Fútbol > Sebastián Morquio

Morquio, el empresario que llevó a Bergessio a Nacional, estuvo preso y ahora busca trabajo

La historia del exjugador de Nacional Sebastián Morquio se viralizó después de que publicara un tuit buscando trabajo

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2021 a las 12:02

El exfutbolista Sebastián Morquio está atravesando una situación "difícil", de acuerdo a su testimonio, que se hizo conocida en las últimas horas después de que publicara un tuit buscando trabajo.

Un mensaje que sorprendió en el mundo del fútbol, ya que hasta no hace mucho tiempo Morquio era intermediario de futbolistas. En 2018 participó en la llegada de Gonzalo Bergessio a Nacional, y también llevó a Rafael García a Atlético Tucumán y a Ignacio Lemmo al fútbol chileno.

"Todas las cosas que venían saliendo bien y con las que podía bancar a la familia se dieron vuelta en un año complicado", dijo en una entrevista que concedió al programa Fútbol Continental de radio Continental.

Morquio surgió como futbolista en Nacional y luego fue figura en Huracán de Parque Patricios, jugó en San Martín, en Alianza Lima de Perú y en Rusia.

Durante la entrevista contó que estuvo 30 días preso y que salió de la cárcel el pasado 21 de diciembre. El motivo por el que estuvo preso y continúa cumpliendo prisión domiciliara de 23 a 7 fue explicado a medias en la entrevista: "Tengo un perro, un semi pitbull, que se le subió arriba de la cama a mi mamá y le arañó la cara, ni siquiera la mordió. Pero una vecina hizo la denuncia después de 12 horas. Hay muchas más cosas que mi abogado no me deja decir", señaló.

Legalmente lo representa Víctor Della Valle: "Víctor me conoce desde los 13 años, cuando falleció mi papá fue un sostén para mí, tengo un lugar que me prestó para vivir". Della Valle era dirigente de Nacional cuando él jugaba en el club. 

Morquio contó que pese a la pena puede viajar afuera del país si es necesario.

Agregó que aunque mantiene económicamente a su mamá, lo separaron de ella y ahora no puede verla. "Confío que en breve, cuando termine la feria judicial, haya una solución para que estemos juntos".

Admitió que en el fútbol se le cerraron las puertas y por eso escribió el tuit, gracias al que ya recibió propuestas: "Me llamaron del fútbol universitario para que los dirija y una empresa inmobiliaria con sede en Paraguay, Argentina y Uruguay, me ofreció trabajo".

También contó que un futbolista le debe US$ 40 mil, pero que no los puede reclamar legalmente porque no hay documentos firmados, y que el día de su cumpleaños (el 22 de enero, el mismo día que publicó el tuit) Bergessio pasó por su casa para regalarle la camiseta, porque sabía que estaba mal.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...