Fútbol > CAMPAÑAS

Peñarol, precursor de la Federación en 1923

El aurinegro se fue de la AUF hace 97 años y formó un organismo paralelo durante tres temporadas; en pleno cisma, el conjunto aurinegro llenaba las canchas todos los fines de semana

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2020 a las 05:01

Aquella idea que plasmó en El Observador hace más de un mes atrás (este artículo se publicó el 1° de diciembre de 2008) el secretario de Peñarol, Gervasio Gedanke de que en caso de que se jugara el partido Nacional-Villa Española, el club debería escindirse de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y formar otra paralela, encontró eco el miércoles pasado en el flamante dirigente electo el sábado, Juan Ramón Rodríguez Puppo quien pretende formar una Federación.

Esta historia ya tiene un antecedente cuando el famoso cisma del fútbol uruguayo en 1922. En aquella ocasión, y a pedido de Nacional, una asamblea de la AUF decidió desafiliar a Peñarol y Central, debido a que ambos equipos decidieron jugar unos amistosos ante equipos argentinos.

Peñarol, que había comenzado el Uruguayo de 1922 aplastando 8-0 a Dublín y que comandaba las posiciones en la fecha 16 y a falta de seis para terminar el campeonato, dejó de jugar y el campeón fue Nacional.

Desde el recordado 12 de noviembre de 1922 en que echaron por 16 votos en 17 a Peñarol y Central de la AUF, hasta el regreso el 9 de octubre de 1925, los aurinegros jugaron en la que se llamó Federación Uruguaya de Fútbol.

El parecido con la actualidad parece increíble. En aquella ocasión, el neutral de la AUF por representación de Peñarol, su ex presidente, César Batlle Pacheco, le había negado el permiso a los aurinegros para jugar con Racing de Avellaneda. Hoy, cuando en Peñarol piden que se vayan todos de la AUF, el vicepresidente actual, José Carlos Domínguez, puesto en su lugar por el club, permanece firme en el cargo.

También como ocurre por estos días, la directiva aurinegra decidió llevar la determinación a la asamblea de socios para ver si jugaban o no ante Racing. Y ganó la postura de jugar por una diferencia notable de 325 votos a 25.

En su momento, con relación a la AUF, el comienzo del cisma fue tomado como una derrota política de Peñarol. Es que solo Central le daba su apoyo. Hasta César Batlle Pacheco se quedó en la AUF y en la asamblea aurinegra, pidió su exclusión de los registros sociales –lo que no aconteció–, algo similar a lo que pretenden algunos socios actuales con Domínguez.

Se crea la Federación

La idea de Peñarol y de su presidente, Julio María Sosa, se plasmó en pocos días y se formó la Federación Uruguaya de Fútbol (FUF). Enseguida, muchísimos clubes barriales se sumaron hasta llegar a 32, casi el triple de la AUF que tenía 12. Hubo algunos equipos que jugaban en las dos, ya que contaban con filiales como Wanderers (AUF) y Atlético Wanderers (FUF) –campeón de 1923, primer año de la misma–, Lito con escudo redondo o cuadrado y Club Atlético Charley y Charley Football Club.

Pese a estar en la Federación, Peñarol fue invitado para inaugurar la nueva cancha de River Plate argentino en 1923 cuando estaba en Alvear y Tagle, por lo que además de jugar por el torneo local, en pleno cisma, los mirasoles también jugaron internacionalmente. A fines de noviembre de ese año, golearon nada menos que a la selección chilena 6-2 en la cancha de Pocitos.

Para 1924, segundo año de la Federación, Peñarol –segundo en 1923–, tenía un equipo notable que contaba entre otros con Juan Legnazzi en el arco, quien en 1920 estableció el récord de 1.282 minutos con su valla invicta durante 14 partidos, José Benincasa, Peregrino Anselmo, Juan Pedro Arremón, Antonio Campolo (estos últimos tres, concurrieron años después a los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928), José Piendibene, Pascual Ruotta y Gildeón Silva.

Claro que ninguno de ellos pudo estar presente cuatro años antes en Colombes debido a que no eran aceptados por la AUF, como así tampoco en los títulos Sudamericanos de 1923 y 1924.

El club distinguió a su mejor jugador de entonces en 1924, El Maestro Piendibene, como socio honorario de la institución cuando estaba en plena actividad.

Ese año, Peñarol fue campeón de punta a punta con seis unidades de diferencia sobre Atlético Wanderers, segundo, cuando al ganador le daban dos puntos por partido ganado. De los 32 encuentros disputados, ganó 25, empató seis y perdió solo uno.

Con el laudo del presidente de la República, José Serrato, se terminó el cisma, Peñarol retornó en 1926 a la AUF y volvió a ser campeón uruguayo.

La AUF solamente reconoció una vez a la Federación y sus campeones y fue en 1938 a pedido del presidente aurinegro de entonces, Alberto Mantrana Garín. El 31 de octubre de ese año, el gerente de la AUF, Celestino Milbelli, envió una carta en la que explica que (Atlético) Wanderers fue campeón de 1923 y Peñarol de 1924 por la FUF.

Los campeones de 1924

Antonio Aguerre, Gervasio Alonso, Juan Peregrino Anselmo, Juan Pedro Arremón, Armando Artigas, Pedro Balparda, Juan Belhot, José Benincasa, Alfredo Boccardo, Alberto Bonino, Antonio Campolo, Demis Dagosto, José Dagosto, Héctor Ferrando, Pascual Ghelmi, Alfredo Granja, José Koreim, Luis Laurino, Juan Legnazzi, Pascual Paola, Ladislao Pérez, Próspero Pérez, José Piendibene, José Posse, Andrés Rodríguez, Pascual Ruotta, Antonio Sacco, Gildeón Silva, Arturo Suffiotti, Pablo Terevinto, Raúl Tognocchi. DT: Leonardo De Luca.

Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

Floreal García, el boxeador tupamaro

Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

- Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

- Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

- Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

- Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

- El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

- Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

- Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...