Cargando...
Hurtado convierte el segundo gol de Bragantino

Copa Libertadores > EL ANÁLISIS

El debut de Nacional en la Libertadores: cuando todo se reduce a la recaudación y al consuelo de avanzar a la Sudamericana

Los tricolores comenzaron sufriendo su recorrido por el continente: perdieron 2-0 en su visita a Bragantino

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2022 a las 22:29

Cada vez está más lejos la Copa Libertadores para los equipos uruguayos y aquella aspiración, que (ingenua y) naturalmente se planteaba al comienzo de cada nueva edición de renovar la esperanza de imaginar a Nacional o Peñarol llegando a una final, se desvanece ante los primeros intentos de los equipos de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) cuando comienzan a chapotear a este nivel.

Entonces, cuando comienzan a andar al comienzo de la siguiente edición, las aspiraciones son cada vez menos pretenciosas y todo queda reducido generar una buena recaudación y al consuelo de intentar seguir algunos partidos más en la Sudamericana. 

En ese lugar se para el fútbol uruguayo ante ese tesoro que los grandes supieron levantar ocho veces en 62 años y que por estos días se transformó en una privilegiada forma de generar recursos e ingresar recaudaciones frescas por jugar tres partidos de local de la fase de grupo (US$ 3.000.000), que mueven la aguja de los presupuestos, y enfocarse en el tercer puesto del grupo que permitirá avanzar a la Copa Sudamericana.

Este segundo torneo está un escalón más abajo y genera espacios para que Nacional y Peñarol puedan asumir otro protagonismo. Ya ocurrió con los aurinegros en 2021, que en un año extraordinario del equipo dirigido por Larriera llegaron hasta semifinales.

El equipo de Nacional que debutó en la Copa

Esa es la realidad que recorren los equipos de la AUF y que no encuentra respuestas diferentes para asumir otro rol en la elite internacional.

El estreno de Nacional en el torneo más importante de Conmebol, que se saldó con una derrota 2-0 ante RB Bragantino en San Pablo confirmó la tendencia que había mostrado Peñarol en su debut el martes ante Colón: los equipos uruguayos están lejos de ser competitivos y plantarse con aspiraciones de ingresar en la definición de la competencia.

El estreno de los tricolores no fue bueno, más allá del resultado, por la forma en que sufrió el primer tiempo y la incapacidad ofensiva que tuvo en el segundo para resolver las pocas situaciones de gol que tuvo.

También es necesario puntualizar que aunque cayó 2-0, Nacional nunca fue arrollado por Bragantino. Sin embargo, se vio ampliamente superado por la forma en que su rival se paró en la cancha para manejar el balón.

El equipo brasileño fue dueño de la pelota y asumió el protagonismo en el juego. Nacional esperó. Jugó de visitante. No se ruborizó cuando se plantó en su cancha con los 11 futbolistas y no tuvo aspiraciones ofensivas, más que las corridas de Trezza, quien en un juego unipersonal intentó hacer lo que debe resolver un equipo. Sus intentos se diluyeron ante la superioridad numérica del rival.

En ese escenario, Bragantino fue más, pero tuvo que esperar hasta que ocurriera un error defensivo de los albos para encontrar en un córners el gol del 1-0. Porque, para colmo de males de las aspiraciones de los grandes, hay pequeños detalles que terminan pasando factura y que resultan indisimulable en campañas internacionales. 

Ytalo ya mandó la pelota a la red, de cabeza, para el 1-0

El martes en Santa Fe, Peñarol recibió un gol tras un saque de un lateral en el final del partido, cuando debían defender con uñas y dientes el empate.

Este miércoles en San Pablo fueron dos cabezazos en el área, en un córners, el que le dio el gol del triunfo a los brasileños.

El costo de esas situaciones es muy elevado, especialmente porque cuando Nacional se enfrentó a jugadas similares en el ataque no supo aprovecharlas.

Leo Coelho

La derrota de Nacional queda atenuada porque ocurre en un partido de visitante y en circunstancias en las que es posible perder. Lo que genera dudas de cara a lo que se viene, para los albos y aurinegros, porque los grandes tendrán que enfrentar a estos equipos de locales, es cómo serán capaces de aspirar a la victoria con las herramientas que mostraron en sus estreno.

Finalmente, los tricolores vuelven con un aspecto positivo, las respuesta del técnico Pablo Repetto para ir a buscar el empate a riesgo de que descuidar defensivamente todo y recibir otro gol, como finalmente sucedió.

En el segundo tiempo el entrenador tomó riesgos. Puso el equipo más arriba y fue por el empate con Ocampo, Fagúndez y Juan Ignacio Ramírez en una apuesta que no le alcanzó porque no supo aprovechar.

Además de la derrota el partido en Brasil dejó para Nacional un costo muy elevado: la lesión del golero de la selección, Sergio Rochet.

Los tricolores siguen en etapa de formación, Repetto dirigió su octavo partido oficial, pero necesitan comenzar a confirmar con mejores señales de juego, y con resultado,s que sus futbolistas están entendiendo lo que el entrenador quiere mostrar en el campo. Las pruebas internacionales no son los lugares en los que se pueden encontrar esas respuestas, pero son las que ayudan para templar el carácter de un equipo, y en el caso de los albos la visita a Brasil no sirvió ni para una ni para otra.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...