Fútbol > CAMPAÑAS

Wanderers 1986: una generación de cracks

La buena camada formada por Bentancor y Tabárez le hizo frente a los gigantes de América con gran fútbol

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2020 a las 05:04

"En toda mi carrera futbolística no recuerdo un robo más grande como el que sufrió Wanderers en La Bombonera, un juez chileno (Vázquez) nos metió adentro del arco, les dio como 15 minutos de descuento y les regaló un penal. Ahí perdimos nuestras chances en una época que solo clasificaba uno por grupo y el que pasó fue River Plate, que después fue campeón. Pero estoy convencido que si no era River el campeón era Wanderers, por su fútbol y su personalidad”, rememora a El Observador Enrique Peña.

Sus palabras podrán sonar exageradas bajo las pálidas luces de la actualidad en la que Wanderers pena en el Apertura. Pero no para la década de 1980 donde el bohemio era una aceitada máquina de fabricar talentos y pelear todos los campeonatos que jugaba.

Así ocurrió en 1985, cuando bajo la batuta del maestro Óscar Washington Tabárez el equipo fue vicecampeón uruguayo y de la Liguilla, con lo que logró por tercera vez desembarcar en la Copa Libertadores.

Tabárez tomó un equipo que Raúl Bentancor había cimentado en 1984 en un año de transición para el bohemio. Ya no estaban Enzo Francescoli, Luis Alberto Acosta, Daniel Carreño ni Jorge Barrios, pero aparecían con renovado fulgor los Gonzalo Madrid, Walter Pelletti y Enrique Báez reforzados con Peña (de Huracán Buceo, llegó en 1984), Pablo Bengoechea (desde Rivera en 1985) y Apraham Yeladian (de Danubio en 1986).

Así ese grupo afrontó la Libertadores contra tres gigantes del continente: el tetracampeón Peñarol, el bicampeón Boca Juniors y el dos veces finalista River Plate.

Durante el Mundial de México 1986, la dirigencia comandada por Héctor Pirez cesó a Tabárez, y asumió como entrenador Óscar Alfonzo.

En su debut del 9 de julio, Wanderers le pegó flor de paseo (3-1) a Peñarol donde ya emergían los valores que al año siguiente conquistarían la Copa (Herrera, Domínguez, Perdomo, Da Silva, Viera, Vidal) con otros promisorios refuerzos (Trasante, Aguirre) más la experiencia de Fernando Álvez, flamante mundialista, y Fernando Morena, quien quemaba sus últimos cartuchos futbolísticos.

Luego el bohemio perdió 2-0 ante River como local. “Fue un partido increíble, estaba para empate pero al final nos descuidamos en el afán de ganarlo y un par de contragolpes de Alzamendi definieron el partido”, contó Peña.

River tenía a los campeones del mundo de 1978 Américo Gallego y el Beto Alonso y a los que tenían días de consagrarse en el torneo de México: Neri Pumpido, Óscar Ruggeri y Héctor Enrique.

Boca Juniors, con los campeones mundiales Julio Olarticoechea y el Chino Tapia más los experientes Gatti, Higuaín, Hrabina, el uruguayo ex Wanderers Ariel Krasouski, el boliviano Melgar, Graziani y Comas, no corrió con suerte. El bohemio le ganó bien 2 a 0.

Ese partido quedó entonces en la historia como el primero en el que un equipo uruguayo derrotó por la Libertadores a Boca, hoy seis veces monarca del certamen. Peñarol lo enfrentó 10 veces con siete derrotas y tres empates, Defensor dos (derrota y empate) y el propio Wanderers lo volvería a enfrentar en 2002 sin conseguir ningún punto.

“El problema fue que Peñarol (lo derrotaron 1-0 en la revancha) no ganó de local ninguna unidad contra los argentinos”, dijo Peña.

“Ese grupo era muy fuerte y tenía muy buenos jugadores donde Bengoechea pegó un salto de calidad”, contó Yeladian. “Si hubo un partido que nos marcó fue ese en que el árbitro tuvo que hacer de todo para que Boca nos ganara en La Bombonera, dio como siete minutos de descuento”, agregó.

Ya sin chances el elenco del Prado se midió ante River, le levantó en el Monumental un 0-2 pero terminó perdiendo 2-4. Quedó eliminado pero también quedó en la memoria por su juego exquisito.

OPINIÓN DE CELSO OTERO (*)

“Lo armó Tabárez”

Ese equipo lo formó el Maestro Tabárez en 1985, pero cuando estábamos en el Mundial de México 1986 se armó una movida para sacar al cuerpo técnico y eso se pagó con la pérdida de una generación por la ambición de un presidente que se metió en áreas deportivas cuando es algo que no corresponde. Ese grupo anduvo bien en 1985 y en 1986 ya tenía otra madurez aunque en el fútbol las cosas se cortan a veces sin consolidarse. En esa época pasaba solo el primero de cada grupo y fue River, que a la postre terminó campeón de América y del mundo. Nosotros le ganamos a Boca acá y allá perdimos con un arbitraje escandaloso, porque se jugó hasta que anotaran ellos. Iban como seis minutos de descuento cuando les dio un penal, lo atajé, hizo tirar el córner y ahí nos hacen el gol. Fue un gran equipo y creo que Bengoechea fue el símbolo.

* Arquero del equipo

 

OTRO TÍTULO

75 Aniversario CNEF. Ese mismo año, Wanderers ganó un torneo que se jugó por los 75 años de la Comisión Nacional de Educación Física. En la final derrotaron 1-0 a Central. Jugaron Gustavo Fernández; Díaz, Rebollo, Madrid, Delgado; Noé, Yeladian, Bengoechea; Pelletti, Báez y Sergio González.

 

Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

Floreal García, el boxeador tupamaro

Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

- Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

- Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

- Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

- Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

- El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

- Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

- Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

- Peñarol, precursor de la Federación en 1923

- Cuando River Plate quedó en la puerta de la historia

- Goes campeón Federal de 1958, cuando le ganó a Moglia

- Sud América 1994: la primera hazaña de Ribas

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...