Fútbol > ELECCIONES

Wanderers en campaña electoral: el Chifle Barrios quiere ser presidente y Blanco continuar dos años más

El 14 de julio, 1.300 socios elegirán el gobierno del club: ¿por qué el exjugador y gloria del club quiere ser presidente? ¿por qué el actual titular quiere extender su gestión?

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2020 a las 17:32

Los socios de Montevideo Wanderers elegirán al presidente por el período 2020-2022 en las elecciones que se desarrollarán el próximo martes 14 de julio de 10 a 21 horas en la sede administrativa de la calle Buschental.

El actual titular bohemio Gabriel Blanco se postula a la reelección y competirá contra Jorge "Chifle" Barrios, uno de los ídolos futbolísticos en la historia del club.

Son 1.300 los asociados habilitados para sufragar.

Blanco: "Un club ordenado y transparente"

El último presidente de la institución, Gabriel Blanco, dijo a Referí que su gestión continuó una línea de conducción que viene desde hace varios años y que logró "sanearla económicamente y hacer muchas obras de infraestructura, no solamente en el Parque Viera que son las más visibles, sino también en el complejo Devoto. Hace cinco o seis años atrás Wanderes tenía un pasivo de US$ 6,2 millones, hoy lo pudimos abatir. Teníamos un patrimonio neto negativo de US$ 4 millones, hoy tenemos un patrimonio neto positivo por esa cantidad. El último balance dio un resultado positivo de $ 100 millones, cuando antes eran resultados negativos. Se ordenaron las cuentas, los números, las finanzas, y el crecimiento de infraestructura que es notorio, es parte de los objetivos que nos habíamos planteado".

Agregó que tras haber logrado el orden administrativo, ahora se plantea apostar a lo deportivo. "Este año se hizo por primera vez en la historia de Wanderers una auditoría externa de nuestro balance por una empresa reconocida internacionalmente, que marca un camino de transparencia".

Una de las críticas que se hace desde la otra lista a la actual gestión es el rendimiento en la cancha, y Blanco explicó: "Hace dos años que soy presidente y en una institución es poco tiempo, pero creo que se hizo bastante. Por supuesto que queremos ser más protagonistas de los torneos locales, más agresivos en la competencia local, pero estoy convencido que había que ordenar la casa para eso. No creo en las casualidades sino en las causalidades. Hoy la institución está preparada para dar ese salto de calidad deportiva que todos esperamos".

El dirigente agregó que "del 2015 a la fecha, salvo este año, jugamos torneos internacionales y todos los festejamos. En esta directiva puntual, el primer torneo que jugamos fue el Clausura 2018 y Wanderers salió tercero detrás de Peñarol y Nacional; en el Apertura del año pasado Wanderers estaba jugando copa internacional y pasó dos fases con autoridad, le ganó 4-1 a Nacional, le ganó a Peñarol en el Estadio. Desde el Intermedio hacia adelante tuvimos un bajón y no nos permitió cerrar un año bien, en realidad seis meses".

Con respecto al proyecto del club en formativas, Blanco respondió: "Tenemos varios objetivos, uno es el proceso de formación de la persona y del jugador. El proceso culmina con su llegada a Primera y Wanderers ha sido de los clubes que más jugadores ha promovido en los últimos años. Los valores y metodologías han sido muy buenos. Tenemos en el debe mejorar la tabla de posiciones global. En los últimos años hicimos una aceleración de llegada a Primera donde tuvimos que sacar a los mejores de Cuarta y Quinta para hacer una tercera muy fuerte para llegar rápidamente a Primera y eso tiene en contrapartida la pérdida del poder deportivo en formativas., Pero hemos transferido a los Ginella, Bruno Méndez, Araujo y otros", destacó.

Barrios: "Lo que vi hace cuatro años no se cambió nada"

Jorge Barrios llegó a Wanderes con 14 años, directamente desde el baby fútbol y como jugador se transformó en ídolo de los bohemios. En 2016 lo llamó el presidente Jorge Nin para que se hiciera cargo de la gerencia deportiva. Ahí conoció los números del club desde adentro: "Me fueron a buscar para ser independientes, para bajar el presupuesto, organizar lo deportivo. Al ver los papeles, pedí cambios de algunas estrategias deportivas y políticas. Nin no estuvo de acuerdo y le dije, 'vine a ayudar al Wanderers que está enfermo' y me fue a los 25 días", explicó a Referí.

Por eso ahora quiere ser presidente, para llevar a cabo aquellas ideas que no pudo hace cuatro años. "Cuando entré en 2016 el pasivo era de US$ 3,2 millones y ahora ellos mismos dijeron que era de US$ 6,2 millones, quiere decir que se duplicó y Tato (Blanco, actual presidente) era el tesorero. Vendimos a varios juveniles pero ¿para qué fue? Para pagar las malas administraciones de los últimos cuatro años. Ahora estamos bien representados en la parte empresarial, pero falta en lo social, económico y deportivo, que es lo más importante. Si ves los proyectos de las listas de Jorge Nin y Carlos Ham en 2016, eran casi iguales, y hoy están todos juntos". 

Barrios dijo que el presupuesto del plantel subió de US$ 160 mil a US$ 180 mil, pero en la cancha no se vieron los resultados: "Wanderers siempre fue de tener la vara muy alta en lo deportivo, pero el presupuesto no está acorde con lo que se ganó. Siempre apostamos a estar octavos, séptimos, entrar a una Copa y la camiseta de Wanderers tiene que estar más arriba en lo local e internacional. Es una institución que es modelo pero le faltan las ganas de querer la quinta estrella".

Tampoco está de acuerdo cómo se manejó la institución políticamente dentro de la Asociación: "Primero teníamos el apoyo a Nacho Alonso, después fueron cambiando; a Jorge Casale lo votaron pero tenían que esperar que viniera de Europa nuestro presidente, ahora se le hace una guerra a Casales y al Ejecutivo; no queríamos la liga uruguaya y ahí están todos los Wanderers del interior, no se piensa en lo deportivo", señaló el Chifle.

"¿Como lo vamos hacer? Lo que íbamos desarrollar hace cuatro años, un proyecto para tener un plantel con una cantidad de jugadores que sea acorde con la entrada que nos da la AUF, la televisión, la parte social. Ahora nos vemos lindos, se ve lindo a Wanderes, pero hay muchos hinchas que queremos ganar. No decimos que está mal, lo queremos al club porque somos todos bohemios, pero la visión que vi por dentro no se cambió nada en cuatro años", expresó el exfutbolista, cuyo nombre engalana una de las tribunas del Parque Viera.

Y para eso cuenta en la lista con un equipo integrado por veteranos exdirigentes y jovenes que lo van a apoyar y proteger en los aspectos económicos, social, de juveniles: "La política deportiva actual de Wanderers no es ver el Wanderers del interior, no ver AUFI donde tenemos grandes valores y donde han surgido Fernando Machado, Maxi Olivera, Martín Rodríguez, una cantidad de jugadores. Quiero hacer los cambios que no hicieron. Las inferiores casi bajan. Tuvimos la suerte en este año y pico que se vendieron Méndez, Ginella, Gularte y Araujo, sino ¿cuánto sería el presupuesto más lo que se le pagó a los terceros?".

Y por último, admitió: "Soy un hijo de Wanderers que necesita el voto para que con los años pueda hacer una ciudad deportiva en el complejo Devoto como tienen los grandes clubes europeos".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...