Polideportivo > Juan Antonio Rodríguez

Juan Rodríguez, el remero que usó las palas como alas

El sanducero ganó dos medallas de bronce en los Juegos de 1948 y 1952

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2020 a las 05:04

Juan Antonio Rodríguez Iglesias comenzó a incursionar en el remo en 1945 en el club para el que compitió durante toda su carrera: Remeros de Paysandú, de su ciudad natal y en la que actualmente vive con casi 80 años (Nota: Este artículo se publicó en 2007), dedicado entre otras actividades a uno de sus pasatiempos, que también le dio trofeos: la pesca. “Me hicieron muchas ofertas para irme a Brasil” comenta Rodríguez a El Observador, quien mantiene una memoria prodigiosa, “pero opté por quedarme”.

Ya en 1946 comenzó a cosechar títulos y fue campeón nacional con William Jones en el dos sin timonel. En marzo de 1948 se realizaron las pruebas selectivas para los Juegos Olímpicos de Londres. Las mismas fueron en la pista de Melilla en la que tomaron parte botes de Remeros de Salto, Remeros de Paysandú, Nacional de Regatas y Montevideo Rowing.

Risso, como era campeón Sudamericano clasificó en forma directa a los Juegos. Las marcas realizadas por el bote de Rodríguez y Jones fueron espectaculares aunque no eran demasiados los cupos que había para ir a los Juegos Olímpicos de ese año, por más que fue una de las delegaciones más numerosas de Uruguay con más de 60 deportistas. Finalmente recuerda el remero sanducero: “Nuestros tiempos fueron tan buenos que logramos acceder a una plaza en la delegación”.

Un poco de historia

Tras la muerte del Barón de Coubertin, en 1937, y de su sucesor al frente del Comité Olímpico Internacional, BailletLatour, en 1942, fue electo el sueco Sigfrid Edström, quien impulsó la reanudación de los Juegos. El 29 de julio de 1948 el rey Jorge VI inauguró los XIV Juegos Olímpicos, tras el receso de 12 años por la Segunda Guerra Mundial.

Muchos atletas perdieron su momento y otros cayeron en la guerra cuando en Europa aún sobrevolaba la onda del nazismo que justamente había albergado bajo este régimen los últimos Juegos en 1936. Pese a todos los problemas, Londres 1948 tuvo un total de 4.468 atletas, récord hasta ese momento.

Las pruebas de remo debían disputarse sobre el emblemático río Támesis, símbolo de la capital inglesa. El bote uruguayo corrió la serie el 5 de agosto y tras no ganar debió ir al repechaje al día siguiente, que fue ganado por Rodríguez y Jones.

Tras el mismo corrieron el día 7 la semifinal, la que también ganaron por lo que la dupla que había llegado con pocas opciones y casi de relleno a los Juegos, logró el pasaje a la final olímpica. “El 8 de agosto hubo descanso”, recuerda, y como era domingo no había competencia. Esa noche “Jones estuvo afiebrado”.

Los tres remeros uruguayos se volvieron con medallas: Rodríguez y Jones el bronce en el dos y Risso la plata en el single.

A Helsinki 1952 

Las selectivas fueron en Melilla. Esta vez no estaba William Jones y Risso había clasificado como singlista a lo que Miguel Seijas se acercó a Juan Rodríguez Iglesias y le planteó: “Canario, vamos a hacer un doble” y así fue que: “Corrimos con Seijas contra Nacional y Rowing –ambos de Montevideo–, y clasificamos con mejores tiempos que para 1948”, recuerda Rodríguez Iglesias.

Debido a que eran 25 países en la regata, se realizaron series de cuatro botes cada una. Los dos primeros clasificaban, Uruguay fue segundo en su serie, disputada el 20 de julio de 1952, El 21 de julio de 1952 se desarrolló la semifinal en la que Uruguay concluyó segundo tras el bote checoslovaco. Al día siguiente corrió el repechaje contra Estados Unidos y Australia. “Salimos a muerte los primeros 1.300 metros, fuimos adelante en 5 o 6 remadas”, dijo.

La final la corrieron Unión Soviética, Checoslovaquia, Francia, Argentina y Uruguay. Recuerda Rodríguez que al comienzo “los checos, argentinos y rusos arrancaron adelante; a falta de 300 metros pasamos a los franceses y a los checos y terminamos terceros”. La final fue ganada por el bote argentino que integraron Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero, segundo fue el bote soviético y tercero Uruguay.

El repechaje con Risso

En el Sudamericano de Río de 1954, se dio un hecho insólito narrado por el propio remero: “Me hicieron correr una Eliminatoria contra Risso ya que los delegados de Uruguay querían que solo corriera uno de los dos en la final. Fue así que el viernes a las 7 de la tarde, (la regata final era el domingo), corrí la Eliminatoria con Risso y de la bronca que tenía le gané por robo”.

Nacional de Regatas se puso

Para ir a los Juegos Olímpicos de 1948, como nuestro bote no estaba en buenas condiciones, llevamos uno prestado del Club Nacional de Regatas, que a su vez había sido comprado de segunda mano al club San Fernando de Buenos Aires. “Los gringos se llamaban unos a otros y no podían creer con lo que corríamos”.

La medalla de oro de Río de Janeiro 1954 como singlista

Había sido vicecampeón sudamericano en Valdivia, Chile, en 1952 junto al también sanducero León Kosoi. En 1954, con dos Juegos Olímpicos a cuestas, en los que llegó al podio, Rodríguez cumplió su anhelo de correr el single. Fue en el tercer Campeonato Sudamericano de remo. El sanducero fue a la final, luego de la recordada regata con Risso, el domingo 1º de mayo de 1954 en las aguas de la Laguna Rodrigo de Freitas con cuatro botes: Brasil, Chile, Perú y Uruguay, ya que Argentina no participó del evento. “Salió el brasileño Francisco Torres Medina delante y lo dejé mientras iba peleando con el remero peruano, a los 1.300 empecé a ver que los surcos de las palas del brasileño eran cada vez más grandes señal de que lo tenía cerca. En los últimos 100 metros lo tenía al costado, me hizo una guiñada, lo pasé y le gané”, expresó el sanducero a El Observador.

* Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

Floreal García, el boxeador tupamaro

Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

- Cuando el hockey femenino sobre césped estuvo en la cima sudamericana, en 2000

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

- Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

- Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

- Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

- Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

- El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

- Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

- Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

- Peñarol, precursor de la Federación en 1923

- Cuando River Plate quedó en la puerta de la historia

- Goes campeón Federal de 1958, cuando le ganó a Moglia

- Sud América 1994: la primera hazaña de Ribas

- Wanderers 1986: una generación de cracks

- Defensor Sporting 1991: la tercera perla de los violetas

- La gloria llegó a Villa Biarritz, Biguá campeón sudamericano de 1992

- Old Christians, el dueño de la década de 1980

- Un día, después de tanto invertir, Hebraica Macabi cortó la racha y ganó el Federal 1994

- Cuando seis jugadores de Rampla fueron a prisión antes de empezar la pre Libertadores

- Racing 1989: se le cumplió el ascenso con un equipo soñado

- Welcome 1999: despejó el camino para el tetra

- Pedro Garra: le hizo honor a su apellido

- Peñarol, campeón uruguayo de 1986 por una firma

- Nacional fue campeón Uruguayo en 1992, y Hugo De León no dio la vuelta

- La época dorada del básquetbol uruguayo: cuatro títulos Sudamericanos consecutivos y 22 partidos sin derrota

- Peñarol 1969, cuando Pedro Rocha enmudeció a La Plata

- En 1984, River Plate ascendió a Primera de la mano de Don Roque Máspoli

- El Mundial sub 20 de Malasia 1997: un sueño en medio del desierto

- Rentistas 1971: la primera vez del bicho

- Defensor fue el mejor de 1987, con pedigrí de campeones

- Porongos, el primer equipo del Interior que clasificó a un torneo continental

- Liverpool volvió a Primera en 1987 y el Tola Antúnez debutó como técnico

- Progreso 1990: el equipo que se codeó con los mejores

- Uruguay 1977: un equipo súper talentoso

- Atenas 1969: el vuelo más alto de las alas negras

- Cordón inauguró un nuevo reinado en 1986

- Universidad Mayor, el equipo de universitarios que jugó en la B

- En 1978, Danubio le ganó dos veces en tres días a Nacional y se puso el traje internacional

- Rampla Juniors 1927, el gran jalón en la historia picapiedra

- Javier Golovchenko: rey en las aguas del samba

- Rampla Juniors 1992: Marcelo Otero lo devolvió a Primera

- Danubio 1989: se tuteó con los mejores del continente

- La carrera que inmortalizó a Isabelino Gradín

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...