Fútbol > Fútbol

El Adiós de Forlán: no te pierdas ningún detalle de una noche mágica

El crack jugó con sus amigos un partido muy especial en el Estadio Centenario y no faltó la emoción

Tiempo de lectura: -'

28 de diciembre de 2019 a las 20:19

Diego Forlán se retira del fútbol y lo hace con sus amigos, tanto los que formó en la selección uruguaya, como así también, a lo largo de su carrera en distintos clubes del mundo.

Su hermana Alejandra no se quiso perder las instancias de un encuentro histórico y concurrió al Estadio Centenario.

Diego salió al campo de juego acompañado de sus tres hijos y de su esposa Paz Cardoso.

Muchos seguidores entre mayores y niños se acercaron al Centenario para ver in situ a uno de los últimos grandes jugadores que dio el fútbol uruguayo.

El equipo de la selección nacional de 2010 y 2011 dirigido por Óscar Tabárez formó con Juan Castillo; Jorge Fucile, Diego Lugano, Andrés Scotti, Álvaro Pereira; Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro, Diego Forlán; Luis Suárez y Sebastián Abreu.

El equipo de los Amigos de Forlán que tiene como técnico a Víctor Púa junto a Pablo Forlán, formó con Fabián Carini; Andrés Fleurquin, Gonzalo Rodríguez, Joe Bizera, Mariano Pernía, Maximiliano Rodríguez, Antonio Pacheco, Juan Sebastián Verón, Andrés D'Alessandro, Diego Milito y Sergio García.

El árbitro del partido es Darío Ubriaco.

"Esta es la última vez que vamos a salir por el túnel del Centenario. Se me vienen muchos recuerdos a la cabeza", dijo el excapitán celeste, Diego Lugano previo a ingresar al campo de juego y con algo de emoción. 

A los 3 minutos, una jugada de Luis Suárez por izquierda lo dejó solo a Forlán en el segundo palo y el homenajeado erró un gol increíble. Se tapó la cara con la celeste y se sonrió al mismo tiempo como sin poder creer lo que había pasado.

Sobre los 11' llegó un nuevo desborde de Suárez por el mismo andarivel y su centro le llegó al Loco Abreu quien con un tremendo cabezazo logró el 1-0 para los celestes dirigidos por Tabárez.

Un minuto después llegó el momento más esperado de la noche: el gol de Diego Forlán. Luego de un magnífico pase de Suárez de 30 metros, lo dejó solo para definir ante Fabián Carini. Todos sus compañeros corrieron a saludarlo y no solo eso, sino que lo levantaron entre todos para arriba y lo tiraron al aire.

El partido seguía siendo claramente de los celestes, pero a los 21 minutos, el ex Peñarol, Maximiliano Rodríguez recibió un pase de D'Alessandro para, luego de un gran amague a Juan Castillo, convertir el descuento para los Amigos de Forlán.

Nicolás Lodeiro le brindó una sonrisa a todo el Estadio Centenario cuando le pegó un bombazo desde fuera del área a los 23 minutos. La pelota pegó en el travesaño y picó adentro. El Loco Abreu le pegó en el rebote, por las dudas y anotó, entonces lo reclamó para él sonriente, sabiendo que ya había sido golazo. Pero el línea Nievas le devolvió la sonrisa y le dijo que no, que había sido del jugador de Seattle Sounders. El propio Diego Forlán fue a abrazar a Nico.

Dos minutos después, otra vez Lodeiro, al recibir un gran pase atrás de Forlán luego de haber recibido a su vez otra vez de Suárez, marcó el cuarto de primera y contra el palo derecho de Carini. Era el 4-1 y la alegría de Tabárez.

Mientras tanto, los hijos de los futbolistas miraban a sus padres sentados al borde de la cancha y delante de ambos bancos de suplentes. Era una fiesta total. Así se terminó la primera parte de 35 minutos.

Para el complemento ingresaron en los celestes, Cristhian Stuani, Ignacio González, Álvaro González, Mauricio Victorino, Sebastián Eguren y Sebastián Fernández, en tanto que en los Amigos de Forlán, además de Diego que pasó a jugar el segundo tiempo en este equipo, entraron Gabriel Milito, Esteban Cambiasso, Juan Román Riquelme y Leandro Ávila.

Sobre los 3 minutos, hubo un penal por mano de Scotti y Forlán lo marró, dando la pelota en el palo de Juan Castillo, pero Ubriaco lo hizo patear de nuevo y allí sí, con potencia lo convirtió para el descuento por 4-2.

Tan solo un minuto después, una jugada por izquierda del Tata González le dejó el quinto a Ignacio González quien definió muy bien.

A los 7' llegó un nuevo descuento. Se juntaron los que saben: Riquelme habilitó a Forlán y este lo dejó solo a Diego Milito para el 5-3.

Otra vez Forlán descontó, esta vez de cabeza, sobre los 9 minutos del complemento tras un gran centro de la Brujita Verón: 5-4.

El homenajeado no paraba de convertir. Sobre los 11' llegó el 5-5 luego de un desborde de D'Alessandro para otro tanto de Forlán.

Y se dio un momento histórico en el Estadio Centenario: por primera vez, Luis Suárez entró de golero en lugar de Juan Castillo sobre los 14 minutos. Es algo que siempre se ve en las prácticas celestes previo a los encuentros que juega la selección. El cambio lo pidió el Loco Abreu desde el borde de la cancha y Suárez ingresó con una gran sonrisa.

La primera prueba para Suárez la tuvo justo en los pies de Diego Forlán. Este le pegó con un remate fuerte y el delantero de Barcelona le puso el pecho tapando muy bien y cerrando el arco correctamente.

A los 22 minutos del complemento, Pablo Forlán hijo se dio el gusto de ingresar para jugar un rato con su hermano menor en su despedida. Cabe recordar que será su ayudante técnico desde el 6 de enero cuando Diego se haga cargo de Peñarol.

Sesenta segundos después llegó una joyita de Cristhian Stuani quien llegó al arco rival y se la picó a Carini para el 6-5 de la celeste.

Luis Suárez volvió a mostrar que es un muy buen arquero cuando el golfista Sergio García la levantó de zurda y cuando se metía, el delantero la mandó al córner.

Pero un minuto después, Suárez sí se mostró flojo y dio un rebote que fue aprovechado por Cambiasso a los 30 minutos para el 6-6. 

Y a los 32', Forlán probó y una nueva muy buena atajada del salteño le tapó un nuevo tanto.

Y a los 34 minutos, Ubriaco terminó el partido que terminó igualado 6-6 ante el aplauso de todo el Centenario que homenajeó a un futbolista que dejó un recuerdo imborrable para el fútbol uruguayo.

"Quiero darle muchas gracias a la gente por haber venido, agradecerle a la selección, a mis compañeros y amigos que me dio el fútbol, a otros que no pudieron venir. Estos 21 años de carrera fueron mucho más de lo que me imaginé y vivir esto en esta cancha es algo emocionante. Ahora comienza otra etapa", solo atinó a decir Forlán al término del encuentro.

Una fiesta mágica que terminó con fuegos artificiales y con Diego viendo en una pantalla gigante sus goles en Sudáfrica 2010, además de dar una vuelta olímpica para reconocer a todos quienes lo fueron a despedir. Así recibió su último aplauso.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...