Selección > ELIMINATORIAS

Del pedante de Ramón a la ilusión de hoy

La prensa paraguaya cambió las duras críticas contra su selección a un mensaje de fe y esperanza; Asunción respira fútbol por estas horas

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2017 a las 05:00

Ramón Díaz "era muy pedante, andaba con cuatro guardaespaldas que no dejaban acercarse a nadie; atendía a la prensa solo una vez por mes; no sé que se creía", dijo el relator de la televisión paraguaya Julio González Cabello después que el DT argentino renunciara a la selección guaraní tras quedar eliminado en la primera ronda de la Copa América Centenario que se disputó el año pasado en Estados Unidos.

Un partido antes de la renuncia, que fue tras caer 1-0 contra la selección estadounidense, lo había atendido José Luis Chilavert, quien cada vez que se pronuncia, no deja títere con cabeza: "Ramón Díaz es un técnico de oficina y su hijo (Emiliano, ayudante técnico del entrenador) un triste mediocre jugador de fútbol. La dirigencia no puede dejar a un técnico que en 19 partidos solo ganó tres: a Jamaica por un error del arquero, a Venezuela por un error defensivo y a Bolivia sufriendo; esas son las estadísticas de Ramón", tiró Chila.

Así, en junio de 2016 terminó el ciclo del argentino en Paraguay y lo sustituyó el actual Francisco Arce. La selección se encontraba en el séptimo lugar de las actuales Eliminatorias, jugadas seis fechas.
Ahora van 15 fechas y Paraguay se encuentra exactamente en el mismo lugar. Pero extrañamente el discurso de los medios ha cambiado y después del 3-0 del jueves contra Chile en Santiago, hasta hay títulos como el del diario Última Hora de ayer: "La Albirroja transpira confianza". Y no hablaba de los 35°C que había en la capital del país.

"Hay mucha expectativa después del triunfo ante Chile. Creo que se va a llenar el Defensores" dijo a Referí la periodista Marlene Torres. El público también se entusiasmó bastante y hay una campaña en los medios y en las redes sociales regalando entradas para que mañana el estadio muestre una escenografía diferente a la que presentó en su último partido de local, frente a Ecuador, cuando la gente faltó a la cita.

Las columnas del aeropuerto Pettirossi de Asunción están todas adornadas con los colores rojo, azul y blanco. En el centro, los grandes edificios también. En la zona del estadio Defensores del Chaco, la albirroja se vende como pan caliente.

El funcionario que hace el check-in en el aeropuerto Pettirossi, habla del partido. El taxista también, mientras escucha una radio deportiva en la que los periodistas discuten y concluyen que la selección de este país, sale a flote cuando se está por hundir.

Gerardo Martino fue el último técnico exitoso que pasó por la selección guaraní.
Y el argentino se fue en 2011, hace seis años. Después de él pasaron cuatro entrenadores, entre ellos el uruguayo Gerardo Pelusso, con el que los periodistas paraguayos no tuvieron compasión y todavía recuerdan con duras críticas su pasaje por el seleccionado. Es que después de haber clasificado a cuatro mundiales seguidos (de Francia 1998 a Sudáfrica 2010), la albirroja se quedó afuera de Brasil 2014.
Y ahora sigue caminando por la cuerda floja, a pesar del exitismo que rodea al país en este momento.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...