Fútbol > NEGOCIACIÓN

Lugano y la futura venta de derechos de TV: "El pan para hoy y hambre para mañana va a chocar siempre con los jugadores"

El excapitán de la selección dijo: "Se deberá ver la fuerza negociadora de la AUF que debe negociar con fuerza"

Tiempo de lectura: -'

11 de junio de 2020 a las 19:09

Uruguay es el único país de Sudamérica que no tenía negociados su derechos de TV para las Eliminatorias del Mundial de Catar 2022 cuyo inicio estaba previsto para el 26 de marzo de 2020 pero que fue suspendido por la pandemia del coronavirus. En febrero, la Asociación Uruguaya de Fútbol /AUF) declaró desierta la licitación y comenzó una negociación directa con empresas para venderlos, pero hasta la fecha no se alcanzó acuerdo alguno.  

El miércoles, el excapitán de la selección uruguaya, Diego Lugano, presidente desde el 12 de febrero de 2019 de la Asociación de Futbolistas del Uruguay, dio su visión sobre lo que será esa futura negociación y fiel a su estilo marcó la cancha. 

Consultado en el programa de Las Voces del Fútbol que se emite por AM 1010, sobre la posibilidad de que en esa negociación entre también una extensión contractual de los derechos de TV del fútbol local que Tenfield posee hasta 2025 -una idea que fue públicamente expresada incluso por el dirigente de Fénix Álvaro Chijane-, Lugano respondió: "Es más del círculo vicioso que viene de 1998. En 2012 había necesidad económica y estiraron el contrato por el mismo precio hasta 2020. En 2015 lo hicieron hasta 2025 y hace dos años cinco o siete clubes apretaron a (Wilmar) Valdez para estirarlo hasta 2032. Los jugadores del medio local juntaron 800 firmas que le presentaron a Valdez y se lo impidieron. Ahora pasará lo mismo y se deberá ver la fuerza negociadora de la AUF que debe negociar con fuerza".

"Hay presidentes de clubes que vienen con relación de años con la empresa y tendrán su postura que es entendible, y otros que pretendan ganar hoy 25 pesos más y solo miran la de hoy. El pan para hoy y hambre para mañana va a chocar siempre con los jugadores. No vamos a ser nunca más cómplices de esa barbaridad que mata al fútbol y que no se hace en ninguna parte del mundo", agregó.

Lugano reconoció como un "grave error" de la gestión de Valdez haber extendido el contrato del fútbol local hasta 2025. "En aquel momento, los jugadores de la selección estábamos empezando a trabajar clandestinamente por el fútbol uruguayo y recién empezábamos a mostrar las uñas. Los clubes lo apretaron porque necesitaban dinero y se apuraron a firmar un contrato por 10 años más porque vienen arrastrando sus problemas desde 1998. Si alguien no hace el papel de malo y corta ese círculo vicioso de dependencia para siempre, seguiremos igual".

Lugano entiende que la cláusula de igualar una mejor oferta a Tenfield que se le dio en el contrato original de venta de derechos a Tenfield en cuando la AUF era gobernada por Eugenio Figueredo, generó un "negocio" en el que "nadie entra a competir".

"Por eso se pone la misma cláusula cada vez que se renueva, porque no tenés fuerza para negociar. Por eso está ahora la guerra fría con los derechos de la selección y las Eliminatorias, y los ataques que siempre van a haber a mí y a cualquiera que se quiera meter, sea Sebastián Bauzá, (Héctor) Lescano o (Wilmar) Valdez. Para que haya competencia leal, los clubes deberían denunciar los contratos y eso es imposible. Tiene que partir de parte de los jugadores, para que la AUF tenga independencia y más recursos, para que la torta se agrande y se distribuya de una manera más coherente entre todos los actores del fútbol. El fútbol de nuestro país es muy grande para que lo dirijan tres o cuatro amigos que tomaron el poder. Alguien tiene que hacer algo para destrabar ese círculo vicioso en el que el fútbol uruguayo se metió".

"En América todos los países se han desarrollado, a nivel de clubes estamos quedando cada vez más atrás. Acá cuando se hacen los sorteos de Libertadores, los cuadros brasileños desean jugar contra los bolivianos y los uruguayos, y eso a los que fuimos jugadores nos toca el amor propio. Hay que hacer algo para mejorar nuestro fútbol, para mover los cimientos del poder, para que la AUF recupere el poder y que sea representativa. A nivel de clubes eso se logró con el nuevo Estatuto porque los clubes deudores que estaban en el círculo vicioso ya no manejan más los destinos de la AUF. A nivel de selección se logró liberar los activos de la AUF que ahora gana más dinero por la camiseta, espónsores, partidos amistosos, merchandising, y tiene derecho a negociar más fuerte los derechos de TV porque está AUFTV.", agregó. 

"Los jugadores, desde hace tres años, ganan en relación a lo que gana la AUF porque hay un contrato que se respeta con estándares internacionales, ya no pasa como cuando yo empecé en la selección que para venir a jugar me pagaba el pasaje y el hotel, que está mal. Quedamos afuera de un Mundial por tener un fútbol amateur, parecíamos el Libertad de Canelones cuando fuimos a jugar un repechaje contra Australia. Se intentó darle un marco profesional al fútbol. Arrancamos de arriba hacia abajo porque el poder lo tenemos desde la selección, pero tampoco somos Dios y no podemos cambiar todo de un día para el otro", explicó. 

Para Lugano, la creación de AUFTV es un elemento clave para la futura negociación con Tenfield.  

"Cuanto más libres estén los clubes de la AUF y más fuerza tenga esta para negociar, hay más chances de sacar más rédito. Por ejemplo que no haya más cláusula igualatoria. Y por eso ahora está la lucha de AUFTV y por eso también el odio a Bordaberry porque Pedro viendo los contratos de la AUF de la selección y del fútbol local se dio cuenta, porque es abogado, de que la única manera que Tenfield no pueda igualar es que la AUF se quede con sus activos y ahí AUFTV pasa a ser dueña del producto fútbol y ahí lo vende al mejor postor, sea Tenfield, los canales privados o el que sea. Con AUFTV los derechos de TV de la AUF se los queda la AUF y ahí Tenfield no tiene derecho a igualar ninguna oferta y a partir de ahí la AUF los vende. Hablo de los derechos de la selección y a partir de 2025 de fútbol local. Esa es la guerra que hay ahora, por eso me salen a matar a mí, salen a matar a (Ignacio) Alonso. Quieren cortar AUFTV.  Pero no se bloquea más a AUFTV y no se extiende más allá de 2025 el contrato, porque incluso el nuevo Estatuto de la AUF lo impide", explicó.

Lugano sabe que su postura lo llevó a enfrentarse con Tenfield. "Desde el momento en que me metí en esto ya sabía. Fue lo primero que me dijeron las personas que están enfrentadas a este movimiento. Que con las armas mediáticas que tienen me iban a atacar hasta que desista de este movimiento. Entonces no fue nada nuevo para mí. Cuando se hablan cosas vagas con acusaciones infantiles e inmaduras es porque no hay ningún argumento inteligente, sólido ni noble atrás. Los jugadores quisimos hacernos de nuestros derechos legítimos de imagen que eran explotados ilegalmente, porque éramos esclavos del sistema. Fuimos semifinalistas de un mundial, campeones de América, estuvimos ocho años en el top 5 del ranking FIFA, llegamos a estar segundos, y los acuerdos comerciales que había eran de la prehistoria, eran amateurs y nosotros no éramos una selección amateur, éramos de las principales del mundo. Para tomar acciones nos asesoramos, leímos contratos, vimos cómo funcionaban en otras partes del mundo, lo que se podía hacer en Uruguay, cómo ayudar a la AUF para que saliera de un círculo vicioso que entró con el contrato de 1998 donde todos los derechos fueron cedidos y habían cláusulas de igualación que son eternas y que no permiten que haya competencia por los activos de la AUF".

Eso lo llevó a recordar cómo fue el proceso de reivindicación y reconquista de los derechos de imagen de los jugadores de la selección que fueron recuperados a principios de 2017. 

"Los jugadores de selección tienen un contrato con la AUF desde 2015, por eso a Valdez lo presionamos un poco porque le pusimos en su espalda un peso de 20 años de cosas mal hechas en la AUF. Primero firmamos un contrato. Cuando sacamos del Complejo todos los espónsores y los banners era porque teníamos el derecho a que no usaran más nuestra imagen, era legal. Si la AUF quería seguir lucrando con los jugadores debía ser partícipe con los futbolistas de lo que ganase. Esa fue la forma que los jugadores encontramos para obligar a la AUF a decir que 20 o 27 es más que 5. Los jugadores por contrato tienen un derecho a un porcentaje por un contrato de derechos de imagen de lo que la AUF recaude gracias a los jugadores. Los jugadores quieren que sea un porcentaje de lo máximo que la AUF pueda recaudar y lo máximo no era 5%, era 27%. Y la televisión que sea lo máximo posible, no lo mínimo, y para eso hay que hacer comercialmente bien las cosas. Ese contrato con la selección está incluido que los jugadores tenemos derecho de veto en caso de que la AUF haga alguna jugada que nos pueda perjudicar a corto, mediano o largo plazo. Las cosas se van a tener que hacer bien. El fútbol local está intentando seguir los pasos de la selección, pero es más complicado porque están negociados hasta 2025". 

Consultado de por qué Lugano no acerca ninguna empresa interesada en comprar los derechos de TV y por qué siempre es Tenfield la que aparece como la posible compradora respondió: "Tenfield siempre fue un intermediario del producto de la AUF que es el fútbol. No tengo nada contra Tenfield aunque me deban odiar con toda la fuerza. Pero es la realidad, como Tenfield podría ser cualquier empresa uruguaya que intermedie los activos que le pertenecen a los clubes, a los jugadores y la selección y en definitiva a la gente. Yo no lleva ninguna empresa porque a mí no me interesa. Me interesa generar el clima en la AUF, las condiciones para que vengan empresas y gente idónea y seria para competir por un producto que tiene su techo por ser un país pequeño pero que vale bastante más de lo vale hoy y principalmente se haga en términos claros porque estamos en 2020 y ya quedó para atrás lo de los matones, lo de los amigos de los amigos; ya quedó atrás todo eso". 

"La desinformación es la única que tienen para embarrar la cancha". 

El 50% y 50% de los premios de la selección

"Cuando quedamos afuera del Mundial 2006 contra Australia comenzamos en 2007 una nueva etapa, yo ya como capitán de Uruguay. Con (José Luis) Corbo de presidente de la AUF donde no había un peso para nada. Los muchachos se pagaban antes los pasajes y los hoteles. Un mamarracho. No había dinero para nada en la selección. Arreglamos que nos dieran pasajes business para los jugadores de Europa, para los 18 partidos de las Eliminatorias. Pero no nos pagaban nada, veníamos a jugar gratis. Si llegábamos al Mundial (Sudáfrica 2010) los premios (por clasificar) son 50 % y 50% acordamos. Imaginate en 2007 cómo lo firmaron en aquel momento, con un abrazo y un beso, porque fueron cuatro años viniendo a jugar gratis a la selección", recordó Lugano al hablar del hasta hoy cuestionado sistema de premios por clasificar a los mundiales.

Los jugadores se llevan la mitad y del otro 50% la AUF costea los gastos operativos de la participación y reparte el resto, bajo el rubro utilidades de la selección, entre los clubes del fútbol uruguayo. 

"Nadie imaginaban el cuarto puesto de Sudáfrica ni el dinero que iba a ingresar por eso. El 50% que entró del Mundial se pagó durante los cuatro años de Eliminatorias: se le pagó a todos los jugadores los cuatro años que habían jugado gratis las Eliminatorias, a los que fueron al Mundial y a los que jugaron la Eliminatoria. Esa es la realidad. Fuimos la única selección de Sudamérica que vino a jugar gratis. Con Bauzá, con un poquito más de espalda se negoció después US$ 1.000 por presencia. Bolivia, Chile o Argentina pagan US$ 12.000 por presencia, pero eso no importa. Nos traíamos la bolsa de vitaminas porque pedíamos y no había plata, los ingleses a (Luis) Suárez y a mi nos prestaban la bolsa de hielo, cosas que no pueden ser. Jugábamos gratis e íbamos a resultado, nunca vi cosa más justa que esa. A partir de 2016 y del nuevo convenio, los jugadores tiene algún porcentaje, 5%, 10%, 15% sobre la venta de camisetas y si se explota su imagen: antes aparecíamos en preservativos, sábanas y no nos enterábamos y mucho menos percibir un peso. Lo que hicimos fue poner orden. Hoy hay un contrato profesional y bien firmado", explicó. 

¿Y el fútbol local?

"Cuando hacemos el moviminto, inmediatamente muchos muchachos del fútbol se sintieron identificados y un día fueron al Complejo los 20 capitanes de la A y la B para ver qué podían hacer para hacer más o menos lo mismo en el fútbol uruguayo. Eso terminó lamentablemente con aquella revuelta en la Mutual que no era lo que queríamos, pero se fue dando más por manija pública y de afuera que por la gente misma del fútbol", expresó.

"Sabemos cómo funciona el sistema actual: a mayor desinformación mejor. ¿Quién puede estar en contra de lo que hemos hecho? Imposible".  

"La movida de Más Unidos Que Nunca logró que se recuperaran US$ 750 mil de Full Play que estaba parados y los jugadores de la selección le donaron US$ 3.000 a cada jugador de la B. Luis Suárez antes de un clásico en el Bernabéu, 40 minutos antes de jugar, mandó un mensaje preguntando si la gente de Torque había cobrado o no lo que se mandó. Este año. por primera vez en la historia, la Mutual junto a Alonso y Matías (Pérez) tuvieran un seguro de sueldo, que los asegura la AUF a través de la Mutual. Los muchachos de los futbolistas amateurs de OFI hoy están dentro de la AUF y en su último campeonato de clubes los derechos de imagen que negociaron fueron 20 operaciones de rodilla en La Española. ¿Sabés lo que es para un jugador del interior romperte la rodilla y quedarte ocho meses sin poder laburar? Hoy, en apenas un año y medio, además de ganar votos e influencia, tienen ese beneficio", dijo Lugano. 

 

Le respondió al Chengue Morales

En los últimos años, Richard "Chengue" Morales ha sido muy crítico de la influencia de Lugano en el fútbol uruguayo. 

Lugano dijo que no se olvida de que el exdelanterode Nacional lo llevaba de Las Piedras a Los Céspedes cuando compartían plantel en el tricolor: "Iba en el 3 hasta Las Piedras y ahí me levantaba el Chengue hasta Los Céspedes. Además compartimos selección". 

Y entonces contestó a sus críticas: "Cuando se lleva esto al tema personal se le hace el juego a Tenfield, que es lo que quiere. Por ser el Chengue, una persona que respeto, te contesto: Creo que el Chengue no tiene ni idea todo lo que se ha avanzado en estos últimos seis, siete años. Capaz que tiene la otra versión y todo lo que te dije de cómo los jugadores de la selección son valorizados, de lo que se hizo con jugadores de OFI y de la B no debe tener idea. Hace como 10 años no hablo con él. Si no es imposible que alguien que haya jugado al fútbol, por más que le deba favores a la gente de Tenfield o por ser agradecido a los que fueron sus empresarios, es imposible que no esté de acuerdo con esos beneficios que con justicia y sin pasar por arriba de alguien están teniendo los jugadores". 

El respaldo a Alonso

"El mundo AUF es muy complejo, no puedo entrar en todos los detalles. En lo que es la lucha macro que es liberar y valorizar los activos de la AUF para salir de la dependencia económica y a partir de ahí agrandar la torta y con un Congreso que hoy sí representa, por primera vez en 120 años, a todos los actores del fútbol uruguayo, creo que nos representa y mucho", dijo sobre la actual gestión de Ignacio Alonso al frente de la AUF.

"No es fácil en ese microclima tomar decisiones firmes. En lo macro, que es por lo que nos jugamos el pellejo, nos sentimos representados", agregó. 

Casal: "No lo conozco"

"Lo vi una sola vez en mi vida en un partido con Costa Rica, pero no lo conozco, no tengo relación. Soy totalmente neutro. Lo nuestro fue un movimiento para que el fútbol empiece a funcionar como funciona la industria mundial del fútbol hace 30 años. Después se embarra la cancha y se lleva al terreno personal porque no hay argumentos. Lo nuestro pasó por otro lado. La selección ya le deja más ingresos a la AUF. Pero la selección es un milagro que no se puede sustentar por mucho tiempo más si no generás un clima para generar jugadores de alto nivel que es lo que el fútbol exige. El fútbol local ya ni compite a nivel internacional", dijo el actual director de relaciones institucionales de São Paulo. 

También volvió a reconocer que fue quien solicitó en 2018 la intervención de la AUF por parte de FIFA y Conmebol: "Fue así claramente y ya lo he dicho otras veces. En el Mundial de Rusia yo hable con (Gianni) Infantino y le dije lo que pasaba en Uruguay. Inclusive, Suárez, Godín, la gente de OFI con Gustavo Bares y Marcelo De León de Audaf le enviaron una carta a FIFA para que tomaran cartas en el asunto, porque el fútbol uruguayo estaba manejado por un monopolio de amigos de los amigos. Ahora la AUF está representada por todo el espectro del fútbol, como tiene que ser. ¿Está mal eso?" 

 

 

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...