Copa Libertadores > CAMPAÑAS

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

Comandados por el técnico Daniel Carreño, los bohemios lograron en un año, pasar del ostracismo a la gloria; Walter Guglielmone con cuatro tantos y 19 en el año, fue la gran figura del equipo

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2020 a las 05:00

Juventud, experiencia y un grupo espectacular se fusionaron para que Wanderers tuviera su momento de esplendor luego de mucho tiempo y cuando estaba a punto de cumplir su centenario.

La consecución de la Liguilla 2001 fue un mojón importante en su historia porque no fue un torneo más: los bohemios la consiguieron tras haber ascendido el año anterior a la Primera división, por lo que pasaron directamente de la B a la Copa Libertadores en un logro excepcional.

Hacía 14 años que Wanderers no lograba clasificar al máximo torneo continental de clubes.

El plantel estuvo concentrado en la Posta del Lago de Maldonado durante 15 días. “El Chancho Dadomo es flor de bichero, le encanta cazar y ahí, con el correr de los días, estábamos bastante aburridos. Entonces una noche empezó a cazar sapos y a meterlos para adentro de las habitaciones. ¡No había cómo sacarlos!”, recordó a El Observador Diego Irigoyen, integrante de aquel plantel.

“Le puse un sapo en la cama a Pablo Fuentes (ayudante de Carreño) y no quería dormir del miedo”, recordó el propio Dadomo.

"Veníamos de la B pero Wanderers era un equipo que mezclaba juventud con experiencia, como la de Julio De Souza y Alejandro Larrea". Diego Irigoyen, integrante del plantel.

El club venía de la B pero sin el Vasco Ostolaza que había dejado el fútbol con la casaca de Wanderers. “Hacía un calor bárbaro porque estábamos en pleno diciembre. Me acuerdo que una vez agarramos a baldazos de agua al propio Carreño”, agregó Irigoyen.

El Uruguayo de ese año se jugó de una manera distinta, por grupos, (para variar), lo que produjo en junio un sorteo entre Defensor y Central. En realidad los violetas estaban clasificados, pero debían ir igual al sorteo para ver si clasificaban segundos. Si lo ganaban, era Wanderers el que superaba a Central. El representante palermitano, Ismael Blanckleder sacó la bolilla 10. El que sacara la más alta ganaba y era hasta la 12. Entonces el delegado violeta, César Franzini sacó la 12, desatando el delirio de los dirigentes bohemios.

Esto cayó mal y sus pares palermitanos los tomaron a golpes en plena AUF. Los jugadores de Wanderers siguieron el sorteo cenando y por radio. “No lo podíamos creer. Festejábamos como locos”, dijo Irigoyen.

Es que entonces Wanderers pudo jugar por el título del Uruguayo y la Liguilla, mientras Central debió hacerlo por la Permanencia. Daniel Carreño dijo cuando consiguió el título: “Estoy muy feliz porque Wanderers se merecía esto. Nadie daba nada por nosotros porque teníamos un técnico joven con un sistema que no se utiliza en Uruguay como el hecho de jugar con línea de tres. Estoy más que satisfecho”, y se abrazó en un llanto con Ariel Krasouski, en ese entonces, entrenador de Danubio al cual habían vencido.

A los pocos días, fue contratado por Nacional.

Wanderers logró su segunda Liguilla y festejó como nunca.

Un sabor especial

Un sabor especial Fue un título si se quiere hasta inesperado para varios de nosotros porque no solo veníamos de la B y nunca habíamos disputado siquiera una Liguilla, sino porque era un plantel plagado de figuras juveniles con poca experiencia. Teníamos un juego dinámico, con rotación por las bandas, con un estilo de juego diferente para lo que se practicaba normalmente en esa época –ya que jugábamos con tres hombres en el fondo–. Fue mi primer título y por eso tuvo un sabor especial. Era un grupo que se conocía a la perfección porque habíamos disputado la B el año anterior. Hubo cosas que me quedaron en el recuerdo, como el prestigio y el hecho de haber clasificado a la Copa Libertadores.
* Claudio Dadomo, integrante de aquel plantel

Anécdota

Con el título conseguido en la Liguilla 2001, el entrenador Daniel Carreño igualó a Julio Ribas ya que éste había conseguido ascender en 1997 con Bella Vista desde la B y luego obtuvo la Liguilla del año siguiente. 

Un año para el recuerdo

Un año para el mejor recuerdo. Wanderers se dio un gran gusto al ganar la Liguilla de 2001. Es que el club logró disputar la próxima edición de la Copa Libertadores de América justamente en el año de su centenario. Danubio comenzó muy bien y jugó ante Emelec, Santiago Wanderers y Boca Juniors y logró pasar a la siguiente fase. Allí debió eliminarse con Peñarol y tras dos partidos igualados, perdieron por penales en una de sus mejores campañas en la Copa.

Cuatro goles

Walter Guglielmone se consagró goleador de esa Liguilla con cuatro tantos. A lo largo de todo el año, convirtió la friolera de 17 goles para los bohemios.

Tabla de posiciones

EQUIPO PTS PJ PG PE PP GF GC
Wanderers 7 3 2 1 0 8 2
Defensor Sp. 5 3 1 2 0 5 3
Danubio 4 3 1 1 1 4 6
Fénix 0 3 0 0 3 2 8

* Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

- Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia haga click aquí

- Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria haga click aquí

- Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste haga click aquí

- Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros haga click aquí

- Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana haga click aquí.

- El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978, haga click aquí

- Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica, haga click aquí

- Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo, haga click aquí

- El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa, haga click aquí

- Peñarol campeón de América en 1987, haga click aquí

- Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990, haga click aquí

- Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes, haga click aquí

- La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos, haga click aquí 

- Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto, haga click aquí

- Floreal García, el boxeador tupamaro, haga click aquí

- Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa, haga click aquí

- Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos, haga click aquí

- Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio, haga click aquí

- Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989, haga click aquí

- Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001, haga click aquí

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...