Cargando...
Ruglio inició una nueva era en Peñarol

Fútbol > ANÁLISIS

Tras quedar embretado y perder otra vez en la AUF, Ruglio bajó la guardia y planteó una tregua

Peñarol pulseó con la AUF por los jueces pero quedó embretado. Este lunes, cuando debía ir a fondo o reducir la presión, Ruglio dio un paso atrás, bajo las armas y planteó una tregua: "Decidí bajar las aguas"

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2021 a las 17:30

Sábado 11 de setiembre. Apenas unas horas antes del debut de Nacional y el día previo al estreno de Peñarol en el Torneo Clausura, los aurinegros subieron al límite el tono en el enfrentamiento con la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF). Emitieron un comunicado con exigencias. Solicitaron la “remoción inmediata de los actuales miembros del Colegio de Árbitros, Departamento de Arbitraje y del Sr. Marcelo De León”, y además retiraron la confianza a los árbitros Andrés Cunha y Cristian Ferreyra y solicitaron que no sean designados en partidos de Peñarol ni “en encuentros definitivos del fútbol uruguayo”. Peñarol repetía la estratega que llevó a cabo Nacional en la AUF, en 2019, que terminó sin obtener los resultados políticos que exigía, aunque en la cancha consiguió el título, por sus aciertos en las decisiones deportivas.

Miércoles 15. Cuatro días después, el ejecutivo presidido por Ignacio Alonso recibió al presidente Ignacio Ruglio y a otros tres dirigentes y al delegado Gonzalo Moratorio. El resultado: igual que lo que le ocurrió a Nacional en 2019, que llegó con las mismas exigencias, se retiraron valorando el encuentro pero con un claro mensaje de la AUF, que archivaba todas los planteamientos exigidos. No cambió nada a pesar del tono del comunicado.

El viernes el arbitraje del partido de Peñarol-Fénix tuvo dos jugadas polémicas, una a favor y otra en contra, sin VAR, que el árbitro no sancionó. El resultado. El capitán Walter Gargano y el presidente Ruglio volvieron a expresarse públicamente al límite de la amenaza.

Ignacio Ruglio

En medio del enfrentamiento con la AUF y sin más margen que retirar la confianza al Ejecutivo y a sus principales representantes de la AUF (como Nacional hace dos años), o dar un paso atrás, Ruglio eligió el segundo camino, y este lunes depuso las armas y planteó una tregua.

En la presentación del argentino Nicolás Gaitán, el titular aurinegro fue consultado sobre el tema de los arbitrajes y respondió: "Hice una promesa con la Asociación Uruguaya de Fútbol y con los árbitros de decidir bajar las aguas y no poner más estados de WhastApp. A los compañeros de directiva les pedí que dejaran actuar a la AUF, a Ignacio Alonso que me prometió que iban a pasar cosas. Es un hacer silencio para favorecer que las cosas mejoren sin echar más leña al fuego, por más calientes que estemos".

También este lunes, Ruglio expresó: "Tuve charlas con mucha gente del fútbol, de la AUF y del arbitraje y tienen razón que las cosas están llegando a un punto en que está todo complicado. Además. cada queja mía era como ir al Río de la Plata y tirar un vaso de agua, ya no suma que nos sigamos quejando, vamos a esperar señales claras, pero nos retirarnos de esa leña que estamos tirando, quizás sea momento de bajar un poco las aguas, para cuidar al fútbol uruguayo principalmente".

Consultado sobre qué cambios específicos le prometió Alonso, Ruglio respondió: "Si me lo hubiese dicho no lo iba a decir; hablamos en general, pero no voy a ir por el camino de romper todo, sacar miembros y hacer escándalo. Durante un tiempo dejamos claro que hay cosas que no me gustaban y ya está claro; ahora, bien aconsejado por gente que me quiere bien, decidí bajar las aguas, lo planteé a compañeros de directiva, a delegados, al ejecutivo y Peñarol se retira un tiempo para pensar con calma". 

Según pudo saber Referí, en la charla del miércoles, Alonso no le prometió nada a la delegación de Peñarol más que el trabajo con el arbitraje que viene haciendo el ejecutivo desde que asumió en mayo de 2019 y que apunta a que en la temporada 2022 se institucionalice el VAR y que el arbitraje tienda a profesionalizarse en algunos niveles, mejorar la infraestructura y preparación de los jueces. Los mismos argumentos que le planteó a Peñarol en setiembre 2021, se los había expresado a Nacional en noviembre 2019.

En aquel momento Nacional hizo detonar todos los puentes: le quitó la confianza a Alonso, retiró a su representante del ejecutivo (Julián Moreno) y al de la mesa ejecutiva (Aldo Gioia), y nueve meses después, sin que nada cambiara de las exigencias planteadas, volvieron a ocupar sus lugares (con Eduardo Ache y Gioia) asumiendo los pasos en falsos que habían dado. Esta vez, Peñarol decidió el camino opuesto y bajó las armas.

En la jaula de los leones

En su gran triunfo en las urnas en diciembre de 2019, con jugadas estratégicas que le permitieron ganar una histórica elección en la que derrotó al oficialismo después de tres décadas, Ruglio empezó a construir una nueva era política en el club.

Evaristo González, Ignacio Ruglio y Colla, todos presidenciables, luego de votar en el Campeón del Siglo

Su gran aliado para ganarle a Juan Pedro Damiani-Diego Aguirre fue una alianza con Pablo Bengoechea, a quien presentó como director deportivo y a quien confiaría íntegramente el proyecto futbolístico del club. Así ocurrió y el capitán del último quinquenio orientó al club en un nuevo rumbo con estabilidad en el proyecto.

Bengoechea, Walter Olivera y Cedrés, los que marcan el rumbo de Peñarol

Actualmente, Mauricio Larriera lleva dirigidos 44 partidos (no ocurría desde Diego López, que estuvo de junio de 2018 a diciembre de 2019). El equipo se recita de memoria, está en la semifinales de la Copa Sudamericana y en carrera por el título del Clausura y la Anual de la temporada 2021.

El futuro de Peñarol, Torres y Álvarez Martínez, con Ruglio

Bajó el presupuesto, impulsó la unidad en Peñarol y generó alianzas y fortalezas políticas en el club a través de dar participación a todos los sectores en una mesa chica que toma decisiones. En los pequeños y en los grandes temas, los aurinegros ya no se expresan divididos hacia afuera.

Ruglio y el presidente de Barcelona, Laporta

Viajó a Europa. Se reunió con presidente de los principales de clubes de España y Turquía y puso la marca Peñarol en la mesa de directiva de las principales instituciones del Viejo Mundo.

Ruglio y el presidente de Real Madrid, Florentino Pérez

Desde lo deportivo construyó un Peñarol que avanzó en paz institucional. Salvo por un detalle, que surge en el único terreno que aún sigue en deuda: la política en la AUF.

A su llegada, Ruglio abandonó las estrategia que impuso el expresidente Jorge Barrera en la Asociación y dio un golpe de timón. Con sus comentarios en sus estados de Whatsapp hizo escuchar su crítica y sus cuestionamientos reiterados a los jueces, sin dar el mismo espacio a los errores en los que el club se vio favorecido en el mismo tiempo. 

Reunió a todos los clubes en el Campeón del Siglo en marzo. Impulsó la Liga Profesional y fue el abanderado del proyecto con el que quería volver a poner al club en primera fila política. Sin embargo, en un mes, entre agosto y setiembre, sufrió dos reveses. El primero cuando perdió con Nacional y el gobierno del fútbol en su campaña por imponer la Liga, al punto que Conmebol le advirtió que quedaba afuera de las copas internacionales porque a la única que le reconoce la clasificación a Libertadores y Sudamericana es a los que clasifiquen por los torneos AUF. El segundo, en este enfrentamiento por los arbitrajes, en donde volvió a perder con el gobierno de la AUF.

Ruglio depuso las armas y firmó una tregua, para dar paz a los futbolistas y a Los Aromos que buscan una histórica clasificación a la final de la Sudamericana y avanzar en la definición del título del Uruguayo.

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...