Fútbol > CAMPAÑAS

La Luz 1992: el merengue brilló inmortal

Después de 10 años, los de Aires Puros retornaron invictos a la B, con 52 goles a favor y dos en contra; el arquero Hugo Carballo quebró el récord de imbatibilidad de Mazurkiewicz con 1.129 minutos

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2020 a las 05:01

La canchita de Ipiranga –hoy arrasada por la piqueta tardía del progreso– quedaba enfrente al Parque Luis Rivero y por entonces la rodeaba el enorme cantegril de Propios y el arroyo Miguelete. Ahí entrenaba La Luz, que en 1992 logró el tercer ascenso de su historia a la B, en una campaña arrasadora.

“Quería cuidar la cancha, entonces un día cruzamos para hablar con los muchachos a ver si nos dejaban entrenar ahí; nunca tuvimos un problema”, recordó a El Observador Gustavo Bueno, el técnico de aquel equipo.

El capitán, Gabriel Basso, recordó: “Cada vez que entrenábamos nos recordaban que había que ganar y después, en los partidos, siempre entraban de garrón”.

El merengue de Aires Puros venía de dos intentos frustrados. En 1990 perdió las finales de la C contra Huracán del Paso de la Arena y en 1991 –dirigido por Roberto Fleitas– disputó un triangular final contra Villa Teresa y Fénix, pero tampoco hubo caso.

Cao y Héctor Domínguez en el ascenso a Primera de La Luz en 1992

Para 1992 la dirigencia encabezada por José Barboza emprendió la operación limpieza. Solo quedaron Basso y Rubens Branca, mientras se fueron jugadores de renombre para la categoría como Alejandro Seguessa o Iván Urruti.

La C, por entonces, era una divisional fuerte de la cual surgirían valores como Richard Morales.

Fleitas recomendó al entrenador de la cuarta –Bueno– y este conformó el plantel con juveniles más algunos jugadores que llegaron del interior como Danny Díaz, otros que habían subido con Fénix –Fernando López y Gallardo– y Alejandro Cao, libre de Peñarol.

Germinó en el desierto

Bueno le puso todas las fichitas al buen juego, a pesar de que las canchas eran hormigón disfrazado de tierra y pastizales desalineados.

La apuesta concluyó con la mejor campaña de un equipo en el fútbol uruguayo contando las tres divisiones. Es que La Luz no solo culminó invicto (16 victorias y dos empates) sino que marcó la friolera de 52 goles (2,88 tantos por partido) y recibió apenas dos.

Desde 1983, Central Español de Roberto Fleitas ostentaba la mejor producción: 14 éxitos y cuatro empates con 30 goles a favor y tres en contra.

Además, Hugo Carballo de apenas 17 años, superó la marca de Ladislao Mazurkiewicz al permanecer con la valla invicta durante 1.129 minutos. De todos modos el arquero de Peñarol conserva el récord porque la C, era entonces una categoría amateur.

El Porteño López (padre de Nicolás "El Diente" López), por su parte, fue el goleador del torneo al anotar 19 tantos en 18 cotejos y la figura Diego Rosa, quien en 1994 pasó junto a su hermano Néstor a Nacional.

“El secreto fue la base física que teníamos. Entrenábamos todos los días de tarde y en los segundos tiempos a los rivales los matábamos”, explicó Basso, cartero desde que se retiró del fútbol en 1995.

Cosa de guapos

“Arrancamos muy bien el campeonato pero en la quinta fecha jugábamos contra Villa Española en el Parque España. Sabía que por la juventud del plantel ese partido iba a ser clave”, recordó Bueno, entrenador de la Quinta y Tercera de Nacional al momento de brindar esta nota.

La Luz ganó 2-0. “Estuvimos media hora para poder salir de esa cancha. Volaban piedras de todos los tamaños”, dijo Basso, “y eso que nosotros teníamos dos negros pesados que paraban en la sede que cuando bajaban de la bañadera siempre gritaban: ‘No pasa nada que acá gana el La Luz, ¡eh!”.

“Otro equipo bravísimo era Platense que también era local en el Parque España. En el último partido ellos se jugaban ir al repechaje y nosotros mantener el invicto. Empatamos 0-0 y quedaron afuera. Después del partido hubo hasta tiroteo”, comentó Bueno.

Otro de los rivales duros que tuvo La Luz fue Juventud de Las Piedras, al que dirigía Carlos Aguilera, el padre del Pato. Los de Aires Puros le ganaron 1-0 y 2-0.

Gran repercusión

La fase final del certamen se jugó durante la huelga de jugadores decretada por la sanción recibida por Basáñez y Villa Teresa, tras incidentes que derivaron en la muerte de un hincha.

“El Rivero se llenaba siempre y la prensa le dio mucha importancia al certamen”, expresó el DT. A falta de dos fechas para el final, La Luz enfrentó a Salus en dos cuotas, luego de que un diluvio suspendiera el partido en Nuevo París. Los merengues apabullaron al azulgrana 4-0 con doblete de López y dos de los hermanos Rosa.

La caravana copó Aires Puros a ritmo de fiesta. Los recibió el almacenero que donaba dos casilleros de Salus por partido, el panadero que aportaba el pan de cada almuerzo del plantel en las jornadas futboleras, la fábrica de pastas que esponsoreaba a cambio de los tallarines domingueros y un cantegril que aliviaba por un instante sus miserias cotidianas.

Un plantel que contaba con pequeños comerciantes y empleados fabriles o del mercado, y que cobraba un viático para sobrevivir.

Un barrio entero resplandeció por última vez hasta que el apagón de la desafiliación lo radió de la B en 1995.

EL MENOTTI

Pegado al alambrado. “El Menotti era el hincha más fanático de La Luz. Iba a todos los partidos borracho y se paraba contra el alambrado a insultar al línea y a la hinchada rival y aunque se caía solo dos por tres cobraba flor de palizas”, recordó Basso, quien siguió en La Luz hasta 1995. “Ese año se sumó Gabriel Añón, un golero que era cobrador, llegaba en moto y andaba armado. Cada vez que entraba al vestuario sacaba el revólver y lo empezaba a revolear. Nosotros del susto hacíamos cuerpo a tierra”.

* Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

Floreal García, el boxeador tupamaro

Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

- Cuando el hockey femenino sobre césped estuvo en la cima sudamericana, en 2000

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

- Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

- Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

- Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

- Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

- El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

- Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

- Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

- Peñarol, precursor de la Federación en 1923

- Cuando River Plate quedó en la puerta de la historia

- Goes campeón Federal de 1958, cuando le ganó a Moglia

- Sud América 1994: la primera hazaña de Ribas

- Wanderers 1986: una generación de cracks

- Defensor Sporting 1991: la tercera perla de los violetas

- La gloria llegó a Villa Biarritz, Biguá campeón sudamericano de 1992

- Old Christians, el dueño de la década de 1980

- Un día, después de tanto invertir, Hebraica Macabi cortó la racha y ganó el Federal 1994

- Cuando seis jugadores de Rampla fueron a prisión antes de empezar la pre Libertadores

- Racing 1989: se le cumplió el ascenso con un equipo soñado

- Welcome 1999: despejó el camino para el tetra

- Pedro Garra: le hizo honor a su apellido

- Peñarol, campeón uruguayo de 1986 por una firma

- Nacional fue campeón Uruguayo en 1992, y Hugo De León no dio la vuelta

- La época dorada del básquetbol uruguayo: cuatro títulos Sudamericanos consecutivos y 22 partidos sin derrota

- Peñarol 1969, cuando Pedro Rocha enmudeció a La Plata

- En 1984, River Plate ascendió a Primera de la mano de Don Roque Máspoli

- El Mundial sub 20 de Malasia 1997: un sueño en medio del desierto

- Rentistas 1971: la primera vez del bicho

- Defensor fue el mejor de 1987, con pedigrí de campeones

- Porongos, el primer equipo del Interior que clasificó a un torneo continental

- Liverpool volvió a Primera en 1987 y el Tola Antúnez debutó como técnico

- Progreso 1990: el equipo que se codeó con los mejores

- Uruguay 1977: un equipo súper talentoso

- Atenas 1969: el vuelo más alto de las alas negras

- Cordón inauguró un nuevo reinado en 1986

- Universidad Mayor, el equipo de universitarios que jugó en la B

- En 1978, Danubio le ganó dos veces en tres días a Nacional y se puso el traje internacional

- Rampla Juniors 1927, el gran jalón en la historia picapiedra

- Javier Golovchenko: rey en las aguas del samba

- Rampla Juniors 1992: Marcelo Otero lo devolvió a Primera

- Danubio 1989: se tuteó con los mejores del continente

- La carrera que inmortalizó a Isabelino Gradín

- Juan Rodríguez, el remero que usó las palas como alas

- La época dorada de Olimpia: campeón Federal y de América en 1946

- Uruguay campeón panamericano en fútbol en 1983, la medalla que faltaba

- Basáñez 1994, cuando quedó en la puerta de la gloria

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...