Agro > EXISTENCIAS GANADERAS

Inventario oficial registró caída en cantidad de vacas y de ovejas en Uruguay

Benech dijo que el ajuste es menor y valoró disponer de los datos en tiempo récord

Tiempo de lectura: -'

19 de septiembre de 2018 a las 19:42

Uruguay es un país con menos vacas. También con menos ovejas. No obstante, la relación con la población humana sigue siendo elevada, especialmente comparada con el resto de los países ganaderos: más de tres vacas y unas dos ovejas por habitante.

El último inventario registró un ajuste de 3,4% en la población bovina y una de 3,5% en la ovina. “Es una caída chica”, reflexionó Enzo Benech, ministro de Ganadería, quien resaltó que los datos se hayan cosechado y difundo en tiempo récord, dado el progreso en el uso del formato electrónico.

En el achique vacuno incidió principalmente un fuerte incremento en las exportaciones en pie, pero también una tasa de procreo que no es la adecuada. El descenso en la majada obedece a un conjunto de desestímulos, entre ellos el hurto de lanares y el ataque de diversos depredadores, que gravitan más que los buenos precios por la carne y por las lanas más finas.

Según datos difundidos por el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), al 30 de junio de 2018 se cuantificó al rodeo vacuno en 11.328.400 cabezas, es decir 403.800 menos que un año antes.

Es la segunda reducción consecutiva, luego de una serie de cinco ejercicios de crecimiento –que llevaron al rodeo a unos 12 millones–, informó José Bervejillo, coordinador del grupo de estudios económicos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del MGAP, en la conferencia realizada este miércoles en la sede ministerial.

Los descensos más notorios se aprecian en las categorías vaquillonas (-6,8%), novillos de uno a dos años (-14,2%) y novillos de más de dos años (-15,4%). La caída en toros fue leve, apenas 0,2%. Hubo aumentos solo en vacas (0,1%) y en terneros (2,3%).

Considerando los egresos e ingresos percibidos en el rodeo entre el ejercicio actual y el anterior (2016/2017), se informó que se apreciaron estabilizados los registros de consumo. También los de mortandad, pese a la sequía intensa que hubo al inicio de este año. Sí hubo cambios notorios en la faena y en la exportación en pie.

La faena descendió globalmente 2,6%. Creció en las categorías terneros y novillos y disminuyó en el segmento vacas y vaquillonas, pero si se analiza con mayor precisión, Bervejillo destacó que citando solo vaquillonas hubo un aumento de 23% y observando solo a los novillos de sobreaño creció 10%.

En el caso de la exportación en pie, creció 36,7% del ejercicio pasado al actual, alcanzando las 363.010 cabezas, con una fuerte participación de terneros (en segundo lugar de novillos jóvenes) y una demanda muy notoria del mercado turco.

Al igual que en la faena, la extracción mediante la exportación en pie puso el foco especialmente en las categorías más jóvenes.

Analizando luego la reposición, es decir el ingreso de animales al stock, un aspecto considerado positivo es que, tras tres ejercicios con caídas en la producción de terneros, en 2017/2018 se registró un incremento de la tasa de procreo, ubicada en el 58% (se ubicó en 63% en 2013/2014).

También se informó que en los ejercicios cerrados en 2013, 2014 y 2015 fue mayor la tasa de reposición en el rodeo en relación a la tasa de extracción, elevándose los inventarios, en tanto sucedió lo contrario en los últimos tres años.

En el caso de los lanares, en el conteo de este año se reportó la existencia de 6.334.100 cabezas, es decir 227.400 menos que un año antes.

En este caso se entiende que existe una reducción estructural, en un país que a inicios de la década de 1990 llegó a tener 26 millones de lanares, consecuencia de la falta de estímulos que los productores tienen. Se sostiene una tasa de señalada, es decir la reposición mediante corderos, relativamente baja, pero lo que más incide son “condiciones generales de desestímulo, menos incentivos para aumentar la producción ovina”, dijo.

Los datos solían conocerse sobre fin de año

Benech volvió a destacar –lo hizo en la Expo Prado– el valor que tiene el haber podido disponer de los datos de existencias ganaderas “en tiempo récord”.

Habitualmente se disponía de la información sobre fin de año, cuando el trámite era exclusivamente manual, mediante formularios que debían completar los productores. Desde hace tres años, opcionalmente pueden hacerlo vía electrónica y en el primer año lo hizo un 25%, el año pasado un 50% y en el actual un 60%.

Alberto Castelar, subsecretario del MGAP, valoró también que durante la Expo Prado (el sábado pasado), “mucho antes de fin de año”, se haya podido informar públicamente sobre la declaración jurada, en una demostración de la apuesta a la tramitación electrónica que permite a los actores del sector que utilizan la información disponer antes de la misma, para una mejor toma de decisiones. “Ese 60% demuestra que vamos por el buen camino”, expresó.

Benech recordó que hay 39 trámites en la órbita ministerial que ya se pueden hacer on line, de los algo más de 270, y que se sigue avanzando.

El jerarca dijo estar satisfecho por los progresos en el uso de tecnología y en la precisión de la información generada y la velocidad de hacer pública la misma.

Mario Andrés Rodríguez, gerente de desarrollo del SNIG, sobre la declaración jurada que realizan los productores en forma electrónica precisó que “esto no es un capricho del Ministerio de Ganadería”, dado que está alineada a la actitud de Presidencia de la República de promover los trámites electrónicos, apuesta a la que el MGAP le atribuye especial relevancia, habiendo aplicado esa alternativa en varias tramitaciones.

También aludió a la importancia de la gestión de datos abiertos, es decir, que la información recabada esté a disposición de toda la ciudadanía, también mediante un proceso electrónico.

Añadió que los únicos obligados a hacer el trámite de la declaración jurada en forma electrónica son: los giros comerciales y los de intermediación y este año, tras una resolución de Servicios Ganaderos, se incluyó a los productores con problemas sanitarios por brucelosis, se trate de predios con focos, los linderos y los traslinderos.

Tras destacar el aumento constante en la cantidad de productores que optan por hacer la declaración en forma electrónica, señaló que hay departamentos que lideran en ello, como Flores y Rocha con registros superiores al 70%, lo que también sucede si se analiza la respuesta por rubro productivo, con los tamberos superando el 72%.

También le atribuyó una importancia especial a las actividades de extensión que se han realizado para promover esta nueva modalidad, ejecutándose más de 100 instancias.

Por último, Rodríguez dijo que todos los datos obtenidos están disponibles en los sitios de Internet del MGAP y de Presidencia de la República, e instó a los omisos en completar la exigencia (“es un porcentaje muy bajo”) a cumplir a la brevedad posible, para evitar que tengan obstáculos para realizar otros trámites.

Está “muy lejos” alguna dificultad en el abasto

Benech dijo que se está “muy lejos” de la existencia de alguna dificultad en el abasto al mercado interno, aunque haya caído el volumen del rodeo vacuno. Añadió que Uruguay exporta el 75% de la carne que produce. “Somos muy excedentarios y eso que somos buenos comiendo carne”, mencionó, aludiendo a que el país ostenta el mayor consumo anual de carne vacuna per cápita.

Sobre el incremento en la exportación en pie, admitió que ha sido una herramienta que ha incidido en que sea más atractiva la actividad de los criadores de ganado. Esa alternativa está abierta, aunque ahora algo afectada por la menor participación del mercado turco tras la devaluación en ese país.

Benech comentó que sería bueno que todos los terneros se pudieran criar y faenar en el país, pero precisó que cuando sucedió eso los precios internos por el ganado bajan desestimulando al criador.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.