Polideportivo > CAMPAÑAS

Javier Golovchenko: rey en las aguas del samba

Uno de los nadadores más importantes de la historia uruguaya conquistó logros increíbles luego de tres años en Brasil

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2020 a las 05:04

A los 18 años, cuando hay que empezar la Universidad, en tu casa ya te miran con ojos de: ‘¿Y cuándo vas a trabajar?’ Entonces es difícil aguantar con la natación porque el deporte no te da de comer”. Javier Golovchenko, de 22 años, acaba de batir en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 el registro nacional de los 200 mariposa (2’04”96) que ostentaba desde 1986 el mítico Carlos Scanavino y desnudaba a El Observador la crudeza del deporte nacional amateur.

“Le agradezco a Biguá y al Comité Olímpico todo el apoyo que me dio y este logro es a pesar de la Federación de Natación. Sin apoyo es muy difícil. Yo tuve la suerte de prepararme en Brasil y así pude mejorar mis marcas”, dijo dos días después cuando mejoró su marca y dejó el récord nacional de los 100 mariposa en 55’26” con lo que mejoró su récord de 55’73”.

Pasaron 12 años desde entonces y la realidad del deporte nacional permanece inmutable. Sin embargo Golo dejó su marca. No solo en Atlanta 1996 sino también en las piletas nacionales y en su paso por Brasil entre 1996 y 1998.

“Mi entrenador (Gustavo Ferradans) me hizo los contactos para llegar a Brasil en febrero. Al principio apenas me dieron la chance de probarme (en Pinheiros de San Pablo), pero al mes mejoré las marcas y me invitaron a quedarme todo el año”, reveló el actual DT de Biguá.

“Lógicamente que lo más grande de mi carrera fue haber ganado los 200 mariposa en Brasil, donde existe un gran nivel de natación, o conseguir los récords paulistas en el 100 m y 200 m, pero también me quedo con Atlanta y los momentos que tuve en Uruguay siendo campeón juvenil y nacional”, afirmó.

La vuelta

Fluminense –su último club en Brasil– quebró En 1998. “Tenía propuestas de otros equipos, pero preferí volver incentivado por la alternativa que me planteó Biguá”, recordó Golo. Era marzo de 1999.

Así comenzó su etapa de entrenador donde en el club de Villa Biarritz monopolizó los títulos nacionales desde ese año a la fecha.

“Soy muy hincha de Biguá; me ha dado muchas alegrías en todo sentido, como nadador y como técnico. Hasta como padre, porque mis hijos (Matías de siete años y Catalina de uno, fruto de su relación con la ex nadadora Cecilia Gualtieri) concurren al club. Tengo muchas amistades y estoy muy feliz de trabajar ahí”. Y sus palabras reflejan emoción.

“Me encanta lo que hago porque disfruto tanto dar un entrenamiento teórico como uno práctico. En Biguá somos una gran familia y, además, soy fanático de lo que hago por eso siempre estoy actualizando conocimientos y estudiando”, confesó.

Los comienzos

A los siete años se tiró por primera vez a las piscinas de AEBU llevado por amigos que más tarde abandonarían las piletas pero nunca la unión con Golovchenko.

“Lo mío se dio naturalmente porque me iba bien, bajaba récords infantiles y juveniles, y a eso se le sumó que me gustaba el deporte. La vida te va marcando. Pasé momentos muy buenos en la natación y de los otros, pero tuve la suerte de quedar vinculado al deporte de por vida”.

En 1993 llegó a Biguá. Para no irse nunca más. Ni siquiera en los tres años en los que se zambulló en la historia al dominar las aguas de la monstruosa Brasil. “Nunca dejé de nadar por el club, estaba allá e igual venía”, dijo.

Si se busca nombre para la pileta del club, la dirigencia no va a tener mucho trabajo.

* Este artículo formó parte de la serie "Campañas" que semanalmente, entre el 27 de marzo de 2006 y 1° de marzo 2010, publicó El Observador en su edición impresa y que en estos tiempos de encierro permitirán recordar las mejores actuaciones de equipos e individuales en todos los deportes en Uruguay

Repasá más notas de Campañas: 

Liverpool 1974, un negriazul lleno de magia

Uruguay 1999, la historia de la sub 20 que terminó cuarta en el Mundial de Nigeria

Uruguay 1992: cuando la maldición de los JJOO no daba tregua al fútbol celeste

Peñarol 1952-1957, el tercer quinquenio de los aurinegros

Nacional campeón de la Recopa Sudamericana e Interamericana

El récord de 36 goles de Fernando Morena en 1978

Una época que emociona a Nacional: el quinquenio y la máxima goleada clásica

Peñarol y el mayor récord de partidos invicto por el Campeonato Uruguayo

El récord del Flaco García que duró 70 años, hasta que lo rompió Munúa

Peñarol campeón de América en 1987

Bella Vista campeón del Uruguayo de 1990

Defensor de 1960, la primera estrella violeta y estrenó los revolcones a los grandes

La historia de la Libertadores 1970, cuando Peñarol llegó a la final a pesar de los dopajes positivos

Peñarol ganó el campeonato Uruguayo 1959 tras un clásico para el infarto

Floreal García, el boxeador tupamaro

Copa América de 1935, cuando nació la garra charrúa

Aguada campeón Federal 1974, el equipo que rompió todos los pronósticos

Goes campeón Federal en 1947, el título que llegó con el empuje de un barrio

- Cuando el hockey femenino sobre césped estuvo en la cima sudamericana, en 2000

Una hazaña bien uruguaya: Fabini y Meerhof campeones del mundo de snipe en 1989

Irlanda conoció la garra charrúa con los Teritos en 2001

Cuando Wanderers pasó de la B a la Copa Libertadores

La historia se lo imponía, y Nacional arrasó en el Campeonato Uruguayo de 1998

La primavera de Marcelo Filippini en 1997: el año soñado del tenista celeste

- La inolvidable Liguilla donde nació el Peñarol campeón de América 1987

- La noche que Peñarol enmudeció a Estudiantes de La Plata en la Supercopa de 1969

Old Boys 1975, el grito del león que quedó en la historia del rugby uruguayo

- Cuando Uruguay clasificó a Italia 1990 de la mano de Ruben Sosa

- Primera Vuelta Ciclista del Uruguay: cuando no solo era pedalear

- Uruguay campeón sudamericano de 1995: cuando reinar en América era algo habitual

- Uruguay 1982: los pibes de oro en acción que se llevaron el Sudamericano

- El día que Margarita Grun demostró a los 31 años que podía mejorar su velocidad

- La era dorada de Peñarol en básquetbol: campeón Federal 1982 en conquista memorable

- Cordón 1992: el año que pasó la aplanadora

- Los Cuervos 1959-60: los carasucias del rugby

- Uruguay 1993: repatriados, esa mala palabra que marcó una época gris del fútbol uruguayo

- Florbel Pérez, de Neptuno a semifinalista en natación en los Juegos Olímpicos de 1952

- El año que Defensor Sporting fue campeón en tribunales de la AUF

- Cuando Carrasco Polo empezó a ser grande

- La selección uruguaya de waterpolo que hizo historia en 1929

- La Mennais 1992-2002: un huracán de color celeste

- Mandiyú 1988: el equipo de los uruguayos

- Nacional 1940-1942; una topadora en la cancha

- El primer triunfo de Nacional en la Liga fue en 1903, pero se definió en 1904 por la guerra

- Peñarol, precursor de la Federación en 1923

- Cuando River Plate quedó en la puerta de la historia

- Goes campeón Federal de 1958, cuando le ganó a Moglia

- Sud América 1994: la primera hazaña de Ribas

- Wanderers 1986: una generación de cracks

- Defensor Sporting 1991: la tercera perla de los violetas

- La gloria llegó a Villa Biarritz, Biguá campeón sudamericano de 1992

- Old Christians, el dueño de la década de 1980

- Un día, después de tanto invertir, Hebraica Macabi cortó la racha y ganó el Federal 1994

- Cuando seis jugadores de Rampla fueron a prisión antes de empezar la pre Libertadores

- Racing 1989: se le cumplió el ascenso con un equipo soñado

- Welcome 1999: despejó el camino para el tetra

- Pedro Garra: le hizo honor a su apellido

- Peñarol, campeón uruguayo de 1986 por una firma

- Nacional fue campeón Uruguayo en 1992, y Hugo De León no dio la vuelta

- La época dorada del básquetbol uruguayo: cuatro títulos Sudamericanos consecutivos y 22 partidos sin derrota

- Peñarol 1969, cuando Pedro Rocha enmudeció a La Plata

- En 1984, River Plate ascendió a Primera de la mano de Don Roque Máspoli

- El Mundial sub 20 de Malasia 1997: un sueño en medio del desierto

- Rentistas 1971: la primera vez del bicho

- Defensor fue el mejor de 1987, con pedigrí de campeones

- Porongos, el primer equipo del Interior que clasificó a un torneo continental

- Liverpool volvió a Primera en 1987 y el Tola Antúnez debutó como técnico

- Progreso 1990: el equipo que se codeó con los mejores

- Uruguay 1977: un equipo súper talentoso

- Atenas 1969: el vuelo más alto de las alas negras

- Cordón inauguró un nuevo reinado en 1986

- Universidad Mayor, el equipo de universitarios que jugó en la B

- En 1978, Danubio le ganó dos veces en tres días a Nacional y se puso el traje internacional

- Rampla Juniors 1927, el gran jalón en la historia picapiedra

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...