Fútbol > TORNEO APERTURA

El bautismo del presidente de la mesa ejecutiva en el rincón más revoltoso de la AUF

La Mesa Ejecutiva, el órgano que Figueredo creó hace 23 años para blindar al ejecutivo, volvió a vivir otra semana de tensiones y el nuevo presidente, Ernesto Vergara, mostró las cartas con las que va a jugar

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2020 a las 05:03

El lunes asumió. El miércoles suspendió la décima fecha del Torneo Apertura porque entendió que era la mejor decisión en medio de las lluvias y el escaso margen de maniobra que ofrece el calendario de la temporada 2020 por los compromisos de los contratos de televisión. El jueves el presidente de Defensor Sporting, Ney Castillo, lo acusó de falta de cristalinidad. Finalmente, entre viernes, sábado y domingo se disputó la etapa que había quedado trunca en la semana.

Así fue el bautismo de Ernesto Vergara como presidente de la mesa ejecutiva de Primera División, que este lunes inicia su segunda semana de actividad en la Asociación uruguaya de Fútbol (AUF).

La mesa ejecutiva, el invento del exdirigente Daniel Pastorini que Eugenio Figueredo creó en 1997 para blindarse de los problemas políticos, expresó otra vez los vicios del rincón más revoltoso de la AUF, en donde los intereses deportivos y políticos de 16 clubes confluyen en un solo lugar, no tienen filtros, y transforman a esa organización en el punto más débil del fútbol uruguayo.

¿Qué sucedió?

El miércoles, después que en la cancha se habían suspendido los dos primeros partidos (Cerro Largo-City Torque y Rentistas-Plaza), la mesa ejecutiva resolvió postergar toda la etapa.

En esa fecha se produciría el debut de Mario Saralegui como nuevo entrenador de Peñarol, quien tendría un entrenamiento entre su llegada al club en reemplazo de Diego Forlán y su primer partido oficial. Además, la postergación permitiría al delantero Gonzalo Bergessio (goleador del torneo) pagar la suspensión ante Cerro y jugaría en la undécima etapa ante Defensor Sporting.

En la misma situación que Bergessio quedaron los futbolistas que tenían sanciones para cumplir entre miércoles y jueves.

Esa decisión generó el reclamo del presidente de Defensor Sporting, Castillo, quien se expresó en sus redes: “Son oscuros los fundamentos con que se respaldó la Mesa Ejecutiva para postergar la etapa de fútbol”.

Según pudo saber Referí, luego de una charla de Castillo con el presidente de la mesa ejecutiva entendió las razones de la postergación. Sin embargo, ya se había expresado en redes sociales.

¿Qué quería Defensor Sporting? Que se jugaran los partidos del jueves, incluido Nacional-Cerro, así Bergessio podía ingresar a la cancha (la sanción se promulgaba el viernes) y quedaba inhabilitado para la fecha 11, que ya no se jugaría el fin de semana sino el miércoles 10 o jueves 11.

En condiciones normales, con una fecha por semana, Bergessio debía cumplir la sanción ante Cerro, pero como la promulgación de fallos de la AUF no se ajusta al régimen de disputa (dos partidos por semana), Defensor Sporting se vería favorecido con la ausencia del goleador de Nacional que hubiera pagado la fecha de sanción ante los violetas, si el partido se jugaba el jueves.

Finalmente, Bergessio quedó suspendido ante Cerro y estará ante el violeta el jueves.

Este domingo, Defensor Sporting empató con Danubio y quedó octavo en la tabla de posiciones, con tres triunfos, cuatro empates y tres derrotas, y en la tabla del descenso está a solo dos posiciones de caer en zona roja de la tabla de posiciones.

¿Qué dice Vergara?

“Las decisiones son honestas, transparentes y sin beneficiar o perjudicar a nadie”, se apura a resumir Vergara en una charla con Referí, sobre la polémica que se planteó la semana pasada y que lo puso en un lugar incómodo en su estreno en el nuevo cargo.

Para el dirigente de Cerro, nada es nuevo en el fútbol. Fue presidente del Colegio de Árbitros y del Consejo Único Juvenil.

“¿Presiones? No. Si quieren presionar no dieron con la persona indicada, porque no me van a llevar por delante. Integro un cuerpo de trabajo, la Mesa Ejecutiva, que cuando decide algo lo hace porque todos estudiamos, analizamos las distintas opciones y elegimos lo mejor. Ya está. Y con eso digo todo”, subrayó.

“Cuando tomamos una decisión no queremos perjudicar a ninguna institución ni tampoco permito que me lleven por delante, ni soy permeable a las presiones. A nuestro juicio y a nuestro saber fue lo más correcto. Estamos en un lugar en el que aceptamos estar y tomamos decisiones. Tenemos que tomar decisiones permanentemente. En nuestras manos tenemos un calendario apretado. No hay fechas y tenemos que jugar sin pausas”.

Finalmente, resumió: “Sabemos quién es quién en el fútbol. Tengo una larga trayectoria y haciendo lo que hice siempre en el fútbol, actuando como correspondía. Vamos a seguir administrando con transparencia y sabiendo que no dejás a todos contentos cuando tomás decisiones, pero siempre estamos dispuestos a dialogar con todos los clubes. Las puertas de la mesa están abiertas para todos los clubes”.

Consultado el presidente de la mesa ejecutiva acerca de si considera que benefició a Nacional y a Peñarol con la suspensión de la semana pasada, respondió: “Sobre dos cosas puedo dar fe, que no se hizo con la intención de favorecer o perjudicar a nadie, ni soy responsable del diluvio (de lluvia del miércoles)”.

Un lugar de permanentes disputas

Una situación similar atravesó Juan Ceretta, quien en agosto renunció luego de trabajar durante 15 meses como presidente de la mesa ejecutiva, en su segunda etapa en el cargo.

En su primera actuación también se mantuvo poco más de un año, entre 2013 y 2014. Luego llegó Jorge Casales, actual neutral de la AUF, quien se mantuvo cuatro años en el cargo, en un registro que no tenía precedentes.

¿Cuál es la función de la mesa ejecutiva? Es el órgano que ocupa la segunda línea del gobierno de la AUF que se encarga de la fijación de los partidos de Primera, y de todos los detalles que conciernen a la organización de los torneos. Cada semana determinan los detalles de las etapas y son los encargados de mantener el orden en la disputa de Supercopa, Apertura, Intermedio, Clausura y finales, que componen el calendario del Campeonato Uruguayo de Primera.

La mesa ejecutiva es el punto más débil porque confluyen las disputas políticas del fútbol, y además los intereses deportivos.

En la arena política, por ejemplo en 2019, durante ocho meses, un grupo de clubes que estaban enfrentados con el presidente Ignacio Alonso, decidió dar la espalda a la AUF. Con la mayoría en su poder, entre mayo y diciembre no concurrieron a ningún consejo de liga, el lugar natural en el que los clubes definen la forma en que avanzan en el torneo, proponen cambios, intercambian ideas y proyectan elevar el nivel de la organización.

También Nacional puso su piedra, cuando en noviembre de 2019 decidió retirar a sus delegadosde la Asociación tras retirarle el apoyo al presidente de la AUF.

El próximo asunto: el viaje de Peñarol

Este lunes, la mesa ejecutiva deberá estudiar un planteamiento de Peñarol que pidió que no le fijen el partido de la fecha 13 para el fin de semana del 19 y 20 de setiembre.

Los argumentos de Peñarol: en el borrador original de la mesa, no estaba previsto que se jugara. Luego, con las urgencias que tiene la AUF para cumplir con los 240 partidos, tendrá que utilizar ese sábado y domingo con la única excepción de la postergación del encuentro de Nacional-Boston River debido a que Nacional juega el jueves 17 con Racing en Argentina y el martes 22 con Estudiantes de Mérida en Venezuela. El partido Nacional-Boston River se jugará el sábado 26.

Ahora Peñarol argumenta que no estará en Montevideo, que el martes 15 jugará en Chile ante Colo Colo y que la delegación permanecerá en el exterior hasta el jueves 24, el día que jugará ante Jorge Wilstermann en Bolivia.

La mesa debe resolver en qué fecha fijará ese partido si Peñarol permanece en el exterior nueve días y no retorna a Montevideo. El sábado 26 no puede jugar, porque no se cumplen el tiempo entre un partido y otro, y el domingo 27 son las elecciones departamentales. Entre semana no habrá partidos y la fecha 14 se jugará el domingo 3 y 4 de octubre.

El pedido de la Mesa para que cumplan los horarios

Con frecuencia en la vuelta del fútbol en medio de la pandemia, los clubes no cumplen con los horarios establecidos para el comienzo de los partidos. Se inician con retraso. Esta situación no sucede en Copa Libertadores y Copa Sudamericana, ni en competencias de ligas locales de Europa o de competencias de selecciones de FIFA.

¿Por qué no sucede? Cualquier demora de ingreso al campo se sanciona con multas a los clubes o partidos de suspensióna los entrenadores, que son los responsables de ingresar en hora a la cancha.

Como el reglamento de la AUF no establece sanciones, y los equipos no respetan los horarios de partidos, el presidente de la mesa ejecutiva se reunió, en su primera semana de gestión, con el Colegio de Árbitros y la Asociación Uruguaya de Entrenadores de Fútbol para conseguir que los partidos comiencen en hora.

Con los árbitros para exigir puntualidad y con los entrenadores como responsables de que sus equipos ingresen en hora.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...