimuño también dijo que creía que se había configurado una "contradicción manifiesta". "Estamos participando del Foro de San Pablo, se recibe el apoyo a la candidatura de Daniel Martínez, y sin embargo estas declaraciones van en contra de eso", sostuvo.

Aunque ya no integra el sector de Raúl Sendic, el diputado Pablo González fue uno de los delegados del Frente Amplio que asistieron al Foro de San Pablo, aunque lo hizo por su cuenta.

 Cuando finalizó su jornada en Caracas, expresó su opinión y también eligió su cuenta de Twitter para hacerlo. Allí cuestionó el viraje de Martínez y Mujica –y la posición manifiesta de antes de Astori– porque, según expresó, no ha visto la dictadura que para el líder del MPP, el candidato oficialista y el máximo dirigente de Asamblea Uruguay no hay dudas de que existe. 

"Estoy hace tres días en Caracas y la dictadura de la que me hablan no la he visto. Hay errores y hay una crisis institucional que deben solucionar los venezolanos sin intervenciones ni de los Estados Unidos, ni Europa. De mí este pueblo lleno de dignidad solo recibirá mi solidaridad", escribió.

El Nuevo espacio 

El sector del Frente Amplio más crítico con el régimen de Maduro desde hace más tiempo es el Nuevo Espacio. De hecho su líder, el senador Rafael Michelini, es uno de los vicepresidentes de la Internacional Socialista, una alianza de agrupaciones que en enero de 2019 declaró como "ilegítimo" al gobierno de Maduro y reconoció a la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, como el "poder legítimo" para "conducir la transición democrática"

El senador Michelini opinó que las negociaciones internacionales en busca de generar un diálogo entre Maduro y el bloque opositor liderado por Juan Guaidó "no necesita de declaraciones rimbombantes, sino del esfuerzo de todos para que (el conflicto) termine exitosamente con elecciones libres, transparentas y justas".

El también vicepresidente de la Internacional Socialista –un bloque que también rechazó las elecciones que ganó maduro de nuevo en mayo de 2018 por no ser ni "libres ni justas"–, recordó que su posición y la de su sector ha sido siempre de denuncia ante lo que ocurre en Caracas, como lo revelado por Michel Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, en un informe conocido días atrás en el que se informó que hubo casi 7.000 ejecuciones extrajudiciales cometidas por el régimen chavista.

"Siempre fuimos claros: nos desgarra la represión en la calle, hay presos políticos, y el informe de Bachelet es contundente", dijo Michelini. "Pero hemos sido muy claros en que no queremos que haya una intervención militar ni una invasión norteamericana", finalizó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...