Nacional > FALSO FESTEJO

La fiesta de recibimiento de la falsa abogada del Ministerio de Industria

La mujer trabajaba como asesora legal del Ministerio de Industria pero no terminó quinto de bachillerato

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2018 a las 19:06

¿Cuánto tiempo puede sostenerse una mentira? Una mujer de 37 años, que trabajó como asesora jurídica y representante del Ministerio de Industria, Energía y Minería, y firmaba como abogada a pesar de no haber culminado quinto año de bachillerato, engañó a todo el mundo durante años.

De hecho, esta mujer, que podría ser procesada por un delito de usurpación de título a pedido de la fiscal Gabriela Fossati, organizó un festejo de recibimiento de una carrera que nunca cursó. Harina, huevos, engrudo y hasta manguerazos de agua fría pueden verse en las fotos que familiares publicaron en Facebook. La celebración de esta mujer, que en aquel entonces tenía 34 años, tenía todos los elementos de una auténtica huevada de recibimiento. 

Según supo El Observador, durante años simuló, incluso ante su familia, el estar cursando la carrera de Derecho en la Universidad de la República, cuando en realidad asistía a clases de bachillerato. 

El fin de la mentira

Según dijo la fiscal Gabriela Fossati a El Observador, la denuncia contra la falsa abogada llegó primero del diputado nacionalista Pablo Abdala y luego del Ministerio de Industria. Según indicó, cuando se la citó a declarar, la acusada aseguró desconocer que su firma iba acompañada de un sello profesional y, además, ella misma comentó que no había terminado educación secundaria. 

Uno de los elementos que llamó la atención de la fiscal es que esta mujer antes de ingresar al Ministerio de Industria con un pase a comisión, se había desempeñado como asesora legal del Ministerio de Educación y Cultura, donde nadie denunció su falta de preparación para el cargo.

Una vez que el juez defina si procesa o no a esta mujer, la Fiscalía buscará determinar cómo fue que ingresó a la función pública en el Ministerio de Educación y Cultura, ya que al no tener un título universitario con el que pudiera acreditar sus conocimientos, es poco probable que haya concursado. Asimismo, hay dudas sobre cómo logró pasar desapercibida durante tanto tiempo, y qué tipo de trabajo podía hacer sin tener la formación suficiente para ejercer.

“Es llamativo que esté trabajando en ese cargo con los pocos estudios que dijo tener”, opinó la fiscal y aseguró que ahora estará en manos de un juez continuar con el proceso. La sanción prevista para el delito de usurpación de título es económica, no implica privación de libertad. 

Esta nueva línea de investigación, centrada en una posible irregularidad en el ingreso de esta mujer a la función pública,  podría ser llevada por la misma fiscalía a cargo de Fossati, que se ocupa de dar trámite a todas las denuncias ingresadas antes del 1° de noviembre de 2017, cuando entró en vigencia el nuevo Código del Proceso Penal, o bien a través de una fiscalía que trabajan con el sistema vigente. 

Las pistas en su contra

Ante la fiscalía, la denunciada dijo no recordar haber firmado documentos como abogada, título que reconoció no tener. Para la fiscal este argumento es poco creíble porque cuando firmaba utilizaba un sello en el que aparecía el titulo de abogada que decía tener. Sin embargo, la persona responsable de mandar a hacer los sellos en el ministerio declaró haberle consultado a la mujer sobre si era o no correcto la descripción que hacían de su cargo, y la acusada dio el visto bueno. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.