Cargando...
Una postal de toda la temporada de Peñarol, en la que no le salió nada

Fútbol > PEÑAROL

¿Cuáles fueron las situaciones que llevaron a Peñarol a esta crisis futbolística?

El club aurinegro vive un 2022 olvidable y hubo varias causas que adyuvaron para que ello ocurriera

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2022 a las 05:00

Peñarol fue el mejor equipo de la temporada pasada, la cual redondeó ganando el Torneo Clausura, la Tabla Anual y el Campeonato Uruguayo, cortando de esa manera, el tricampeonato que buscaba su eterno rival, Nacional.

Peñarol fue campeón uruguayo 2021

Además, luego de 10 años, llegó a semifinales de un torneo internacional, al clasificar a esa instancia en la que quedó por el camino ante el que posteriormente sería campeón y hoy está clasificado para la final de la Copa Libertadores de América de este año: Athletico Paranaense. Y por si fuera poco, eliminando al eterno rival, Nacional, ganándole el clásico en el Gran Parque Central.

Al finalizar 2021, Peñarol acaparaba los mejores títulos de los medios por lo conseguido, aunque quizás no tanto por su producción futbolística.

Jesús Trindade hizo dos goles en la hora ante Sud América para el título del Clausura de Peñarol y para ganar la Tabla Anual 2021

Cabe recordar el partido en el que Sud América le hizo fuerza hasta los minutos de adición en pleno Estadio Campeón del Siglo. Allí llegaron dos goles salvadores de Jesús Trindade (a los 90+3 y 90+6) para conseguir el título del Clausura in extremis, la Tabla Anual, y mandar al rival a Segunda división. Luego le ganaría a Plaza Colonia la definición del Uruguayo en los remates desde el punto penal.

En enero de este año, logró el único título de esta temporada, al vencer a Plaza Colonia por la Supercopa Uruguaya. Además, llegaba tras ganar un clásico en Maldonado. Las sonrisas, seguían a la orden del día.

Federico Carrizo tuvo un paso fugaz por Peñarol

En el período de pases de enero, llegaron a Peñarol, Matías Aguirregaray, Bryan Olivera, Lucas Viatri, Ramón Arias, Hernán Menosse, Facundo Bonifazi y el argentino Federico Carrizo.

Se fueron Facundo Torres, Giovanni González, Nicolás Gaitán, Ariel Nahuelpán, Carlos Rodríguez, Jesús Trindade y Gary Kagelmacher.

El poderío del equipo que dirigía entonces Mauricio Larriera se vio diezmado porque la mayoría de los futbolistas que dejaban el club, habían sido de enorme importancia en todo lo conseguido en 2021.

El Canario Álvarez le anotó tres goles a Corinthians en un mismo partido por la Sudamericana del año pasado

El equipo siguió apostando a lo que pudiera hacer Agustín “Canario” Álvarez Martínez, quien pensaba en emigrar y en el pase que no se había hecho al exterior.

En ese contexto, el goleador, quien, además, había sido el máximo artillero de la Copa Sudamericana con 10 tantos y anotándole tres en un solo partido a Corinthians de Brasil en una noche para el mejor recuerdo, vivió una sequía histórica.

El Canario Álvarez pasó de ser goleador a tener una sequía impresionante

El ahora jugador de Sassuolo estuvo 52 días, 18 partidos y 1.262 minutos sin poder convertir un gol hasta que le anotó a Montevideo City Torque el pasado 23 de abril en el Estadio Centenario.

¿Por qué Peñarol llegó a esta crisis?

Desde enero, además de esa sequía del Canario, se quedó sin Nicolás Schiappacasse porque portaba un arma previo a un clásico, pasó por el fallo del dopaje positivo de Agustín Canobbio, quedó fuera de la Copa Libertadores y de la Copa Sudamericana sin pena ni gloria, vivió el episodio de Walter Gargano y Lucas Viatri con las mozas que los denunciaron –causa que aún sigue– y renunció su técnico Larriera.

Todo lo bueno que había tenido el año pasado con las contrataciones que estuvieron a cargo del director deportivo, Pablo Bengoechea, y el buen rendimiento de sus juveniles –sobre todo, Torres y Álvarez–, se cayó como un castillo de naipes y ahora Bengoechea y compañía se equivocaron a la hora de contratar.

A eso cabe agregarle que en plantel actual, tiene a varios jóvenes, pero que no están a la altura de los dos nombrados anteriormente.

Larriera se fue sorpresivamente tras perder en la primera fecha del Clausura ante Fénix

Larriera se fue tras perder en la primera fecha del Clausura ante Fénix en lo que fue una sorpresa mayúscula. Nadie en Peñarol lo entendió. Que se fuera después de solo un encuentro no entraba en la cabeza de ningún dirigente.

Leonardo Ramos se hizo cargo de un plantel que él no eligió. Tiene a jugadores que no los utiliza porque no son de su agrado y tiene toda la razón.

En el período de pases de julio, se fueron Agustín Álvarez Martínez, Ramón Arias, Damián Musto, Federico Carrizo, Edgar Elizalde y Bryan Olivera. Posteriormente, no se le renovó el contrato a Pablo Ceppelini.

Los que llegaron fueron el ecuatoriano Billy Arce –quien solo sumó 24 minutos en dos encuentros desde su llegada–, Brian Lozano, Hernán Rivero, Sebastián Cristóforo, Kevin Méndez, Nicolás Milesi, Yonatthan Rak y Pedro Milans, quien aún no debutó.

Billy Arce jugó solo 24 minutos en Peñarol

Y pensar que el peruano Paolo Guerrero estuvo muy cerca de arribar.

Una vez más, como en el pasado período de pases de enero, el equipo perdió presencia futbolística entre jugadores importantes que se fueron, y los que llegaron, quienes, en líneas generales, no rindieron.

Más allá de algún comentario político, a diferencia de otros años, los dirigentes de Peñarol no están todos peleados, no hay un trasfondo político que pueda complicar la paz institucional.

La llegada de Luis Suárez potenció aún más al rival histórico, Nacional, que luego de un comienzo titubeante con Pablo Repetto, encontró el fútbol necesario como para ser el mejor equipo.

Nacional se despegó en la Tabla Anual y mientras Peñarol busca desesperadamente el segundo lugar en la misma para ingresar directamente a la fase de grupos de la próxima edición de la Copa Libertadores de América, se encuentra a ¡17 puntos! de su adversario. Un disparate.

La alegría de Ruglio y Zaidensztat por haber ganado el título del Uruguayo 2021 no se volverá a ver este año

El presidente Ignacio Ruglio y Bengoechea, decidieron extenderle el contrato al capitán Walter Gargano, con 38 años a cuestas, por un año más, con seis meses que se pueden agregar.

La caída futbolística de Gargano repercute en la caída de todo el equipo. Y lo suyo no es del último mes, sino que lleva un buen tiempo.

Cuando Gargano fue Gargano, Peñarol fue un equipo de respeto, porque se trata de un futbolista con clase. Pero entre las lesiones y su episodio vivido en la fiesta que organizaron los jugadores aurinegros, su fútbol y su ritmo no aparecen desde hace rato.

Gargano y Viatri cuando fueron a declarar al juzgado en junio pasado

El equipo no anda nada en lo futbolístico. El pasado domingo ante Cerrito, jugó un encuentro pésimo, más allá de la costosa victoria ante un rival ya descendido, que había conseguido solo 10 de los 90 puntos en juego –uno de ellos, contra los propios aurinegros en el Apertura– y que cambió a seis entrenadores en la temporada.

El problema de Peñarol fue el ataque porque no generaba nada. Por algo el propio Ramos ponderó los dos goles de Ruben Bentancourt –de penal– en la conferencia de prensa tras la victoria ante Cerrito. Desde su arribo a Peñarol, este delantero no había podido convertir ni un tanto, hasta ese día, en el Estadio Campeón del Siglo.

Pero ahora también tiene problemas en defensa. Es alarmante el flojo rendimiento de Hernán Menosse, y lo poquísimo que suben los laterales Ezequiel Busquets y Juan Manuel Ramos. Incluso, hay momentos en los que Rak, quien tiene buenos fundamentos defensivos, se contagia y no muestra lo que puede.

¿Cómo se para este equipo pensando en el futuro? Por ahora, se debe arreglar con lo que tiene, y también apostar a los jóvenes, como viene haciendo, muy de a poco, el entrenador.

Así celebró Valentín Rodríguez su vuelta al fútbol luego de una recuperación de 10 meses que le demandó su lesión

Es que esos mismos juveniles que pueden tener un futuro provechoso, en el presente aportan en cuentagotas. Alguno de ellos, abre la puerta para ser un gran jugador. Están Valentín Rodríguez, Agustín Da Silveira, Máximo Alonso y Rodrigo Saravia, mientras que empujan desde un poco más abajo Brian Mansilla, Sergio Núñez, Óscar Cruz y el nuevo debutante, Santiago Homenchenko. También el zaguero Matías González, campeón de la Copa Libertadores sub 20, puede debutar en cualquier momento.

El tema es que entre ellos existe una gran irregularidad, propia del club en el que juegan y en un momento complicado. Y tampoco tienen por qué ser los salvadores.

Así vive Peñarol estos días. Le quedan seis partidos para terminar su año y no depende de sí mismo para alcanzar un objetivo que para lo que es el club, es menor: clasificar a la Libertadores 2023. Sería un premio consuelo para una temporada para el olvido.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...