Cargando...
Mauricio Larriera mostró su autocrítica por el juego del equipo

Fútbol > LOS IDAS Y VUELTAS

Yimmi Álvarez salvó con nota, Larriera hizo autocrítica y los dirigentes de Peñarol volvieron a poner excusas

Los dirigentes de Peñarol siguen apuntando a los árbitros como responsables de los puntos que deja, mientras que el técnico Larriera, con autocrítica, adujo que es un problema futbolístico y de ausencia de jugadores

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2021 a las 16:42

Los partidos se siguen sucediendo y las victorias no llegan en Peñarol, lo que produce nerviosismo en el cuerpo técnico, los jugadores y los dirigentes. Es que en solo cuatro fechas ya se perdieron 6 puntos de los 12 en juego.

Luego del 0-0 del domingo ante Wanderers en el Parque Viera, el entrenador Mauricio Larriera mostró autocrítica por el resultado: "Se empataron tres partidos y para nosotros es como perderlos, porque tenemos que pelear por el campeonato", comenzó diciendo. Y añadió´: "Es importante mantener el cero en el arco pero también es importante convertir. Es lo que nos ha tocado".

Es que Peñarol tuvo 15 o 20 minutos en el segundo tiempo en los que fue muy superior a Wanderers, pero no supo definir. Agustín Dávila, tras un gran pase de Agustín Canobbio, marró un gol casi imposible ante una muy buena atajada del arquero Ignacio de Arruabarrena, y su disparo dio en el palo izquierdo.

Minutos después, luego de un remate de 30 metros de Jesús Trindade, el balón le quedó servido a Canobbio —en posición adelantada— quien definió mal ante otra gran atajada de De Arruabarrena. Por eso es que Larriera dijo: "También es importante convertir".

El técnico aurinegro habló también de las ausencias

Con un equipo diezmado por lesiones, casos de covid-19 positivos y futbolistas en la selección uruguaya, de los cuatro encuentros que ha jugado el conjunto carbonero en el Torneo Apertura, tres terminaron con empates 0-0 y solo le pudo ganar a Boston River 5-2. 

Al respecto, Larriera sostuvo que se han visto "con la ausencia de jugadores muy importantes. No es una cuestión de encontrar el equipo; el equipo se va construyendo. Para construirlo hace falta tiempo, pero para destruirlo es un segundo. ¿Cómo se destruye? Cuando faltan algunas piezas que pueden ser bien sustituidas pero que han ido construyendo el equipo".

"Evidentemente las ausencias en algún sentido pesan, sobre todo pensando en el ataque. Se nos fueron dos futbolistas que son muy importantes. Tenemos jugadores en la selección, lesionados y con covid-19. Para muchos es una excusa y sé que es así. Para mí son razones, pero hay además otras razones que prefiero mantenerlas en la intimidad para hablarlas con los jugadores", culminó diciendo luego del partido y entrevistado para la transmisión televisiva.

La visión de los dirigentes

Pero en plena efervescencia por lo ocurrido con los arbitrajes en los partidos ante Boston River y Plaza Colonia, en los que los árbitros no vieron dos claros penales (en el primero, una mano del argentino Pedro Silva Torrejón, cuando aún el encuentro estaba 0-0, mientras que contra los colonienses, fue en la última jugada tras un cabezazo de Agustín Canobbio que dio en la mano de Yvo Calleros), este domingo en el Parque Viera los dirigentes con los que charló Referí se quejaron por un inexistente penal que el árbitro Yimmi Álvarez desestimó por un forcejeo entre Mathías Abero y Gary Kagelmacher.

Sucedió en el primer tiempo, cuando el equipo de Mauricio Larriera tuvo un tiro libre a favor desde la izquierda. El centro llegó al área y en ese momento, Abero tomó a Gary Kagelmacher con los dos brazos y este se lo sacó de encima con el antebrazo y cargó con él hasta adentro del arco. ¿Cómo apreció esa jugada Álvarez? Con ocho jugadores adelante, porque Abero y Kagelmacher estaban en el segundo palo y con el balón cayendo sobre el primer palo, donde Hernán Rivero rechazó de cabeza.

En el video oficial de Tenfield, la incidencia se puede ver entre los 47 segundos y 1.02 minutos.  

En un arbitraje sin VAR es imposible cobrar esa incidencia porque, si el juez mira la acción, debe seguir el curso de la pelota y advertir si en ese trayecto un jugador es impedido de conectar el centro por falta.

¿Y el línea? Horacio Ferreiro no estaba tapado en la incidencia.

En el inicio de la jugada, Abero toma a Kagelmacher

Sin embargo, desde ese sector, el asistente no pudo ver los dos sino un brazo de Abero tomando a Kagelmacher e inmediatamente el antebrazo de este empujando a su rival.

Kagelmacher se lo saca de un empujón y lo mete en el arco

A golpe de vista la acción se apreció como un forcejeo mutuo. Sin dudas, era una jugada para VAR, porque son acciones de apreciación muy finas donde en tiempo real se ven muchos forcejeos que a veces son mutuos. 

Los dos jugadores terminan abrazados, la pelota: lejos

¿Y si hubiera VAR? Solo en esa hipótesis el juez hubiera tenido la posibilidad de revisar la acción y analizar el agarrón de Abero (posible sanción de penal), el empujón posterior de Kagelmacher y sobre todo la incidencia de ese forcejeo mutuo en una jugada en la que la pelota terminó cayendo en el lado opuesto y donde esa disputa en el campo no terminó causando impacto en la jugada (posible causal de desestimación).  

Álvarez redondeó una gran actuación

Yimmi Álverez terminó redondeando un muy buen partido.

También debió juzgar una jugada que protestó Wanderers en el segundo tiempo, en un centro pasado a Bruno Veglio, que se dejó caer cuando Canobbio apoyó las manos en su espalda para tomar su referencia de marca. Ese contacto, mínimo, no era para cobrar penal y Álvarez, cerca de la jugada, lo percibió claramente. 

Es más, los errores que se le pueden achacar a Álvarez, en acciones de apreciación más fáciles que la del agarrón entre Abero y Kagelmacher, fueron no haberle mostrado la amarilla a Jesús Trindade a los 17' ni a Agustín Álvarez Martínez cuando fingió un penal sobre el cierre del partido. El grito de "¡penal!" se hizo sentir fuerte en el Viera. Pero nada más lejos de la realidad. El Canario pasó entre dos jugadores y buscó el contacto con el pie plantado de Abero para tirarse. Fue una clara simulación. 

Cabe recordar igualmente que tras el 0-0 contra Plaza Colonia en el estadio Campeón del Siglo del pasado miércoles 2 de junio, el presidente Ignacio Ruglio se comunicó telefónicamente varias veces con el titular de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso, molesto por ese último arbitraje.

Tanto fue así que en principio intentó remover los puestos ejecutivos que tiene el club en la AUF: el vicepresidente Gastón Tealdi y Bruno Gaiero, integrante de la Mesa Ejecutiva. Tealdi le ofreció su renuncia, pero Ruglio le dijo que esperaría hasta el otro día, el jueves.

Ese jueves, Ruglio viajó especialmente desde el interior a Montevideo y se reunió presencialmente con Alonso. En la noche, además, el Colegio de Árbitros tomó una decisión importante que fue bajar de las nominaciones ya hechas a Diego Riveiro y al asistente Marcelo Alonso, quienes perjudicaron a los aurinegros al no ver el penal contra Plaza Colonia. De esa forma, Riveiro, quien iba a arbitrar el partido de este lunes entre Fénix y Villa Española desde la hora 15 en el Parque Capurro, y Marcelo Alonso, que iba a estar como línea en Sud América-Cerrito jugado el sábado en Lavalleja, se quedaron sin arbitrar.

Ignacio Ruglio no ocultó su molestia el fin de semana, comenzando por el penal que le pitaron a Nacional

El partido del sábado entre Nacional y Plaza Colonia se definió a favor de los tricolores 2-1, justamente con un gol de penal que convirtió Gonzalo Bergessio.

Eso llevó a que el presidente de Peñarol, Ignacio Ruglio, escribiera en su estado de WhatsApp: "Las ven de un solo lado y las cobran volando. Es difícil así y las mil explicaciones son hermosas. Imposible competir así". A su vez, el secretario general del club, Evaristo González, también mostró su postura en contra de los "pésimos arbitrajes", como él mismo los definió.

"Hay que tomar decisiones. Si yo tengo un camionero que me choca todos los días el camión, le voy a decir, 'te quiero mucho, pero no podés seguir trabajando conmigo'. Si (los jueces) no lo hacen bien, hay que modificarlos y cambiarlos. Hay un pésimo nivel arbitral y si hay que tomar medidas en ese tema, hay que hacerlo", explicó el domingo antes del partido contra Wanderers en el programa Punto penal de canal 10.

Luego del enfrentamiento ante Wanderers y de que los directivos protestaran en la cancha un inexistente penal sobre Álvarez Martínez y pusieran como excusa un supuesto penal de Abero sobre Kagelmacher, aumentó aún más la molestia de los directivos de Peñarol con los arbitrajes, según pudo saber Referí.

La cara opuesta han sido las declaraciones del técnico Larriera, quien, en realidad, hizo autocrítica y también habló de las ausencias importantes que tiene su equipo y una frase que también define este momento: "Para construir al equipo hace falta tiempo, pero para destruirlo es un segundo. ¿Cómo se destruye? Cuando faltan algunas piezas que pueden ser bien sustituidas pero que han ido construyendo el equipo".

De ese lado de la moneda también están los dos goles hechos que erró Dávila (el segundo tras un rebote que dejó De Arruabarrena en tiro libre de Ceppelini) y el que erró Canobbio -que bien pudo anotar en fuera de juego que no fue sancionado- mano a mano con el golero rival. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...